Miercoles, 22 de Noviembre del 2017
turismo


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Xi Jinping promete apertura económica

Publicado el 20/10/17

Beijing,  ChinaEl PCCh (Partido Comunista Chino) ha creado el pensamiento Xi Jinping del socialismo a la China de la nueva era”, anunció la agencia de prensa oficial en el segundo día del congreso del PCCh, gran cita quinquenal del partido en el poder en Beijing.

Xi Jinping, que recibirá un nuevo mandato al cierre del congreso la semana próxima, mencionó ese concepto en un discurso de casi tres horas y media, aunque sin mencionar su nombre. Lo aproximó al “pensamiento de Mao Zedong”, del nombre del fundador de la república popular y de la “teoría Deng Xiaoping”, el reformador y artífice del milagro económico chino.

Nueva era

“Todos los miembros del Partido deben estudiar el pensamiento de Xi sobre la nueva era”, declaró Liu Yunshan, uno de los colegas de Xi Jinping en el comité permanente del buró político del PCCh, la instancia de siete miembros que dirige el país.

En su discurso, Xi Jinping evocó una “nueva era” del socialismo a la china, presentando la imagen de una gran potencia próspera y respetada con vista al 2050.

Su “pensamiento” podría entrar oficialmente a la carta del PCCh al término del congreso, aunque su nombre no aparezca necesariamente de manera explícita.

Desde la época de Mao, la carta del partido en el poder no había agregado el nombre de ningún otro dirigente chino en funciones.

Apertura

En su intervención, el presidente Xi Jinping prometió abrir el país a las firmas extranjeras y aplicar nuevas reformas, al tiempo que sigue reforzando su control sobre la segunda economía mundial.

“La apertura trae progreso, el cierre nos lleva hacia atrás. China no cerrará sus puertas, sino que se abrirá más”, prometió Xi en su largo discurso de apertura del congreso quinquenal del Partido Comunista Chino (PCCh), en el poder.

“Vamos a flexibilizar considerablemente las condiciones de acceso al mercado (…), protegeremos los derechos e intereses legítimos de los inversores extranjeros. Todas las empresas registradas en China serán tratadas por igual”, prometió Xi Jinping.

Divisas

El líder chino, aclamado por los cerca de 2,300 delegados del partido que participan en el congreso, también se comprometió, pero sin dar fechas, a liberalizar el mercado de divisas, donde la convertibilidad del yuan sigue estando muy controlada.

El objetivo es pasar de un “crecimiento rápido” a un desarrollo económico ,“basado en la calidad” y en la reducción de las desigualdades, según Xi.

El problema de la enorme deuda china y del riesgo que supone para la economía también está en el punto de mira de Beijing, así como el problema de la burbuja inmobiliaria.