Miercoles, 25 de Noviembre del 2020
turismo


Tout est Fétichiste/Tout est Politique Cecilia Noriega-Bozovich, entre lo Real y lo Simbólico

Publicado el 10/01/14

El martes 14 de enero, a las 7:30 de la noche, la Galería Germán Krüger Espantoso del Instituto Cultural Peruano Norteamericano de Miraflores inaugura una peculiar muestra histórica. Un despliegue de materiales insólitos que rinden impresionante cuenta de los recorridos artísticos de Cecilia Noriega-Bozovich (Chimbote, 1954) por entre los pliegues de las relaciones entre el fetichismo y el poder que marcan de manera tan precisa la historia peruana reciente.

Entre 1999 y 2001 sus trabajos impactan profundamente las definiciones locales de lo artístico mediante interacciones con lo popular en las calles, plazas, playas e incluso los desangelados cielos de la gran Lima. Mediante un mayúsculo esfuerzo museográfico, la curaduría de Gustavo Buntinx y las propuestas de Micromuseo (“al fondo hay sitio”) rescatan la fugacidad de esas intervenciones no sólo en su creativa documentación de época ––sobre todo fotografías y videos–– sino también en sus impresionantes restos materiales: banderolas publicitarias perturbadas, fatuos sillones presidenciales, vehículos militares travestidos…

Cecilia Noriega-Bozovich, ha vivido moviéndose entre Perú y España y desde hace dos años reside en Lima. Ha trabajado de manera aguda sobre el fetichismo, género, poder e inmigracion. Ha realizado numerosas muestras personales y ha participado en eventos internacionales, tales como la IV Bienal Arte contemporáneo de Florencia (tercer premio de fotografía); Feria ARCO, Armory Show en Nueva York; Certamen IV Centenario Internacional de el Quijote en España (Finalista Video), en el Museo de Arte Contemporáneo Reina Sofía en España; Trienal de Chile; MERCOSUR, Bienal Internacional en Brasil; también ha expuesto en países como Italia, Brasil, Estados Unidos, Cuba, Canadá y Perú. Ha publicado dos poemarios y relatos breves. Para más información, pueden visitar su página:http://www.noriegabozovich.com/

Sobre la exposición

Al igual que el país entero, a largo de este corto siglo Noriega-Bozovich reinventa sus varias vidas anteriores en sucesivas experimentaciones que confunden y desbordan las fronteras acostumbradas del arte y de la política. Dos categorías agudamente articuladas desde la categoría psicoanalítica del fetichismo: Tout est fétichiste / Tout est politique, rezan en paródico francés sus manifiestos de época.

Pero el fetiche es siempre la compensación por exceso de un vacío. La sustitución exagerada ––desplazada–– de una carencia imaginaria, una ausencia fálica. La fantasía regresiva de una castración negada / reparada en la que sin embargo el arte a veces logra configurar un subvertido resto de utopía. Social e íntima.

Una asociación incisiva, reprimida, liberada por Noriega-Bozovich durante el angustioso trance hacia la democracia que en nuestro país coincide con los tránsitos al nuevo milenio. Y luego reprocesada desde las pulsiones ocultas tras los nuevos lujos y los miedos nuevos instalados entre nosotros por al actual revolución capitalista que todo lo redefine.

La feminización de lo marcial es precisamente una de las estrategias cruciales gloriosamente desarrolladas por Noriega-Bozovich durante esos años cruciales. A partir de 2010, sin embargo, ella explora otras claves ocultas del fetichismo, ahora cifradas en un lujo seductor y siniestro, decorativo y sacro al mismo tiempo. Joyas casi, que impresionan por las transparencias turbias de los polímeros con que la artífice atrapa hojas de coca y casquillos de balas para hacer de ellos un ladrillo, una baldosa, una mampara. Incluso un ara o altar.

Un contrapunto abismal ––pero decisivo–– para la línea rosa que identificaba antes su producción más característica. La feminización de lo marcial deviene la tanatización del goce. Del lujo y de la lujuria.

De la escultura social a la subversión de interiores. Opuestos complementarios de una misma y crucial estrategia en la que Noriega-Bozovich revela y revierte ––pervierte–– el inconsciente colectivo del poder actual: el lumpencapitalismo, la narcolepsia, la espectacularización vulgar, la marcialización y el simulacro…  Todos los agobios que empantanan el imaginario nacional entre las categorías psicoanalíticas de lo Real y lo Simbólico, para abusar de las categorías acuñadas por Jacques Lacan. La ardua erección de algún tipo de Orden y Sentido, socavado siempre por las continuas regresiones hacia lo anárquico e informe.

La crisis fálica: una falencia estructural en el derrotero político y social de nuestras peruanas vidas. Personales e históricas. Pocas obras como la de Noriega-Bozovich lo ponen en tan desafiante evidencia. Y pocas exposiciones lo ponen en evidencia tan urgida.

TOUT EST FÉTICHISTE /

TOUT EST POLITIQUE

 

Cecilia Noriega-Bozovich,

entre lo Real y lo Simbólico

(1999-2013) 

Curaduría: Gustavo Buntinx

Un proyecto de Micromuseo (“al fondo hay sitio”)

Inauguración: 14 de enero de 2013, 7:30 PM

GALERÍA GERMÁN KRÜGER ESPANTOSO

INSTITUTO CULTURAL PERUANO NORTEAMERICANO

Avenida Angamos Oeste 160, Miraflores, Lima

 



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *






Carros Hyundai