Jueves, 18 de Julio del 2019
turismo

Arequipa Colonial

EL CONVENTO DE SANTA CATALINA

Considerado uno de los más hermosos de América, el Convento de Santa Catalina fue fundado el domingo 2 de octubre de 1580. Para hacer realidad su construcción no sólo se tuvo que hacer una fuerte inversión , sino emprender una serie de gestiones ante la corte de Madrid y autoridades religiosas de Lima y España, dado que trataba de un proyecto novedoso: acoger damas, preferentemente de alta alcurnia, con vocación religiosa, a fin de llevar a cabo obras de caridad y fomentar a su vez nuevas vocaciones.

Un muro alto y grueso de sillar reforzado con contrafuertes protege la parte exterior del convento. En el interior encontramos un laberinto de calles con nombres de ciudades españolas: Granada, Málaga, Sevilla, Toledo, entre otras. Todas desembocan en una plazoleta con una pileta en el centro. El claustro se divide en “convento viejo” y “convento nuevo”.

La dimensión de las habitaciones eran conforme con el status social y la investidura de las monjas. También contaba con talleres para realizar labores de cocina, lavandería, refectorio, enfermería entre otros.

La iglesia posee una nave con cúpula y torre en forma cuadrada. En su interior se conservan pinturas cusqueñas y españolas de valor incalculable.

El convento fue abierto al público en la década del ochenta y, pesar de los años transcurridos se conserva en buen estado, incluyendo los confesionarios y locutorios. En los jardines se plantaron flores de procedencia americana y europea.

LA HACIENDA DE HUASACACHE

Labrada completamente en sillar, la Hacienda de Huasacache es una muestra magistral de arquitectura arequipeña. De su nombre al hecho de que el terreno sobre el cual se levanta perteneció al ayllu de Huasacache. En la conquista española, Francisco Pizarro se lo entregó a Diego Hernández; luego fue transferido a García carbajal, hijo de Garci Manuel de Carbajal, fundador de Arequipa. En 1585 pasó a formar parte de la Compañía de Jesús. Tras la expulsión de los jesuitas, Huasacache fue vendida. La familia Goyeneche la compró en 1785.

La Casa del Fundador cuenta con una galería con columnas pero carece, z diferencia de la mayoría de haciendas, de patio con pórticos. A través de una portada adornada con sencillez, encontramos la entrada; después de recorrer el zaguán se llega a un patio en cuyo centro está una fuente La hacienda no solo sirvió de vivienda, sino también como centro de acopio y administración. En cuanto a la capilla, aun cuando perteneció a la Compañía de Jesús, era de regular tamaño.

LA CATEDRAL

Situada al lado norte de la Plaza de Armas, su diseño se remonta al siglo XVII. Destacan sus altas torres y las arquerías de sillar. De estilo renacentista, los trabajos de su construcción se iniciaron en 1621 y se terminaron en 1656. En el interior sobresale el tallado en madera de la sillería del coro, el altar mayor, el púlpito y la sacristía.

LA COMPAÑÍA

El templo más antiguo e importante, desde el punto de vista de la arquitectura religiosa es de La Compañía de Jesús. Situado en las esquinas de las calles Ejercicios y General Morán, destaca por la prodigiosa ornamentación de su frontón. La imagen central de la iglesia es la de Santiago Matamoros. Cuenta con tres altares dorados de estilo barroco mestizo y un púlpito llamativo.

SAN AGUSTÍN

Ubicado en la esquina de las calles San Agustín y Sucre, la Iglesia Agustín fue reconstruida en 1868, a consecuencia del sismo de 1868. Sin embargo, en el proceso de instauración se conservó el estilo original, barroco mestizo. La portada está ornamentada de gruesos relieves con temas iconográficos, mientras que la nave alberga una importante colección de pinturas de la época del virreinato.

SANTO DOMINGO

Dos movimientos telúricos causaron destrucción en el templo de los dominicos, primeros misioneros que llegaron a Areqipa. La iglesia tal y conforme se encuentra hoy fue concluida en 1649. Destaca el labrado de enredaderas y rosetas, combinado con flores y ángeles, alrededor de la imagen del santo. En el siglo 17 tuvo que ser rehabilitado debido a los daños ocasionados por el terremoto de 1868.

SAN FRANCISCO Y LA TERCERA ORDEN

Construida en 1569, estaba conformada por una sola nave en forma de bóveda y un santuario con cúpula, fue remodelado y ampliado en 1687, a causa de un terremoto que le ocasionó serios daños. Sobresale el coro hecho a base de piedra y el frontis de ladrillo, artísticamente configurado. Debido al sismo de 1960, tuvo que ser reconstruida conforme el diseño original. Junto a esta iglesia se halla una pequeña, de la Tercera Orden, que posee la forma de una cruz latina.

LA MERCED

En 1548 se fundaron la iglesia y el convento de La Merced. Dos aspectos distinguen al templo: la cúpula que sobresale encima del crucero de la nave y el pórtico de estilo mudéjar.

SANTA TERESA

Situado en la esquina de las calles Peral y Melgar, el monasterio de Santa Teresa fue edificado en 1700. Por la calle Peral se puede observar grandes contrafuertes que sujetan el templo. Cuenta con una pila bautismal de piedra.

IGLESIA DE CAYMA

Denominado “el balcón de Arequipa”, por el extraordinario paisaje que desde allí se observa, está la Iglesia de Cayma, a 3 km. del centro de la ciudad. Fue reconstruida por Pérez del Cuadrado en 1719 y está dedicada a la Virgen de la Candelaria. Posee caracteres artesanales propias del barroco mestizo.

IGLESIA DE YANAHUARA

Con una sola nave, una fachada sobria que exhibe columnas que flanquean la puerta, se encuentra la Iglesia de Yanahuara. Un nicho en forma de concha sirve de resguardo a la imagen tallada en sillar de la Virgen del Rosario.

IGLESIA DE CHIGUATA

A 28 Km de Arequipa, en la plaza de Chiguata, está la iglesia de Espíritu Santo, construida a fines del siglo XVIII. Pertenece al estilo barroco y su portada está labrada en sillar, con ángeles y flores en actitud de alabanza.









Carros Hyundai