Martes, 1 de Diciembre del 2020
turismo


Pioneros del funk y el latin jazz en el Perú vuelven a los escenarios

Publicado el 18/01/12

Lima, ene. 18 . La banda peruana Black Sugar, pionera en la fusión de rock con funk, jazz latino y salsa, vuelve a reunirse este sábado 21 de enero para hacer recordar a sus seguidores el sonido de los primeros años de la década de 1970.

Black Sugar

El reencuentro tendrá lugar en el Jazz Zone, local del distrito limeño de Miraflores, y se realiza en el marco de una celebración que para esa noche prepara Carlos ‘Pacho’ Mejía, cantante de la referida agrupación, que entre 1970 y 1978 lanzó dos discos de larga duración hoy sumamente apreciados en Europa, Asia y Norteamérica.

“Con Black Sugar fuimos los primeros en hacer música funk en el Perú”, señaló Mejía, quien mantiene hasta la fecha un registro vocal sumamente similar al de los cantantes de música negra norteamericana.

Durante la presentación, el cantante también encabezará los otros grupos a los que ha pertenecido a lo largo de las últimas cuatro décadas. Así, también interpretará piezas clásicas del blues junto a los músicos de Pro Blues Band y abordará el repertorio del rock de los años 70 junto a la banda Mr. Blues.

En la primera participan destacados músicos identificados con el rock clásico hecho en el Perú, como Marco Maizel (guitarrista del grupo Uchpa), el baterista Julio Chávez Cabello (de Los Shain’s) y Juan Carlos Barreda (de Pepper Smelter y Los Belking’s). En el segundo, entre otros, participan Walo Carrillo (de Telegraph Avenue y Los Holy’s), Walter Lamadrid (del grupo Pax) y Christian Van Lacke.

En cuanto a los planes para el futuro, Mejía señaló que estos contemplan la posibilidad de grabar canciones nuevas con Black Sugar. “Estoy componiendo nuevamente con Miguel ‘Chino’ Figueroa, pero tratando que el grupo tenga un sonido contemporáneo”, dijo a la agencia Andina.

La referida agrupación, fundada por el tecladista Figueroa y el guitarrista Víctor ‘Coco’ Salazar, inició sus actividades en 1969, tras una etapa en la que se llamaban Los Farfen. Con el ingreso de Mejía, el estilo anterior, basado en la música negra norteamericana, fue acentuándose sobre esos mismos lineamientos, a los que se añadieron también arreglos propios del jazz latino.

Sobre esas premisas, y con la producción del ya fallecido músico Jaime Delgado Aparicio, Black Sugar editó en 1970 su primer álbum, formado casi íntegramente por canciones propias, destacando entre ellas la pegajosa ‘Viajecito’. Por lo demás, las dos versiones ajenas allí incluidas mostraban la personalidad del grupo.

Así, en ‘Pussycat’, de la banda estadounidense Blood, Sweat & Tears, se añadió percusión de estirpe afroperuana. “Hicimos ese arreglo para que (la compañía de baile y teatro) Perú Negro la mostrara en Japón, pero finalmente no pudimos viajar con ellos”, recordó Mejía.

Tanto el primer disco de Black Sugar, como el siguiente –titulado ‘Volumen 2’ y publicado en 1974- tuvieron un enorme éxito de ventas debido a su festiva fusión de diversos ritmos y a arreglos musicales que con el tiempo vienen siendo aún más valorados que en su momento.

“No éramos músicos de estudio, porque todo lo hacíamos de oído”, dijo Mejía. “Tanto ‘Coco’ como ‘Chino’ tenían entre 24 y 25 años y tenían una gran capacidad musical que era perfeccionada más aun por Delgado Aparicio”.

Hoy, los integrantes originales de Black Sugar ensayan para la reunión de este sábado con la que celebrarán además el cumpleaños de su cantante. Todo empieza a partir de las 22.00 horas.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *






Carros Hyundai