Lunes, 20 de Noviembre del 2017
turismo


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Martha Huatay sale en libertad hoy

Publicado el 16/10/17

Lima, oct. 16. La abogada Martha Isabel Huatay Ruiz, sentenciada por pertenecer a la dirigencia de Sendero Luminoso, saldrá en libertad hoy, tras cumplir 25 años de prisión por el delito de terrorismo agravado.

Huatay, conocida como “camarada Rosa”, cumple su condena en el penal de Ancón II, donde también se encuentra recluidos importantes cabecillas de Sendero Luminoso.

Fue detenida en octubre de 1992, acusa de ser integrante del Comité de “Socorro Popular del Perú” de Sendero Luminoso, organización que tenía como responsabilidad la defensa legal de integrantes de esa organización terrorista.

La sentencia que la condenó a 25 años de prisión, además, le atribuye a Socorro Popular las funciones de planificación, desarrollo, ejecución, supervisión y evaluación de las acciones terrorista de dicha organización.

La abogada fue procesada junto a otros 11 cabecillas de Sendero Luminoso, entre ellos Abimael Guzmán, Elena Iparraguirre, Osmán Morote, Oscar Alberto Ramírez Durand, entre otros, en un megaproceso a la cúpula senderista.

Durante el proceso, Huatay guardó silencio y su abogado negó su militancia en Sendero Luminoso, a pesar de que aparece en un video incautado a esta organización política junto a los integrantes de la cúpula senderista, entre ellos Abimael Guzmán.

Aparece también como una de las asistentes al velorio de Augusta la Torre, esposa de Abimel Guzmán Reinoso.

Socorro Popular, de acuerdo a la Policía, fue responsable de acciones terroristas entre ellos el atentado en la calle Tarata, en Miraflores, por el cual es procesado nuevamente Abimael Guzmán, para quien la Fiscalía pide una condena de cadena perpetua.

La fiscalía antiterrorista pidió al Poder Judicial incluir a Huatay en este proceso, pero la solicitud fue rechazada.

Huatay está incluida en el pago de la reparación civil solidaria impuesta por el Estado a la cúpula senderista que asciende 3,700 millones de soles. La procuraduría antiterrorista incautó una oficina de su propiedad, como parte del pago de su reparación civil.