Domingo, 11 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Una de cada tres armas de fuego incautadas a la delincuencia proviene del mercado legal

Publicado el 29/10/15

Lima, oct. 29. Una de cada tres armas de uso civil incautadas por la Policía a la delincuencia durante el 2014 tiene origen legal y cuenta incluso con registro en la Superintendencia Nacional de Control de Servicios de Seguridad, Armas, Municiones y Explosivos de Uso Civil (Sucamec), informó hoy esa entidad.

Este es uno de los resultados preliminares del estudio “Armas Incautadas–Reporte 2014”, elaborado por la Sucamec, el mismo que confirma la tendencia del reporte 2013, cuando se encontró que el 31% de armas incautadas a delincuentes estaban registradas en la Sucamec.
El reporte del 2014 indica que la Policía Nacional incautó en actos delictivos 3,384 armas de fuego de uso civil. Al cruzar el número de serie de estas armas con el registro histórico de la Sucamec, se determinó que 965 (29%) tenían licencias de posesión y uso o autorizaciones de venta registradas en la Sucamec, lo cual confirma que existe un tránsito de armas legales hacia la delincuencia.
De este nuevo reporte, además, llama la atención que 7 de cada 10 armas incautadas de origen legal (69%) tenían licencias asociadas a la modalidad de uso de defensa personal, que en cifras absolutas hacen un total de 662 armas de fuego.
Mercado legal también es fuente de armas para delincuencia
Derik Latorre Boza, Superintendente Nacional de la Sucamec, refirió que el estudio demuestra, una vez más, que el mercado legal también es una fuente de armas importante para la delincuencia.
“La delincuencia hoy usa armas de fuego de manera común. El origen de esas armas puede ser el mercado ilegal, lo que se combate policial y penalmente; sin embargo, todo indica que también puede ser el mercado legal desde el cual se desvían esas armas”, refirió.
Por ello, agregó, hay que tomar medidas de control previo y permanente, especialmente en la modalidad de defensa personal, para impedir que personas indebidas accedan a armas de fuego.
Manifestó que la necesidad de control del acceso a las armas de fuego se refuerza con otros datos empíricos, como los hallados al cruzar el registro histórico de la Sucamec con el registro del INPE.
De ese cruce de información, se encontró que en mayo del 2015 1,090 internos que cumplían condena o detención preventiva en diversos penales tenían licencias de posesión y uso de armas de fuego. De este total, el 62% (676) contaba con licencia para defensa personal.
Otro dato importante del reporte es el alto porcentaje de armas con serie borrada (33% del total de armas incautadas de uso civil). Si se asume que éstas armas tienen origen legal (borrar la serie impide rastrear el origen del arma), el grupo de armas incautadas de origen legal alcanzaría el 62%, es decir, 13% más del estimado en el reporte del año pasado, que fue del 49%.
Desde el 2014 y hasta julio del 2015, la Sucamec emitió 23,161 licencias para personas naturales, de las cuales 17,136 (73.9%) son para defensa personal; 5,994 (25.8%) para caza y deporte y 31 (0.3%) para el servicio individual de seguridad.
Cuando entre en vigencia la Ley Nº 30299 “Ley de armas de fuego, municiones, explosivos, productos pirotécnicos y materiales relacionados de uso civil”, publicada el 22 de enero de 2015, que actualmente está en proceso de reglamentación, el Estado contará con herramientas más sólidas y eficientes para controlar el acceso a las armas de fuego, evitando la proliferación de armas y asegurando que éstas no lleguen a manos de delincuentes.
“La Sucamec, desde su ámbito del control y fiscalización, promueve que se establezcan políticas públicas orientadas a crear filtros eficaces para un control razonable que apoye los esfuerzos por mejorar la seguridad ciudadana”, añadió Latorre Boza.