Viernes, 9 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

¿Cómo proteger el contorno de ojos? LBel te enseña

Publicado el 14/08/15

L’BEL, marca especializada en el cuidado de la piel te brinda información y consejos  para iniciar un debido cuidado de manera fácil y correcta para la piel que está alrededor de los ojos, pues es la más sensible de nuestro rostro, dejando atrás la hinchazón debajo de los ojos y sobre todo la notoriedad del cansancio.

La piel del contorno de ojos requiere mayor cuidado, además a diferencia de otras zona, encontramos que la piel es  mucho más delgada, por eso se pueden ver los vasos sanguíneos con facilidad; tiene pocas glándulas lubricantes; que su estructura no tiene tanta elasticidad como otras partes de la piel del rostro; que la escasez de glándulas sebáceas en esta zona contribuye a la sequedad y, por ende, a la aparición de arrugas conocidas como “patas de gallo” y por último, que  las personas parpadean alrededor de 10 mil veces al día, eso hace que la fina piel muestre pronto signos de la edad.

Para iniciar el cuidado correcto en esta zona L’BEL te brinda prácticos consejos:

 

  • Limpieza del rostro: Es muy importante la limpieza del rostro. Debemos quitar todos los restos de maquillaje de la zona y aplicar un desmaquillante específico para los ojos.
  • Hidratar: Pero nunca usar crema de rostro en esa zona, al ser una piel más delgada es más delicada frente a tratamientos para otras zonas. Para este punto L’BEL te presenta Hydracalme Ojos, un tratamiento que ayuda a sentir la piel del contorno de tus ojos más resistente y menos vulnerable a los agentes externos. Hidrata y reduce la apariencia de los signos de fatiga, como bolsas y ojeras, gracias a su gel refrescante y los masajes de su aplicador roll-on.
  • Si deseas un efecto de relleno de arrugas, puedes usar el Tratamiento  Collagenesse XT Ojos, que cuida estas zonas con el sérum especializado que reduce todo tipo de arrugas en 14 días, disminuyendo el ancho, profundidad y tamaño de las mismas.
  • Cuidar nuestros hábitos: El tabaco y el alcohol también perjudican esa zona. Si quieres lucir una mirada cuidada, reducir o evitar estos hábitos te ayudará.
  • Cuidarnos de la excesiva exposición al sol: Debes utilizar cremas solares adecuadas a la zona, incluso los días en los que pienses que los rayos solares no están presentes.