Viernes, 9 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Eurocopa-2016: Gales vence por 3 – 1 a Bélgica y va a semifinales

Publicado el 01/07/16

Lille, jul. 01. Gales, en su primera participación en una Eurocopa, logró el mayor hito futbolístico de su historia al clasificarse este viernes a semifinales tras derrotar a Bélgica en Lille (3-1), después de dar la vuelta al marcador.

Radja Naingolan había adelantado a los Diablos Rojos belgas (13), pero los goles de Ashley Williams (30), Hal Robson Kanu (55) y Sam Vokes (85) dieron el triunfo al equipo británico.
Gales, cuya única participación en una fase final de un gran torneo había sido el Mundial de Suecia-58, donde cayó en cuartos de final y terminó sexto, superó aquel momento histórico de su fútbol.
Tras su victoria, Gales intentará alargar su sueño en la semifinal del miércoles en Lyon contra Portugal.
Bélgica, que comenzó con fuerza tanto al inicio del primero como del segundo tiempo, se vio penalizada por una defensa nueva debido a las lesiones en la flanco izquierdo y acabó perdiendo para decepción de los más de 100.000 belgas (12.000 de ellos en el estadio) que acudieron la vecina ciudad de Lille, muy cercana a la frontera.
La selección belga, segunda en el ránking FIFA, que no llegaba a semifinales desde 1980 en una Eurocopa, era la gran favorita para derrotar a un equipo galés que solo ocupa el puesto 26 en la clasificación mundial.
Para que la fiesta galesa hubiera sido completa, faltó un gol de su estrella Gareth Bale. Muy trabajador pero con una sola ocasión en todo el partido, no pudo lograr un cuarto tanto en su haber en la competición y sigue líder con Antoine Griezmann y Álvaro Morata en la tabla de goleadores, con tres.
De esta manera, la nación rugbística, semifinalista en los Mundiales de este deporte en 1987 y 2011, puede presumir también ahora de estar entre los mejores en fútbol.

Lille, jul. 01. De la mano de su as Gareth Bale, Gales buscará un histórico pase a semifinales de la Eurocopa-2016 frente al favorito Bélgica, el viernes en Lille desde las 14:00 (hora peruana), en una ciudad con 150.000 belgas desplazados al lugar, situado al lado de su frontera, para empujar directa o indirectamente a los Diablos Rojos, liderados por su crack Eden Hazard.

El once de Mats Wilmots llega con la moral alta después de golear 4-0 a Hungría en octavos de final, con un partidazo del armador del Chelsea y de su socio Kevin De Bruyne que sirvió para despejar dudas del número dos del ránking FIFA, tras un arranque fatídico contra Italia (derrota 2-0) en el ‘Grupo de la Muerte’.
Pero enfrente Bélgica tendrá un equipo de guerreros galeses que ya han hecho historia al alcanzar por primera vez los cuartos de final, aunque ahora su desafío es superar esa barrera histórica en grandes citas, recordando los cuartos del Mundial de Suecia-1958 en que cayeron 1-0 ante el Brasil de Pelé, autor del gol.
“Es el partido más importante de la historia para Gales, especialmente en estos tiempos míos y en los recientes”, aseguró la estrella del Real Madrid, quien no teme para nada a los Diablos Rojos pese a que los considera favoritos.
 
“No necesitamos una motivación extra, ellos tienen un muy buen equipo, entendemos eso, su objetivo es ganar la Eurocopa”, subrayó. Ellos ven a cada equipo que se les cruza como una piedra en el camino a la final, dijo Bale.
Gales y Bélgica se han enfrentado cuatro veces en los últimos cuatro años. Y los Dragones se mantuvieron invictos en los últimos tres, con el famoso triunfo sobre los Diablos Rojos en Cardiff en junio de 2015.
 
“Los hemos derrotado antes, así que lo podemos hacer otra vez”, dijo el expunta del Tottenham.
Ese día, Bale anotó el gol de la victoria en Cardiff, donde considera que nació la fortaleza de su equipo. “Fue mi gol más importante con la camiseta de Gales, con seguridad. Fue en mi partido número 50. El equipo que entendió que podía derrotar a los grandes equipos”, avisó.
 
Dragón Bale vs Diablo Hazard
Si bien Gales es ‘Baledependiente’, también dependerá mucho de lo que hagan el todoterreno del Liverpool Joe Allen y su socio Aaron Ramsey, que deberán agregar lucha a la medular para desactivar el explosivo medio belga.
Hazard y De Bruyne son los hombres a neutralizar para el once de Chris Coleman, aunque el riesgo puede llegarle desde cualquier lado ante el equipo más talentoso del torneo que quiere coronar con algún título esta generación de oro, con apellidos ya ilustres entre los grandes clubes de Europa como Lukaku, Mertens, Carrasco, Nainggolan o Courtois.
Su seleccionador Mats Wilmots cuida entre algodones al capitán Hazard, que arrastra un dolor muscular pero estima que llega sin problemas, mientras la duda es el fondo, con las bajas por suspensión por amarillas del central del Barça Thomas Vermaelen y Jan Vertonghen, sentido en un tobillo este jueves en la última práctica.
Sin embargo, los Diablos Rojos han tenido que luchar contra otro problema externo: están en una especie de guerra declarada contra la prensa, que desde el revés italiano aprovecha cualquier hueco para golpear al plantel.
Pero Wilmots, que habló incluso de una “final contra Francia”, y su tropa sueñan en grande, aunque “aún falta mucho y primero está Gales”.
“Los conocemos muy bien. Han evolucionado mucho y tienen dos jugadores de grandísimo nivel en sus filas, Ramsey y Bale. Nosotros perdimos una vez en la clasificación y fue por un error individual, pero por supuesto tenemos nuestras opciones”, recordó Willie, quien avisó que “no le pondré una marca personal y tendremos que afrontarlo como un equipo unido” al peligroso Gareth Bale.
 
Equipos probables:
Gales: Hennessey – Chester, Williams, Davies – Gunter, Ramsey, Allen, Ledley, Taylor – Bale, Robson-Kanu. DT: Chris Coleman
 
Bélgica: Courtois – Meunier, Ciman, Alderweireld, J. Lukaku – Witsel, Nainggolan – Carrasco, De Bruyne, Hazard – R. Lukaku. DT: Marc Wilmots
Árbitro: Damir Skomina (Eslovenia)