Domingo, 19 de Septiembre del 2021
turismo


Fundación Wiese apuesta por la investigación del Complejo arqueológico El Brujo

Publicado el 01/10/18

El complejo arqueológico El Brujo, en La Libertad, se beneficiará con el primer proyecto de obras por impuestos dedicado a la investigación. Así lo anunció Ingrid Claudet, gerente general de la Fundación Wiese, encargada de esta iniciativa, en el programa De Cazuela de Andina Online.

De acuerdo con la vocera, se trabajará a la vez en tres sectores. Dos de ellos presentan evidencia de la cultura mochica, mientras que el restante ha sido ocupado desde el período precerámico.

Claudet recordó que este lugar, donde hace más de una década se encontró a la Señora de Cao, todavía guarda varios secretos. Manifestó que se calcula que solo se ha estudiado 5% de este sitio.

“Antes era una pampa estéril entre dos cerros, ahora es un atractivo que convoca a más de 60,000 personas al año”, relató.

La portavoz manifestó que los trabajos de la Fundación Wiese se iniciaron allí hace 28 años, por iniciativa de Guillermo “Pancho” Wiese. El empresario apoyó los estudios del arqueólogo Régulo Franco, quien sigue a cargo de la investigación. Claudet mencionó que en todo momento se coordinó con el Estado.

Metas

Otro aspecto que resaltó es que la Fundación Wiese, con este proyecto y otros similares, tiene dos objetivos. Por un lado, generar y difundir conocimiento nuevo. Por el otro, mejorar la calidad de vida de la comunidad del lugar. Por ejemplo, hace poco patrocinó un congreso de arqueología en Trujillo. A este evento asistieron profesionales de diversas partes del mundo.

Por otro lado, contó que algo más de 20 son los empleos directos que genera el proyecto, pero son más los que crea de forma indirecta. A ello se suma el flujo turístico que aumenta. Asimismo, está la ganancia en identidad y autoestima.

Recordó, por ejemplo, los festejos que realiza el vecino pueblo de Magdalena de Cao teniendo tatuada como figura central una réplica de la famosa gobernante. Un dato que proporcionó Ingrid Claudet es que las excavaciones unirán los dos sectores de presencia mochica que se trabajarán en el proyecto. Ello permitirá al visitante tener una mejor experiencia al recorrer el complejo de El Brujo.

En ese sentido, mencionó que entre lo ya descubierto figura una pared con bellos frisos marinos, una de las vistas favoritas de los turistas que llegan al lugar. Sin embargo, todavía falta bastante por desenterrar y poner en valor. Trajo a la memoria también que esta pampa fue profusamente huaqueada. No obstante, ese comercio ilegal no dejó ninguna riqueza para el lugar.

Caso contrario es el de un emprendimiento como el de la Fundación Wiese, que genera fuentes sostenibles de empleo. Asimismo, al ser el primer proyecto de obras por impuestos para el sector arqueología que se desarrolla en el Perú, se abren las puertas para otras iniciativas similares. Claudet refirió que en el reciente congreso de arqueología auspiciado por su institución se calculó que el porcentaje de sitios prehispánicos estudiados en el país resulta muy bajo en comparación con la riqueza histórica que tenemos.

Datos

La Fundación Wiese se fundó hace 58 años.

Se calcula que 147 puestos de trabajo se han generado con el proyecto arqueológico El Brujo.

“Antes el complejo arqueológico el Brujo era una pampa estéril entre dos cerros. Hoy convoca a 60,000 turistas al año”.

100 hectáreas comprende el sitio arqueológico El Brujo.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *







Carros Hyundai