Viernes, 15 de Febrero del 2019
turismo


Museo de Arte de Lima presenta novedosa programación para el 2019

Publicado el 10/01/19

 El 2019 inicia con la participación del MALI en la Feria ARCO Madrid y la presentación de tres grandes exposiciones en simultáneo en los principales espacios culturales de la capital española. Desde febrero estará en exhibición la exposición Nasca – Perú, buscando huellas en el desierto, en Espacio Fundación Telefónica; Redes de vanguardia: Amauta y América Latina, 1926-1930, en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía; y Amazonías, en Matadero.

Asimismo, en enero culmina el periodo de exhibición de Plata de los Andes, la exposición más grande dedicada a la historia de la platería peruana; mientras que en febrero se despide del Perú la exposición internacional Universo Libre. Yoko Ono, que tuvo como sede las salas del MALI y Proyecto AMIL.

A mediados de marzo iniciamos nuestro calendario de exposiciones locales con Otras historias posibles, muestra que explora el proceso de formación de la colección del MALI,  y que incluye una serie de obras de distinta naturaleza que construyen relatos sobre la cultura visual predominante en la clase media del siglo XX y XXI. La exposición incorporará también una selección de tejidos prehispánicos y modernos.

Asimismo, durante este mes, se presenta Eguren, fotógrafo, una exposición organizada en conjunto con el Instituto Riva-Agüero de la Pontificia Universidad Católica del Perú, que invita a conocer por primera vez un conjunto representativo de la obra fotográfica de José María Eguren (1874-1942). Esta muestra reúne un álbum de imágenes compuestas por el poeta peruano, así como una colección de fotos de carácter más íntimo y familiar.

En abril, el artista mexicano Pablo Vargas Lugo presentará una intervención en distintos espacios del museo -que incluyen el ingreso, el vestíbulo y la Sala 2- como parte de la siguiente edición del programa MALI in situ. En esta oportunidad el proyecto incluirá las obras Nueva Vexilología Neotropical y Mariposario -cuya producción inició en 2011 y se ha extendido hasta el presente- y que funcionan tanto como una colección de mariposas, un salón de banderas o un catálogo de pinturas abstractas. La muestra incluirá una instalación de banderas, dibujos abstractos, una instalación de piso con arena de color y la proyección del último video del artista que reproduce en patrones de color, las tomas de las alas de 25 especies de distintas de mariposas.

Tras su presentación en España, en junio llega al MALI Redes de vanguardia: Amauta y América Latina, 1926-1930, una exposición coorganizada por el Blanton Museum of Art de la Universidad de Texas (EE.UU) que gira en torno al aporte intelectual y cultural de la revista Amauta, una de las publicaciones más influyentes del siglo XX. A través de esta muestra se revisa la cronología y documentación de las redes establecidas por su  director y fundador, José Carlos Mariátegui, y se explora las conexiones de los grupos de vanguardia que marcaron el arte latinoamericano en los años veinte.

Durante este mes se culmina la exhibición de los tomos de Trujillo del Perú, que se presentan en el marco de la exposición El Perú ilustrado. Martínez Compañón y su legado. La colección BBVA en el MALI, y que reúne un conjunto de acuarelas que marcan un hito importante en el arte colonial peruano.

Tras la presentación de una obra de videoarte en Arco Madrid 2019 resultado del premio Han Nefkens Foundation, la artista Maya Watanabe presentará esta pieza en el vestíbulo del museo como parte del programa MALI in situ. Los videos de Watanabe se caracterizan por desarrollar temáticas complejas de una manera profunda y a través del manejo preciso del espacio.

En octubre inaugura Khipus, una gran exposición que explora la naturaleza, función e importancia de los khipus -registros de información contable y narrativa en cuerdas anudadas- durante tiempos prehispánicos, y su supervivencia luego de la conquista. Dirigida por Gary Urton, el principal especialista en el tema, la muestra se concibe sobre la base de la colección de khipus formada por el historiador Carlo Radicati di Primeglio, que ha sido cedida temporalmente al MALI, así como de otras colecciones de museos nacionales y descubrimientos arqueológicos recientes. Se incluirán objetos, materiales contextuales y recursos audiovisuales que permitirán acercar al público a este importante recurso de comunicación y organización, especialmente en su dimensión histórica como medio utilizado para el ordenamiento de la vida pública y la preservación de la memoria de los pueblos.  

Hacia finales de año tendremos a Flavia Gandolfo, una muestra antológica que propone una revisión a la obra de una de las más versátiles e importantes fotógrafas peruanas. Esta exposición presenta por primera vez dos series inéditas tempranas desarrolladas por la artista entre 1990 y 1992, e incluye una serie reciente que no había sido mostrada de forma íntegra hasta hoy.

Finalmente – en noviembre- el programa MALI in situ presentará Spider, una instalación fílmica del artista Marco Pando, que propone recrear la experiencia física del cine fuera de su contexto más habitual. Este proyecto, realizado en colaboración con Alta Tecnología Andina (ATA), invita a una experiencia cinematográfica  que tendrá como escenario el vestíbulo del MALI, y que anteriormente fue exhibida en la Bienal de la Imagen en Movimiento (BIM 2016) en Buenos Aires.

De otro lado, el MALI continúa haciendo gala de sus renovadas salas de exposición permanente ubicadas en el segundo piso del Palacio de la Exposición. Los visitantes pueden visitar 34 ambientes que exhiben 1,200 piezas de una colección conformada por 17,000 obras de arte precolombino, colonial, republicano, moderno, textiles, fotografía, platería y dibujo. Gracias a esta completa colección de arte peruano, el público puede recorrer 3 mil años de historia desde el periodo prehispánico hasta el moderno.