Martes, 17 de Septiembre del 2019
turismo


Genial pianista Eddie Palmieri vuelve a Lima

Publicado el 12/09/19

El pianista que innovó la música latina y señaló el camino para la fundación del movimiento salsero vuelve a Lima a sus 82 años con el mismo fuego y pasión que impregna en cada una de sus obras. Palmieri se presentará el 14 de setiembre en el Festival Viva la Salsa.

Eddie Palmieri se presentará el sábado 14 de setiembre en el Festival Viva la Salsa, en el Jockey Club, donde compartirá escenario con Los Van Van, La Sonora Ponceña, Charlie Aponte, Tito Nieves, Víctor Manuelle, Jerry Rivera, Alberto Barros y agrupaciones y cantantes nacionales.

Las entradas estás a la venta en Teleticket. 

 

Eduardo Palmieri (Nueva York, Estados Unidos, 15 de diciembre de 1936) es un pianista y compositor puertorriqueño-estadounidense de ascendencia corsa, fundador de las bandas La Perfecta, La Perfecta II y Harlem River Drive, reconocido como uno de los artistas más innovadores en la historia de la música hispana y uno de los pioneros de la salsa. Ha obtenido el Premio Grammy en tres ocasiones: 1976, 1983 y 1985.

Durante la década de los 60, Palmieri transformó al conjunto en un laboratorio incansable de ritmos tropicales. En 1965, llega un momento clave para la música latina: graba “Azúcar pa’ ti”, tema de nueve minutos de duración, un éxito entre los bailarines que colmaban el club nocturno Palladium. En un extenso solo de piano, Palmieri logra lo inimaginable. Con una mano toca el tumbao rítmico, mientras con la otra improvisa un solo melódico.

“Eso se lo debo a mi maestro de piano, Claudio Saavedra, que me enseñó la independencia de las dos manos, la técnica de terceras y sextas”, cuenta. “Cuando la gente lo escuchó, me dijeron que había dos pianistas, o que había grabado las partes por separado”.

Pero La Perfecta fue solo el principio. En 1968, Palmieri decidió disolver la agrupación para incursionar en otras sonoridades y texturas. Era una época prodigiosa para la música popular, con el auge del rock progresivo, el jazz-rock y el funk. Palmieri les agregó mensajes políticos a sus rumbas (Justicia, 1969), grabó un disco en vivo en la cárcel de Sing Sing y transformó su repertorio en un mazacote subversivo de sintetizadores y solos disonantes contrastados con temas bailables.

Palmieri grabó todos estos discos para las compañías Alegre y Tico, que después serían adquiridas por el abogado Jerry Masucci para formar parte del imperio discográfico de la Fania.

A mediados de los 70, Palmieri reeemplazó a su cantante habitual, Ismael Quintana, con un puertorriqueño de solo 16 años: Lalo Rodríguez. El debut de ambos para la disquera Coco, The Sun of Latin Music, ganó el Grammy inaugural de mejor grabación latina en 1976.

Pero después llegaron los problemas. Palmieri comenzó a grabar un disco que se llamaría Kinkamache, no quedó contento con los resultados y abandonó el proyecto. En una brillante decisión comercial, el dueño de Coco, Harvey Averne, lanzó la grabación bajo el título de Unfinished Masterpiece —obra maestra inconclusa— y el disco le significó a Palmieri un segundo Grammy consecutivo.

“Les dije, si ustedes dejan salir ese disco, no les vuelvo a grabar jamás”, dice Palmieri. “Y entonces me encerré en mi casa, primero por tres años, y después dos más”.

En 1981, Palmieri regresó al conglomerado de la Fania con el famoso disco que lleva su nombre —conocido como “white album” por su portada blanca. Desde entonces ha resucitado a La Perfecta, auspiciado a la diva puertorriqueña India, y grabado sabrosas sesiones de jazz latino. Como su nueva producción, titulada Sabiduría, que verá la luz este año.

Palmieri promueve este trabajo con pasión: “Es el mejor CD grabado en el ámbito del Latin jazz”, dice entusiasmado. “Bajo las estructuras del mambo instrumental y el son montuno, lo que quiere decir que es bailable. Cuando lo escuche, usted me lo va a confirmar”.

Considerado una leyenda viva de la música latina, Palmieri sigue escribiendo su historia. Nada lo detiene. Solo el 2018 nos regaló dos nuevos trabajos, los álbumes Full CircleyMi Luz Mayor, este último dedicado a su fallecida esposa Iradia González, en el que lo acompañan otros dos monstruos de la música: el cantante Gilberto Santa Rosa y el guitarrista Carlos Santana.









Carros Hyundai