Domingo, 20 de Octubre del 2019
turismo


Marco Tributario podría revisarse en nueva Ley General de Minería

Publicado el 31/07/19

Desde hace dos años, e inclusive desde el Gobierno anterior, existe en la Comisión de Energía y Minas iniciativas legislativas para modificar el Texto Unico Ordenado de la Ley General de Minería (Decreto Supremo Nº 014-92-EM).

Jorge Manco Zaconetti, investigador de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), recordó que esa ley se dio en un contexto en donde se necesitaba promover la inversión privada, más aún cuando las inversiones que llegaban en ese momento no superaban los 22 a 25 millones de dólares anuales y con precios de los minerales muy rezagados respecto a los años posteriores o al presente.

Actualmente, las inversiones mineras en el Perú superan los 9 mil a 10 mil millones de dólares anuales. Solo para el periodo 2019-2020 el Banco Central de Reserva del Perú (BCRP) estima en su Reporte de Inflación de junio 2019 que la inversión en minería será del orden de los 9.700 millones de dólares en 33 proyectos.

El BCRP detalló que en ese paquete de proyectos destacan la construcción de Quellaveco (5.3 millones de dólares), Mina Justa (1.6 millones de dólares) y Ampliación de Toromocho (1.3 millones de dólares); y en menor escala, proyectos actualmente en construcción, como Quecher Main y Relaves B2 San Rafael. Cabe señalar que, estos dos últimos entrarían en la fase productiva en el presente año.

Según cifras preliminares del Ministerio de Energía y Minas (Minem), entre enero y junio del 2019, la inversión minera ejecutada fue de 2.532 millones de dólares, lo que representa un crecimiento de 26,2% con respecto al mismo periodo del 2018 y una inversión promedio diaria de 14 millones de dólares. Además, la cifra mostró un incremento de 23,2%, solo en junio frente al mismo mes del 2018, cuando alcanzó los 477,7 millones de dólares.

“En el Minem estamos trabajando para que se alcance la meta de inversión minera de 6.000 millones de dólares este año y así superar la cifra ejecutada en el 2018. Además, la mirada a largo plazo es encaminar compromisos de inversión minera por 21 mil millones de dólares al 2021”, subrayó el titular del Minem Francisco Ísmodes.

Por el lado de los precios de los minerales, Manco Zaconetti señala que éstos se mantienen en un rango elevado en relación a la fecha de publicación de la Ley General de Minería.

“Para dar una idea el cobre tenía un precio de 70 centavos de dólar la libra y hoy hoy en día está bordeando los 2,90 dólares en promedio los últimos 12 meses casi 3 dólares. Si el oro estaba sobre los 270 a 300 dólares la onza, hoy bordea los 1.300 dólares”, acotó el experto.

Manco Zaconetti comentó que esa ley fue promotora en las diversas fases del proceso minero y se priorizaba la inversión sí o sí, en donde además el Minem no solo era promotor sino supervisor, fiscalizador y por ese motivo el marco normativo amerita una puesta al día en función a la nueva coyuntura nacional e internacional.

Mirada al esquema tributario minero

Si bien los aspectos ambientales y sociales parecen prioritarios a revisar en la nueva Ley General de Minería, existe un aspecto que no debería pasar desapercibido que es el actual esquema tributario minero.

Si bien para cambiar aspectos como la estabilidad tributaria se requiere reformar los artículos relacionados a ellos en la Constitución, s enecesita un nuevo pensar para la recaudación minera en el Perú, asegura Manco Zaconetti.

“Eso es un blindaje tributario innecesario que era lógico en los años 90, pero ahora la cosa es distinta porque entre otros aspectos el Perú está considerado como un país de ingresos medios, con alto grado de confianza y se tiene que hacer de la minería un vehículo del desarrollo. No es posible concebir un modelo extractivista donde el Estado directamente por actividad fiscal de la minería, de cada 100 dólares de ingresos de exportación recibe 5 o 6 dólares en su mejor momento 10 a 12 dólares.

Entonces por eso con el señor Humala se aprobó una serie de normas tributarias como el gravamen minero, la nueva regalía, el impuesto extraordinario a la minería, pero todos con carácter deducible al impuesto a la renta, es decir con una mano pagaban y con la otra recuperan”, aseveró.

Según cifras de la Sunat, en 2016 la recaudación del sector minero fue de 4.307 millones de soles y las devoluciones totales a este sector fueron de 5.889 millones de soles. En 2017, los ingresos aportados por este sector sumaron 6.989 millones soles y las devoluciones fueron de 6.144 millones de soles.

En lo que va del 2019, las cifras tampoco muestran una mejoría pues de enero a junio los ingresos tributarios del sector minero no solo cayeron en 25,5% respecto a similar periodo del año anterior al sumar 4.531 millones de soles, sino que las devoluciones suman 2.050 millones de soles, es decir casi la mitad.

“Tenemos que hacer que los ingresos tributarios se incrementen de manera sustantiva y elevar, por ejemplo, los derechos de vigencia. No es posible que grandes transnacionales paguen 3 dólares por una hectárea mineralizada. Tampoco es posible que las devoluciones al sector minero sean mayores al impuesto a la renta recaudado por este sector; si bien es cierto esta devolución es para todos los exportadores, la minería es el 60% de la actividad exportadora”, cuestionó el investigador san marquino.

Al respecto, el exministro de Energía y Minas Carlos Herrera Descalzi aseguró que aunque el marco tributario minero actual le parece razonable, es en la parte de la exploración minera en donde podrían hacerse ajustes normativos.

Explicó que actualmente la empresa minera que realiza exploración en el Perú no paga impuestos, pero esa situación debería ser compensada por la información que se obtenga de esta etapa exploratoria la cual debería pasar al Estado, aunque la empresa podría la primera en aprovecharla, “sino en compensación esa información va al Estado y con ello se puede promover este y otros proyectos”, refirió.

“Como política general sobre el sector, los beneficios no deberían ser cantidades de dinero puestos a disposición de las personas sino asegurarse que los beneficios lleguen a todos los actores. Eso existe en las cifras pero en los procedimientos no siempre llega a los hechos. Debe asegurarse cómo se ajacuta eso”, exhortó el también decano del Colegio de Ingenieros del Perú (CIP).

Respecto a la inversión minera persé, Herrera Descalzi sostuvo que no solo debe informarse cuánto se invierte sino también cuánto se queda en el país y cuánto va a afuera (a las matrices), y de lo que se queda en el país cuánto se invierte en la localidad en donde se desarrolla el proyecto minero.

Fuente: La República.

 









Carros Hyundai