Martes, 26 de Septiembre del 2017
turismo


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Paro en puerto perjudica comercio exterior

Publicado el 23/03/11

El Presidente interino de ADEX, José Luis Silva Martinot, preocupado por impacto negativo de medida de fuerza pide transparencia en proceso de modernización de infraestructura.

Miércoles 23 de marzo de 2011.- El presidente interino de la Asociación de Exportadores (ADEX), José Luis Silva Martinot, expresó su preocupación por el paro de 24 horas protagonizado por los trabajadores portuarios y los transportistas de carga, que según reporte de los propios empresarios, les está ocasionando demoras en el embarco y desembarco de la carga.

Hoy, los trabajadores portuarios, los estibadores y los transportistas de carga pesada, anunciaron la paralización de sus labores por 24 horas debido a su desacuerdo con el proceso de concesión del Muelle Norte.

Preocupado por el impacto negativo de la medida de fuerza, Silva Martinot pidió dejar de lado cualquier cualquier tipo de violencia como se observó en la anterior medida de fuerza de febrero pasado que duró 21 días y que ocasionó pérdidas al sector exportador.

“Necesitamos una mayor transparencia en el proceso de modernización de nuestra infraestructura portuaria a fin de garantizar la competitividad de nuestro sector, de la misma manera, esperamos que los trabajadores portuarios que están protagonizando la medida de fuerza no ocasionen problemas y dejen laborar a las personas que si están dispuestas a hacerlo”, puntualizó.

Los exportadores informaron que registraron problemas en el desembarque, uno de ellos indicó que tiene varias toneladas de acero de diferentes medidas que debieron ser descargados ayer en la noche y en la madrugada de hoy, pero que hasta horas no ha logrado hacerlo.

Otra empresa del sector agro indicó que tenían la nave Emilie Bulker que entró ayer en el turno de las 15.00 horas a descargar y que la paralización por la huelga “les colgó las operaciones de desestiba de su producto, fertilizante a Granel (fosfato diamónico).

Finalmente, recordó que además de las pérdidas económicas que genera un día de paro en el puerto, también se pierde la credibilidad ante nuestros clientes en el exterior y adicionalmente se afectan miles de trabajadores en el campo y en las fábricas.