Viernes, 9 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Niño se suicida porque no queria ir al colegio

Publicado el 20/01/16

Diego González, de apenas 11 años, tomo la fatídica decisión de acabar con su corta vida lanzándose del quinto piso de su casa por la única razón de no querer ir mas al colegio: ‘Mamita, yo no quiero ir al colegio”, era lo que le decía el niño a su madre cuando tocaba ir a la escuela.

La razón por la cual no quería ir al colegio nunca se supo, se insinúa que era la presión que tenia. A pesar de ser considerado un buen estudiante.

“Yo estaba levantada, pero no me enteré de que se había movido de la habitación. Yo… miré y vi las zapatillas en el suelo, con lo cual no pensé que él se había levantado, porque yo le tenía que dar unos temas de repaso de Naturales y Sociales. Entonces, cuando me di cuenta, me metí en la habitación, no le vi y le busqué como loca por toda la casa y vi, en el fondo de la cocina, la mampara abierta, me acerqué y… Con la oscuridad vi su sombra, en el suelo”, relató la madre del menor.

Diego, cursaba la secundaria en la escuela Nuestra Señora de los Ángeles, en el barrio de Villa verde (Madrid).

Minutos antes de tomar esta decisión, el menor escribió una carta para sus padres, la cual dejo al lado de su muñeco favorito.

“Papá, mamá, estos 11 años que llevo con vosotros han sido muy buenos y nunca los olvidaré, como nunca os olvidaré a vosotros. Papá, tú me has enseñado a ser buena persona y a cumplir las promesas, además, has jugado muchísimo conmigo. Mamá, tú me has cuidado muchísimo y me has llevado a muchos sitios. Los dos sois increíbles, pero juntos sois los mejores padres del mundo. Tata, tú has aguantado muchas cosas por mí y por papá, te estoy muy agradecido y te quiero mucho. Abuelo, tú siempre has sido muy generoso conmigo y te has preocupado por mí. Te quiero mucho. Lolo, tú me has ayudado mucho con mis deberes y me has tratado bien. Te deseo suerte para que puedas ver a Eli. Os digo esto porque yo no aguanto ir al colegio y no hay otra manera para no ir. Por favor espero que algún día podáis odiarme un poquito menos. Os pido que no os separéis papá y mamá, sólo viéndoos juntos y felices yo seré feliz. Os echaré de menos y espero que un día podamos volver a vernos en el cielo. Bueno, me despido para siempre. Firmado Diego. Ah, una cosa, espero que encuentres trabajo muy pronto Tata. Diego González”.