Domingo, 22 de Julio del 2018
turismo


¿Cómo implementar una oficina funcional en un ambiente pequeño?

Publicado el 27/03/18

Las oficinas cumplen un rol fundamental en el desempeño de los colaboradores, por ello, es importante analizar cada detalle de la implementación de estas, y es que, aunque muchas veces existan limitantes como el espacio, hoy en día, las empresas optan por explotar todos los recursos y aprovechar al máximo su funcionalidad.

La utilización del espacio y su aprovechamiento óptimo son aspectos básicos que se deben tener en cuenta cuando se diseñan oficinas. La tendencia actual indica que las empresas gozarán de menos metros cuadrados para amoblarlas, por lo que esto se convertirá en todo un reto.

Sin embargo, pese a que los espacios limitantes son muy comunes en las organizaciones, esto no debe ser un impedimento para tratar de acondicionar el lugar según las necesidades del trabajador, apoyándose en los colores, la iluminación, una buena división y organización de los muebles.

En ese sentido, Visso, empresa peruana que ofrece soluciones de amoblamiento para el sector de oficinas y espacios corporativos, brinda algunas recomendaciones para aprovechar al máximo el espacio y convertirlo en un lugar ideal para cada colaborador.

Iluminación natural: La luz natural es la clave para que la oficina se vea mucho más grande de lo que en realidad es. Para ello, es recomendable utilizar cortinas claras y prácticas que permitan variar la luminosidad de acuerdo con las necesidades. Asimismo, se pueden colocar espejos o transparencias que logren que las ventanas internas se vean luminosas.

El poder de los colores: El color de las paredes también ayuda a lograr amplitud. El aliado de los espacios pequeños siempre será el blanco o los colores claros. Eso no implica que no se pueda combinar con algún otro color para dar un toque distinto. Una pared colorida o espejada pueden ayudar a dar profundidad.

Dividir sin perder: Es todo un desafío subdividir ambientes sin perder espacio. Sin embargo, existen algunos objetos que te ayudarán a encontrar el equilibrio, tales como: puertas corredizas, paneles divisorios transparentes, estanterías o tabiques de mediana altura.

Espacios multiuso: Trabajar con espacios multiusos será nuestro mejor aliado para aprovechar al máximo cada recurso, para ello se debe elegir un mobiliario con formas y tamaños variados, adaptable a diversas necesidades. Por ejemplo, una mesa redonda puede funcionar como escritorio individual si se requiere trabajar de cerca con alguna persona del equipo u organizar una reunión; un sillón de respaldar alto puede ubicarse en un lugar de descanso o utilizarse en la recepción.

Ambientes organizados: Mantener un espacio ordenado ayudará a una mejor organización en las labores diarias de los trabajadores. Para mantener el orden es indispensable disponer de todos los elementos que permitan a los colaboradores colocar