Miercoles, 7 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

UIF trabajará reglamento “offshore” junto a abogados y contadores

Publicado el 09/04/16

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) iniciará en dos semanas un trabajo conjunto con el gremio de abogados de Lima, para regular la participación de estos especialistas vinculados con la constitución de empresas “offshore” y convertirlos en sujetos obligados a reportar, algo que se continuará luego con los contadores públicos.

Según el titular de este organismo, Sergio Espinosa, la propuesta de este organismo para evitar el mal uso de este tipo de herramientas será insistir en tener “la facultad de levantar el secreto bancario y tributario” tanto en el actual Congreso, como “en los que vengan”.
“A raíz de las declaraciones publicadas tuvimos una reunión con un representante del Colegio de Abogados de Lima y acordamos empezar a conformar equipos de trabajo y, en dos semanas, desarrollar en conjunto un reglamento que haga que los abogados sean sujetos a reportar”, dijo en entrevista al Diario Oficial El Peruano.
Dijo que esta regulación no tomará en cuenta a todos los abogados, “sino de aquellos estudios que hacen estructuraciones, de tal manera que se reporte operaciones en las que se solicite ocultar dinero”, algo que se replicará con el Colegio de Contadores Públicos.
Espinosa recordó que en el 2009 la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) presentó un proyecto de ley para que abogados y contadores fueran sujetos obligados a reportar, pero que el Congreso no lo aprobó y el Colegio de Abogados se opuso.
Pero, agregó, la circunstancia cambió, porque en 2012 la ley fue modificada “y le otorgó a la SBS la facultad de designar sujetos obligados por resolución administrativa”.
En tal sentido, explicó que no sacaron un reglamento para colocar como sujetos obligados a los abogados (especializados) y contadores, porque “queremos sentarnos a discutir con los gremios” antes.
Mecanismo
Ante la revelación de los llamados “Papeles de Panamá”, el jefe de la UIF comentó que no existe mucha información sobre lo que se pierde o gana, con este tipo de herramientas, pues “lo más complicado es saber cuál es la información que está detrás”.
“Eso ilustra el problema, pues es un mecanismo que está creado para dificultar el acceso a la información, en algunos casos por fines lícitos, pues no es una práctica ilegal, pero sí representa una dificultad para organismos como las unidades de inteligencia financiera”, comentó.
Ante ello, sostuvo que las UIF tienen un rol local en sus países y uno internacional, porque las operaciones pueden ser transnacionales y “tienen referencias a personas, empresas o movimientos de dinero vinculados con otros países”.
“En nuestro caso, tenemos limitaciones en el tema del levantamiento del secreto bancario y tributario de los investigados, pero cuando hay una relación de un caso investigado en otros países lo que se hace es pedirle a la UIF de esa jurisdicción que brinde la información de la persona o de la empresa”, añadió.
Espinosa explicó que a veces se requiere que surja un caso como este, en el que hay nombres (como los “Papeles de Panamá”), “que funciona como la punta de la madeja, para empezar a explorar algo más”.
Nombres
Sobre los nombres que aparecen en los llamados “Papeles de Panamá”, precisó que hay un doble nivel de requerimiento, en primer lugar la Sunat está investigando sobre “si hubo omisión en el pago de impuestos”.
Ello, debido a que según la legislación peruana, “los contribuyentes domiciliados en el Perú tienen que declarar y pagar impuestos por la renta de fuente extranjera”.
“La Sunat dijo que está formando un equipo para investigar esta situación, pero independientemente vamos a determinar si hay alguna relación de esos nombres con los casos que se revelaron. Que una persona tenga un ‘offshore’ o una relación no es un indicador de un ilícito; pero si esa persona es un exministro o un expresidente, entonces requiere otro énfasis de investigación”, agregó.
Sin embargo, adelantó que la UIF filtrará “todo lo que se pueda”, pues existe mucha información “y se deberá procesar con tiempo”.
“Los ‘Papeles de Panamá’ ilustran una situación que todos sabían que existía, pues si uno mira el caso ‘Lava Jato’, las operaciones financieras se hacían mediante ‘offshore’, no con las compañías constructoras brasileñas, que giraban un cheque a los funcionarios de su país o de otros”, señaló.