Jueves, 19 de Octubre del 2017
turismo


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Exfiscal probará sobornos de Odebrecht a Maduro

Publicado el 23/08/17

Caracas, Venezuela
AFP

La ex fiscal de Venezuela Luisa Ortega partió a Brasil desde Colombia, adonde había llegado el pasado viernes tras denunciar una “persecución política” del gobierno de Nicolás Maduro.

De forma simultánea, el mandatario anunció en Caracas que solicitará la captura internacional de la exfuncionaria y su esposo, el diputado Germán Ferrer, a quienes acusa de corrupción.

Odebrecht

El procurador general de Colombia, Fernando Carrillo, aseguró que la exfiscal Ortega tiene documentos para destapar el escándalo del pago de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht en Venezuela.

“Ella tiene las evidencias, los documentos y las facturas de los elementos fundamentales para destapar la corrupción relacionada con Odebrecht en Venezuela”, indicó el jefe del Ministerio Público. Según el procurador, si estos hechos de corrupción salen a la luz pública le sirve a toda América Latina y a todo el pueblo venezolano.

“Los dictadores se caen cuando la corrupción se hace evidente”, agregó el funcionario.

Recordó cómo el fallecido dictador chileno Augusto Pinochet “se derrumbó cuando le descubrieron las cuentas en Washington” .

“El pueblo siente la corrupción internacional y el retiro del apoyo popular se da cuando esta se hace evidente”, añadió Carrillo.

La exfiscal había revelado que tenía toda la información de los montos y los personajes que se enriquecieron y que involucra a Maduro.

Pide intervención del Papa

El presidente Maduro pidió al papa Francisco ayuda para impedir que se concrete la advertencia del mandatario estadounidense, Donald Trump, de intervenir militarmente en Venezuela, así como para un diálogo con la oposición. “Que el Papa nos ayude al diálogo respetuoso, a la verdad, que el Papa nos ayude a impedir que Trump lance sus tropas e invada Venezuela. Le pido al Papa ayuda contra la amenaza militar de Estados Unidos”, señaló el gobernante.

Maduro marcó distancia entre Francisco y la secretaría de Estado del Vaticano, a la que acusa de confabularse con la jerarquía católica local y la oposición para desestabilizarlo.

Sin oposición

El presidente Maduro señaló que el Poder Legislativo que controla la oposición, “no existe”.

Al tiempo que afirmó que es la Asamblea Nacional Constituyente, conformada por oficialistas, la que legisla.

Indicó que “el viejo Parlamento burgués” imponía a su gobierno “un conjunto de sabotajes de trabas, de bloqueos”.