Miercoles, 18 de Octubre del 2017
turismo


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Especialista del Hospital Loayza brinda Recomendaciones para la atención de Quemaduras

Publicado el 28/12/16

Casos de quemaduras se incrementan durante fiestas navideñas y de fin de año

Las quemaduras por el uso de pirotécnicos, muñecos e incluso accidentes domésticos ocasionados por las velas o luces navideñas se incrementan durante las celebraciones de fin de año y la mayoría de estos accidentes son más frecuentes en niños, resaltó la doctora Silvia Escalante, jefa del Servicio de Cirugía Plástica y Quemados del Hospital Nacional Arzobispo Loayza.

Por ello, indicó que es muy importante aprender a reconocer el grado de intensidad que tiene una quemadura para brindar la ayuda necesaria. “Las quemaduras de primer grado son leves tienen características de quemaduras solares, presentan enrojecimiento de la piel, poco ardor y deshidratación en los niños. Una quemadura de segundo grado causa mucho dolor y se caracteriza por la presencia de ampollas”, explicó la especialista.

Precisó que las quemaduras de tercer grado son más graves, “ya que hay destrucción de gran parte del tejido y pueden avanzar a las capas más profundas de la piel, en muchas oportunidades pueden dañar los músculos y/o huesos, requieren atención quirúrgica y son propensas a complicaciones como infecciones. Las quemaduras de segundo y tercer grado tienen que ser atendidas por un médico especialista”, resaltó la doctora.

Además mencionó, que las quemaduras son causa de mortalidad, provocan secuelas deformantes con gran impacto psicológico y en muchos casos ocasiona discapacidad crónica, por ello es importante tomar conciencia sobre las medidas de seguridad para prevenir estos casos.

Por otro lado, la doctora Escalante recomendó adoptar las siguientes medidas en caso de quemaduras de primer y segundo grado: Primero mojar o sumergir la zona afectada en agua limpia y fresca (grifo de casa) de 20 a 30 minutos, luego cubrirlo con una sábana limpia y mojada para trasladar a la persona afectada a un establecimiento de salud. En el caso de las quemaduras de tercer grado, el afectado debe ser trasladado inmediatamente a un establecimiento de salud para recibir atención especializada.

Además, indicó “nunca hay que desprender la ropa que está adherida al cuerpo de una persona quemada, ni aplicar ungüentos, cremas, rodajas de tomates o de papas y nada que pueda ocasionar una infección”.

Así mismo, señaló que ante una inminente quemadura es importante recordar que si la llama de fuego alcanza el cuerpo de una persona, esta debe rodar hasta que se apague y nunca correr porque aviva el fuego.

Finalmente, para evitar accidentes en casa, la doctora Escalante recomendó tomar las medidas, a fin que las personas adultas mayores y niños no se queden solos y mucho menos encerrados. Recordó que es importante evitar el uso de pirotécnicos, no dejar velas encendidas o luces navideñas que suelen recalentarse y ocasionar incendios.