Viernes, 23 de Julio del 2021
turismo


Niños shipibos participan en obra Amazonía… Corazón del planeta

Publicado el 20/06/11

Lima, jun. 20 . Un grupo de niños shipibos, residentes del asentamiento humano Cantagallo, forman parte de los más de 70 artistas y cantantes que participan en la obra teatral Amazonía… Corazón del planeta, a estrenarse el próximo 13 de julio, a las 20:00 horas, en el teatro Municipal de Lima.

En esta puesta en escena, que se repetirá diariamente hasta el 17 de julio, y que busca sensibilizar sobre el patrimonio amazónico, participan artistas de la talla del cantante Julio Andrade, el actor Reynaldo Arenas y el tenor Juan Antonio de Dompablo, entre otros.

A lo largo de la hora y media que dura Amazonía… Corazón del planeta, a la usanza de los griegos, un coro de niños y jóvenes irá opinando, asustando o cautivando al enamorado pescador, que puede ser un hombre como usted o yo, en pleno descubrimiento del mundo amazónico.

Un día en la vida tiene voz de niña virgen. A la vez es mujer bondadosa y madre fértil. Es Amazonía. Al ver al pescador embobado de amor, “Unaya”, el guardián de la Amazonía en la cultura shipiba, lo invita a que conozca a su amada por un día.

Llega el “Amanecer” de Amazonía, con sus cantos de pájaros. Se hace de “Mañana” y las charapas, caimanes y sapos aparecen. Luego el Espíritu del río –interpretado por el roquero Julio Andrade– empieza a cantar poderoso.

Y un shipibo da testimonio de que esas aguas sirven para calmar la sed y alimentar.

Al “Mediodía”, la tierra explica al visitante el porqué de las etnias amazónicas. Y un viejo árbol nostálgico –que da vida Reinaldo Arenas– cuenta su pena porque la deforestación y la caza están extinguiendo a especies que antes lo poblaban, mientras unos monos y felinos humanizados hacen acrobacias para alegría del respetable.

En la “Tarde” de Amazonía el tiempo parece lento, milenario y qué mejor que unas mariposas danzando nos ayudan a entender la hora del ocaso y los espíritus. Y también que la Amazonía todos debemos cuidarla.

“A pesar de tantas violaciones sigue siendo virgen y madre”, como dice Gloria María Solari, la actriz, guionista y creadora de la puesta escénica, al explicar su vínculo con la selva que viene desde niña.

Allá conoció a uno de los mayores estudiosos de la selva, el padre agustino Joaquín García, quien posee la biblioteca amazónica peruana más completa y quien asesoró el cuidado guión de Solari.

“En Lima sabemos muy poco de la Amazonía. Para mí el teatro Municipal debería de pasar temas más peruanos porque tenemos que construir país. No entiendo cómo la televisión, por más que nos hablen de la marca Perú y que el Perú esté de moda, no nos dé la oportunidad de conocer más, de vernos y hacer interesar en los problemas de todos”, opina la actriz, quien en la obra encarna al Espíritu de la Tierra.

“Es una puesta escénica algo surrealista con cuadros del joven huitoto Rember Yahuarcani, conectado con la parte astral de la selva. La parte real la dan la presencia de tribus asháninkas, shipibas y boras, que testimonian y cantan en sus propias lenguas”, agrega.

Homenaje a Tarazona

Para Solari, este musical es su homenaje al maestro Wilfredo Tarazona, quien dirigirá en esas cinco noches a la Sinfónica Infantil y Juvenil del Perú.

“El Perú no sabe la labor de Wilfredo. Con su platita va a los pueblitos perdidos en busca de los jóvenes talentosos. Creo que tiene que difundirse más el trabajo de hormiga que hace este hombre, que merece los mejores escenarios”.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *







Carros Hyundai