Domingo, 24 de Septiembre del 2017
turismo


Pe|Prom|grati days|1|728x90

¿Debemos confiar en los sustitutos del azúcar?

Publicado el 16/05/17

Opciones saludables para reemplazar el azúcar 

  • Anunziata Morris, nutricionista miembro del team Herbalife, brinda algunas recomendaciones
  • Muchos de los otros edulcorantes artificiales tienen el mismo efecto que el azúcar común sobre los niveles de insulina, lo que puede ocasionar un desbalance hormonal a largo plazo

 

Es natural sentir debilidad por los alimentos más dulces ya que el azúcar tiene un efecto adictivo. Sin embargo, está comprobado que el exceso de carbohidratos refinados y azúcar añadida en la dieta es un factor de riesgo para desarrollar enfermedades como la obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares y posiblemente algunos tipos de cáncer. Por este motivo, hoy encontramos gran cantidad de sustitutos del azúcar en el mercado, tales como la panela, el néctar de agave y los más conocidos edulcorantes no calóricos como la sucralosa, el aspartame, el Stevia, entre otros.  Aquí detallo más sobre ellos:

 La panela: es una opción un tanto más saludable. Se trata de un hidrolizado de jugo de caña de azúcar, lo que representa una opción mucho más natural de la planta, ya que no ha pasado por una purificación ni refinado. Por ello, para personas que no son diabéticas, esta es una opción que no elevará la glucosa en sangre tan drásticamente como el azúcar y proporcionará el mismo sabor dulce.

El néctar de Agave: es el jugo vegetal dulce que se extrae de las hojas de la planta del mismo nombre, tiene una textura parecida a la de la miel. Este es un potente endulzante que no tiene menos calorías que el azúcar común, pero sí un índice glicémico bajo, lo que significa que eleva menos nuestros niveles de glucosa en sangre convirtiéndose en una opción más saludable y mejor para el manejo del peso.

Stevia: Siendo de origen vegetal y 300 veces más dulce que el azúcar, el Stevia representa la opción más saludable dentro de los edulcorantes sin calorías. Cada vez tiene más presencia en el mercado ya que se ha demostrado que mejora la función gastrointestinal y disminuye los niveles de insulina y glucosa en sangre. Por ello, es la opción ideal para personas diabéticas o que buscan controlar su peso. 

Muchos de los otros edulcorantes artificiales tienen el mismo efecto que el azúcar común sobre los niveles de insulina a pesar de no subirnos la glucosa en la sangre como el azúcar, lo que pueden ocasionar un desbalance hormonal a largo plazo y causar sobrepeso a pesar de no estar consumiendo calorías cuando los utilizamos. Esta es la razón por la cual muchas personas que consumen un exceso de productos “light” encuentran muy difícil -sino imposible- bajar de peso. 

Es importante estar atento a las etiquetas de los alimentos y a los ingredientes que traen. Así podrá reconocer qué sustituto del azúcar trae y elegir la opción más saludable para su cuerpo sin descuidar el sabor. No hay que dejarse convencer porque un producto no traiga calorías, esto no quiere decir que sea saludable para nuestro organismo.