Martes, 17 de Octubre del 2017
turismo


Pe|Prom|grati days|1|728x90

En París arrollaron con un auto a un grupo de militares

Publicado el 09/08/17

Seis soldados fueron atropellados cerca de la ciudad de París, lo que desencadenó una persecución que se saldó con la detención violenta de un sospechoso en una carretera al norte del país.

El ataque tuvo lugar en torno a las 8 a.m. (1 a.m. en el Perú) delante de un cuartel militar situado en Levallois-Perret, una localidad limítrofe con París.

“Un vehículo (…) aceleró de golpe cuando los militares salían” del cuartel, declaró Patrick Balkany el alcalde de esta localidad “tranquila y segura” limítrofe con París en la que, según él, “nunca hubo incidentes”.

Estaba dirigido contra militares de la operación antiterrorista Sentinelle, desplegada en Francia para proteger los lugares sensibles tras una ola de mortíferos atentados yihadistas, precisó la policía.

La ministra de las Fuerzas Armadas, Florence Parly, precisó que de los seis militares heridos “tres están más graves, sin que su vida corra peligro”.

La detención del sospechoso fue “violenta” y se produjo al principio de la tarde en la autopista en dirección a Calais (norte), a la altura de la ciudad de Marquise, según una fuente cercana a la investigación.

Para intentar evitar ser detenido, el conductor chocó contra uno o varios vehículos, y los policías abrieron fuego varias veces, añadió una fuente judicial.

Aunque los investigadores afirman que se trata del mismo vehículo que el utilizado para arrollar a los militares, no han confirmado todavía que el conductor detenido sea el mismo que perpetró el ataque.

El sospechoso detenido, nacido en 1980, es “susceptible de ser el autor” del ataque, “ya que iba a bordo” del automóvil e “intentó huir”, precisó una fuente judicial.

Francia, que participa en la coalición militar internacional para expulsar al grupo yihadista Estado Islámico (EI) de Iraq y Siria, está especialmente amenazada por los grupos islamistas.

Desde enero de 2015, Francia ha sido golpeada por una ola de atentados yihadistas que ha dejado 239 muertos. En los últimos meses, los atacantes han apuntado sobre todo a las fuerzas de seguridad apostadas en lugares emblemáticos de la capital.

Fuente: Con información de AFP