Sábado, 10 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Todo está listo para la II Subasta Internacional de Finos Cafés en Chanchamayo, Junín

Publicado el 20/07/16

Por segundo año consecutivo, la región Junín será el escenario principal y estará en la mirada del mundo cuando esta semana —jueves 21 y viernes 22—se realice la II Edición de la Subasta Internacional de Finos Cafés “Grano de Oro 2016”. La organización de dicho evento compromete al Gobierno Regional de Junín, las municipalidades de Chanchamayo y San Luis de Shuaro, la Cooperativa Agraria Cafetalera Eko Palomar S.R.L. y la empresa que más promueve el café en la región, Chanchamayo Highland Coffee.

El evento cuenta además con el auspicio de los ministerios de Agricultura y Riego (Minagri), y de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur). Participarán en la subasta empresarios de Emiratos Árabes Unidos, Unión Europea, Estados Unidos y Asia. De esta manera, los productores cafetaleros de Junín accederán al mercado internacional a través de Chanchamayo Highland Coffee, con los microlotes de finos cafés ganadores en la subasta, lo cual les permitirá mejorar su nivel de vida y, además, motivará a las demás organizaciones cafetaleras a mejorar la calidad del producto.

En esta subasta internacional, que se desarrollará en el “Parque Nacional del Café Sanchirio El Palomar”, en el distrito de San Luis de Shuaro, provincia de Chanchamayo, los compradores nacionales y extranjeros se beneficiarán comprando un buen café y promocionándolo como “Grano de Oro 2016”, incluyendo la utilización del nombre y el prestigioso logo de “Finos Cafés” en el etiquetado del producto final.

La modalidad de la subasta iInternacional será a través de la puja a martillo, para lo cual los interesados deberán registrarse en la página web y, una vez recibido su registro, se les entregará el número de muestras solicitadas. Con respecto a los precios base, los establece cada organización de productores. La Subasta Internacional de Finos Cafés se llevó cabo por primera vez el pasado año con la participación de empresarios americanos y chinos.

En 2015 se obtuvo el precio récord a nivel mundial para los microlotes de finos cafés a US$ 1,645 el quintal (46 kilos), a comparación del precio de mercado según la bolsa de valores de Nueva York, de US$ 140. De las 36 muestras de café que presentaron las diferentes organizaciones cafetaleras en la primera edición del evento, quedaron tres ganadoras, quienes obtuvieron las medallas de oro, plata y bronce otorgadas por el Gobierno Regional de Junín, además de reconocimientos por parte del Congreso de la República.

José Jorge Durand, gerente de Comercialización de Chanchamayo Highland Coffee —empresa coorganizadora de la puja—, manifestó que en el emprendedor distrito de San Luis de Shuaro se produce el llamado “Café Misha”, que se genera a partir del fruto maduro del cafetal que es tragado por un coatí oriundo de la zona conocido como “Mishasho”. “Este animalito se traga los granos del café. Al no poderlos digerir los expulsa. Del excremento se escoge, se lava, se seca, se tuesta y resulta ser el café más caro y exótico del mundo”, explicó José Jorge.

“Mucha gente se llena la boca diciendo ‘tengo el café más fino del mundo’ y yo les digo ¿cuánto de plata reciben por ese café más fino del mundo? Están recibiendo un precio de mercado, un precio que no cubre los costos de producción; están perdiendo dinero con el cultivo de café. Pero si a ese café lo subastamos (…) entonces hacemos algo real”, comentó José Jorge Durand, recordando que en la subasta del año pasado se vendió el kilogramo de café a 37 dólares, mientras que el precio de mercado era de apenas 6.30 soles.

“Traer a estos empresarios de Estados Unidos, desde Dubái, desde Europa, no es fácil. Si hemos logrado consolidar esto (la II Subasta Internacional de Finos Cafés) es por los años de trabajo que tenemos en el mercado. Gracias a PromPerú y al Ministerio de Agricultura que nos dieron la mano”, agregó el representante de Chanchamayo Highland Coffee, quien también agradeció a los congresistas Federico Pariona Galindo y Johnny Cárdenas Cerrón por haber otorgado un reconocimiento a los agricultores de la zona. “Cuando nuestros agricultores reciben un premio, les da más valor para seguir en el campo”, acotó.