Martes, 21 de Noviembre del 2017
turismo


Pe|Prom|grati days|1|728x90

¿Cómo rejuvenecer sin pasar por el quirófano?

Publicado el 22/08/17

Lima, 22 de agosto.- ¿Interesada(o) en lucir un rostro saludable y joven? ¿Sientes temor por el dolor que podría producir los tratamientos para el rejuvenecimiento de la piel? Presta atención a estos tratamientos no invasivos que corrigen la flacidez y arrugas, tensan la piel, entre otros resultados para el rejuvenecimiento del rostro.

De acuerdo a la Dra. Kateryn Pérez Willis, dermatóloga de la Clínica Continental, existen tecnologías modernas que generan cambios positivos en la piel. Estos tratamientos son conocidos como “no invasivos” ya que no emplean herramientas que rompen la piel, en otras palabras, no se involucra el bisturí ni el quirófano. “Son los favoritos de los y las pacientes porque son rápidos, simples y eficaces para todo tipo de piel”, asegura la especialista”.

Esta tendencia de procedimientos “no invasivos” regeneran de manera natural la piel y, lo más importante, permiten la comodidad y seguridad del paciente. Estos son algunos de los tratamientos más empleados:
· Infini: Tratamiento que conduce energía de radiofrecuencia en la dermis, lo que genera la producción de colágeno. La sesión dura 30 minutos aproximadamente y se pueden observar resultados en la primera aplicación.

· Láser Spectra: Disminuye las lesiones dérmicas y manchas en la piel. Es un procedimiento progresivo y generalmente se observan resultados en la tercera sesión.

· Oxycryo: Un método que permite que la piel respire oxígeno puro y se regenere, lo que permite que la piel luzca limpia, sana y rejuvenecida.

· Vitamina C endovenosa: La vitamina C es un poderoso antioxidante natural que permite la elaboración de colágeno. La aplicación se puede dar a cualquier edad y en todo tipo de piel.

Para la especialista de la Clínica Continental, siempre debe acudirse a un profesional que debe evaluar cuál es el tratamiento idóneo y el número de sesiones para el estado de la piel del paciente. Si bien el procedimiento “no invasivo” es seguro, siempre hay que tomar las medidas necesarias para garantizar el éxito de los resultados.