Viernes, 9 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

16 congresistas están vinculados a universidades

Publicado el 25/11/16

Un total de 16 congresistas de diversas bancadas, en su mayoría fujimoristas, tienen vínculos con universidades, reveló el congresista oficialista Carlos Bruce, en momentos en que existe una polémica sobre los intereses que hay detrás de los opositores a la nueva Ley Universitaria.

Precisamente, esta semana la Comisión de Educación convocó a la titular de la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu), Lorena Masías, para entre otras cosas consultarle su opinión sobre el proyecto de ley aprista que plantea varias modificaciones a la norma vigente desde julio de 2014.

Bruce precisa que si bien no todos los legisladores vinculados a universidades han expresado su oposición a la reforma de la educación superior, varios de ellos sí están defendiendo intereses.

Explicó que ese sector está impulsando la modificación de la reforma universitaria que favorece a los dueños de universidades que se oponen a la referida norma porque dejarán de percibir sus altísimos dividendos al tener que invertir en infraestructura y mejorar los sueldos de los docentes.

Entre los legisladores que tienen vínculos con universidades está precisamente el presidente de la Comisión de Educación del Congreso, Lucio Avila, de las filas de Fuerza Popular. Fue rector de la Universidad Nacional del Altiplano y directivo de la desaparecida Asamblea Nacional de Rectores (ANR)

Mientras que su colega de bancada, Osías Ramírez, es hermano del investigado Joaquín Ramírez y sobrino del dueño de la Universidad Privada Alas Peruanas, Fidel Ramírez.

Por otro lado, el oficialista Alberto Oliva Corrales fue coordinador de la Filial Chincha de la Universidad Inca Garcilaso de la Vega (2005 – 2016).

El ex parlamentario e impulsor de la reforma universitaria, Daniel Mora, advirtió que durante la última la campaña electoral se gestó un complot para “tumbarse” a la legislación. Precisó que los interesados en modificar la norma financiaron a varios candidatos al Congreso vinculados a universidades.

“Tenemos congresistas que sirvieron o están vinculados aún a universidades como la San Juan Bautista, la Garcilaso de la Vega, entre otras, que tienen la idea de bajarse la Ley Universitaria”, refirió.

Expresó que los dueños de las universidades lo que quieren es seguir lucrando exageramente en la universidad privada. “No quieren gastar más, se la quieren llevar en carretilla”, comentó.

Recordó que cuando presidió la Comisión de Educación, en el Parlamento pasado, halló redes de corrupción en algunas universidades.

Tanto Bruce como Mora confían en que el proyecto de ley aprista no prosperará, pues la actual norma tiene una opinión favorable de la misma comunidad universitaria, y los congresistas que quieran acabar con la reforma tendrán que enfrentarse a la opinión pública.