Lunes, 18 de Enero del 2021
turismo


Bolivia plantea cruzada para salvar el planeta

Publicado el 26/04/10

Una ceremonia ancestral (waj’ta, en aymara) en la que participaron amautas andinos (sacerdotes) y representantes de pueblos indígenas de los cinco continentes del mundo abrió ayer la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra que reúne a más de 20 mil delegados de 129 países en el estadio de la población rural boliviana de Tiquipaya, en Cochabamba.

Con el ulular de pututus (instrumento de viento construido del cuerno de res), quenas y zampoñas, instrumentos típicos de Los Andes, con ofrendas tradicionales y vestimentas multiculturales y multicolores, los amautas pidieron permiso al “Padre Cosmos” y a la “Madre Tierra” para abogar por posiciones de consenso en defensa de la naturaleza y de la humanidad.

En la cita se estudiará la creación de un tribunal de justicia climática para sancionar a las naciones contaminantes

La ceremonia ancestral fue seguida por el discurso del presidente de Bolivia, Evo Morales, quien inauguró de forma oficial la conferencia mundial con un llamamiento a generar una cruzada mundial para salvar el planeta y acabar con el capitalismo, porque lo considera culpable del cambio climático.

“Sólo tenemos dos caminos: La Pachamama (Madre Tierra en aimara) o la muerte. Muere el capitalismo o muere la Madre Tierra, vive el capitalismo o vive la Madre Tierra”, dijo Morales.

“En este evento internacional tenemos que gestar un gran movimiento continental e intercontinental. De esta cumbre de los movimientos sociales del mundo tenemos que organizar una campaña en defensa de los derechos de la Madre Tierra”, agregó el gobernante.

Si no se lucha contra el capitalismo, dijo el Mandatario, los movimientos sociales serán “cómplices” del deterioro de la naturaleza que está provocando terremotos, maremotos, hambruna y migraciones masivas.

El presidente Morales sorprendió cuando en su discurso inaugural afirmó que algunas de las supuestas consecuencias en el ser humano de la crisis climática en la agricultura y de la comida transgénica.

A su juicio, eso explicaría, por ejemplo, que los pollos que son tratados con hormonas produzcan “desviaciones” de tipo sexual en los hombres o que haya más calvos en el mundo.

El Gobernante boliviano asumió en diciembre pasado el compromiso de organizar una reunión mundial de la sociedad civil tras criticar, junto a sus pares de Venezuela, Nicaragua y Cuba, las conclusiones de la conferencia mundial de Copenhague que -según él- no recogía consensos mínimos para evitar o frenar el calentamiento global.

Así, Cochabamba es por tres días el centro de una conferencia mundial con delegados de 129 países que debaten propuestas para enfrentar el cambio climático, que deben ser presentadas en la conferencia sobre el clima de las Naciones Unidas en noviembre próximo, en México.

Un total de 17 mesas de trabajo trabajarán hasta mañana en el diseño de recomendaciones y propuestas como la organización de un tribunal de justicia climática para sancionar a naciones contaminantes, un referendo mundial para frenar acuerdos de las potencias sobre el clima y la creación de un organismo paralelo a la ONU para reforzar políticas ambientalistas.

Indígenas bolivianos quechuas y aymaras, de Chile, Perú, Centroamérica e incluso Estados Unidos y Europa han llegado a la cita, al igual que activistas contra la globalización de África, Asia y Oceanía, bajo el eslogan “cambien de modelo, no cambien el clima”.

“Hay una profecía, este mensaje nos dice a la humanidad que tenemos que parar para no quitar la vida a la Pachamama (Madre Tierra en lengua quechua)”, afirmó Faith Gammill, quien dijo representar a indígenas de Alaska y Canadá.

En la inauguración Alicia Bárcena, representante del secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, fue abucheada.

Bárcena -secretaria general de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL)- amenazó con retirarse si los silbidos continuaban.

“Venimos con todo respeto a escuchar a los pueblos; nos han invitado ustedes, pero si no quieren que estemos, nos podemos retirar”, dijo, aunque luego pudo terminar de decir su discurso.

Desde África, Nima Basey expresó su saludo desde el centro del mundo y dijo que en ese continente los pueblos originarios se sienten inspirados por los pueblos que luchan por la justicia, por la naturaleza.

“Por primera vez los pueblos pueden buscar soluciones con una sola voz, cuando los gobiernos no quieren ver lo que está pasando en el mundo por su política comercial, antes que humana”, remarcó.

Recordó que para África es vital porque “el medio ambiente es la vida” en esa región del mundo y criticó al modelo capitalista que representa la muerte y los negocios.

Para la representante de la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo y de la Vía Campesina Internacional, la brasileña Eveldina Masioli, el “plantea está amenazado y, por tanto, está amenazada la vida”. Por ello pidió globalizar la lucha y la esperanza.

El encuentro terminará mañana con la anunciada presencia de los presidentes Hugo Chávez (Venezuela), Daniel Ortega (Nicaragua), Rafael Correa (Ecuador) y Fernando Lugo (Paraguay).

EFE / AFP / PL
Cochabamba, Bolivia



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *






Carros Hyundai