Domingo, 4 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Ministerios de cultura y energía y minas invocan al diálogo en el marco del proceso de consulta previa del lote 192

Publicado el 17/08/15

En relación al proceso de consulta previa del Lote 192, el Ministerio de Cultura y el Ministerio de Energía y Minas (MEM) resaltan que este proceso ha respetado las disposiciones establecidas en el Ley N° 29785, Ley del Derecho a la Consulta Previa y su reglamento.

 

Como se recuerda, el derecho a la consulta consiste en un diálogo intercultural entre el Estado y los pueblos indígenas a fin de lograr acuerdos sobre medidas susceptibles de afectar los derechos indígenas. Los procesos de consulta cuentan con siete etapas consecutivas y sus acuerdos son de obligatorio cumplimiento.

 

A la fecha, el proceso de consulta de Lote 192 se encuentra en la etapa de diálogo entre representantes del Estado y de los pueblos indígenas. En este marco, consideramos pertinente expresar que todos los actores involucrados debemos guiarnos bajo el principio de buena fe e interculturalidad. Esto compromete vocación de escucha, flexibilidad de propuestas y objetivos capaces de ser expresados en acuerdos de mutuo beneficio. 

 

Desarrollo del proceso de consulta

El Ministerio de Cultura y el Ministerio de Energía y Minas (MEM) recuerdan que en el mes de mayo del presente año se llevaron a cabo las reuniones preparatorias del proceso de consulta previa del Lote 192, en las que se elaboró de forma participativa el Plan de Consulta con las organizaciones indígenas representativas de los pueblos indígenas quechua, achuar y kichwa de los ríos Pastaza, Corrientes y Tigre (Loreto).

 

Los Planes de Consulta, a solicitud de estas organizaciones, establecieron espacios diferenciados para desarrollar el proceso de consulta. De esa manera, la etapa de diálogo (penúltima etapa del proceso de consulta) con los representantes de los pueblos indígenas del río Pastaza y Corrientes fue programada para del 14 al 17 de julio, mientras que aquellas correspondientes a los pueblos indígenas del río Tigre se llevaría a cabo del 20 al 22 de julio. Ambas sesiones se desarrollarían en la ciudad de Iquitos.

 

Diálogo con los pueblos indígenas del río Pastaza y Corrientes

Luego de la etapa de Evaluación Interna del proceso de Consulta, a inicios de julio las organizaciones entregaron al MEM -entidad promotora del proceso- un acta con demandas en temas relativos a territorio, protección ambiental y desarrollo sostenible. Asimismo, el acta incluía el pedido de establecer un fideicomiso en beneficio directo de los pueblos indígenas “diferente del canon, de las medidas compensatorias del Estudio de Impacto Ambiental (EIA) y a las que corresponden por responsabilidad social empresarial” por un monto total de mil millones de dólares.

 

El MEM, en su calidad de entidad promotora, entregó a los representantes indígenas un documento en el que se responde a las propuestas presentadas por los pueblos indígenas en el Acta de Evaluación Interna. No obstante, los representantes indígenas consideraron que las propuestas hechas por el MEM, y solicitaron que previo a dialogar sobre las diversas demandas presentadas se debía definir su solicitud de establecer un fondo de mil millones de dólares.

 

Diálogo con los pueblos indígenas del río Tigre

El Ministerio de Cultura y el Ministerio de Energía y Minas (MEM) precisan que la etapa de diálogo con la población indígena del río Tigre ha generado cinco acuerdos, producto de las sesiones realizadas en la ciudad de Iquitos.

 

Estos acuerdos fueron posibles en el marco de la buena fe entre las partes, estableciendo una relación de respeto en el marco del diálogo.

 

Invocación al diálogo intercultural

La etapa de diálogo tiene previsto continuar en la ciudad Lima mañana viernes 14 de agosto con la finalidad de discutir el derecho a beneficios señaladas en las Actas de Evaluación Interna.

 

En vísperas del cierre de la etapa de diálogo, recordamos que el diálogo intercultural consiste en un proceso de entendimiento mutuo sobre la base del principio de la buena fe. En ese sentido, invocamos a que las propuestas deben ser flexibles y abiertas, en la búsqueda de lograr acuerdos viables de beneficio de las partes involucradas.