Lunes, 22 de Octubre del 2018
turismo


El 70% de egresados de Bellas Artes vive de su carrera

Publicado el 26/09/18

Lima, set. 26.

El 70% de los egresados de la Escuela Nacional Superior Autónoma de Bellas Artes del Perú (Ensabap) trabaja en alguna práctica “muy cercana o ligada a lo que estudió”, con lo que se rompe el mito de que quien opta por el arte está predestinado a “patear latas”.

Enlace a Martes Educativos

Así lo detalló Marcelo Zevallos Rimondi, subdirector de Investigación y Biblioteca de dicha institución, durante los Martes Educativos de Andina, donde manifestó que son diversas las áreas en las que los artistas encuentran ahora un nicho de desarrollo y crecimiento laboral.

“El 70% labora en alguna práctica muy cercana o ligada a lo que ha estudiado en Bellas Artes, desde la educación artística hasta emprendimientos que ellos mismos generan. Estas iniciativas se diversifican muchísimo, desde la música, moda, diseño de vestuario, de joyas, hasta trabajo audiovisual e incluso el tatuaje”.

El especialista comentó que por mucho tiempo se entendió que el arte era una carrera de largo plazo y que resultaba necesario construir una fama para empezar a tener éxito y que ahora son muchos los espacios donde los artistas están haciéndose de un nombre.

Sus propias marcas

“Hay muchos egresados que generan sus propias marcas. Desde el 2010 trabajamos con los alumnos el perfil del investigador y el perfil del gestor, con lo cual aprenden a generar sus propios espacios laborales”.

Puso de ejemplo a Carla Quispe, egresada de grabado, quien ha desarrollado una marca de polleras, las que ella misma diseña y fabrica, rescatando la riqueza ancestral de las madres de la sierra central. Mencionó además a Renzo Ortega, “pintor de energía particular”, que expone exitosamente en Nueva York y que regresa de manera regular a su querida escuela.

“Creemos que iniciativas como estas son las que permiten insertarse en el mercado. La Escuela de Bellas Artes es reconocida en el mundo porque sus estudiantes han sabido mezclar esa necesidad vanguardista de crear algo nuevo sin olvidar rescatar las raíces de nuestras culturas tan particulares, desarrollando lenguajes estéticos significativos”.

Comentó que los profesores de la escuela destacan también en el ámbito internacional y un grupo de ellos participa ahora en una muestra en la India, como parte de los festejos por el primer centenario de la institución, que se cumple este 28 de setiembre.

Bellas Artes
Dos programas

La escuela tiene dos programas académicos: Artes Plásticas y Visuales (pintura, escultura, grabado, así como conservación y restauración) y Educación Artística, cuya demanda está creciendo.

“Los egresados de educación artística trabajan en colegios, formación superior y también en museos. Ellos hacen un trabajo de mediación cultural-artística, socializando las piezas artísticas e históricas que se tienen”.

Bellas Artes

Zevallos refirió que la carrera más demandada es Pintura, actualmente tiene 266 bachilleres. Le sigue Escultura, con 68 bachilleres; Grabado, 40; y Educación Artística, 75, lista a la que se suma la especialidad de Conservación y Restauración, con 29 bachilleres.

La escuela tiene 358 alumnos y ofrece cada año 70 vacantes, que son ganadas tras un examen muy riguroso que incluye cuatro pruebas, en las que participan alumnos de Lima y provincias. La selección se realiza cada marzo.

Mejora nuestra vida

El subdirector de Investigación de la Ensabap, explicó: “El arte busca mejorar nuestra vida social, generando reflexión. Los artistas brindan maneras distintas de entender las problemáticas que tenemos, para ir solucionándolas a corto, mediano y largo plazo”. No se trata solo de generar obras que generen un disfrute visual.

Para el experto, el arte es un disparador que puede ser empleado incluso en campos tan diversos como la medicina, en terapia.

Bellas Artes

Comentó que como parte de las celebraciones por el primer centenario de la escuela se buscará reforzar lazos con instituciones extranjeras, a fin de fortalecer el mutuo apoyo, beneficiando así a sus numerosos alumnos, el 30% de ellos procedente de provincias.

Los alumnos de la Ensabap terminan la carrera de cinco años con el grado de artistas visuales con mención en pintura, grabado, etc. Su título tiene rango universitario desde el 2010. Para licenciarse llevan a cabo una tesis, cuyos hallazgos tendrán que sistematizarse para convertirse luego en un documento académico.

Bellas Artes
Cursos libres

Aunque la Ensabap no pone límite de edad para ingresar, los que vean este campo como solo una afición pueden acercarse a su centro cultural (jirón Azángaro con Huallaga), en el que se ofrecen cursos libres todo el año.

Allí podrán recibir clases especializadas de curaduría, grabado, técnicas audiovisuales o en talleres más generales como dibujo, pintura o cerámica.

Por la institución han transitado insignes maestros y artistas como Daniel Hernández, José Sabogal, Guzmán Suárez Vértiz, Juan Manuel Ugarte Eléspuru, Alberto Tello Montalvo, Leslie Lee Crosby, entre otros.