Sábado, 26 de Mayo del 2018
turismo



VICTORIA SANTA CRUZ

Publicado el 27/10/13

La compositora, coreógrafa y profesora universitaria Victoria Eugenesia Santa Cruz nació en La Victoria, provincia de Lima, el 27 de octubre de 1922. Es hija de Nicomedes Santa cruz Aparicio y Victoria Gamarra y hermana del célebre decimista Nicomedes, del investigador César y del torero Rafael.

Victoria Santa Cruz se inició en el mundo de las tablas con el grupo Cumanana, a lado de su hermano Nicomedes. Esta agrupación divulgó la música afroperuana por diferentes países.

En 1961 viajó a Francia para estudiar en la Universidad del Teatro de las Naciones y en la Escuela Superior de estudios Coreográficos. De regreso al Perú fundó su compañía Teatro y Danzas Negras del Perú.

Luego, en 1969, llevó a cabo giras en diversas ciudades de Estados Unidos. De regreso al Perú fue nombrada directora del Centro de Arte Folklórico, hoy Escuela de Folclor. Al Año siguiente obtuvo el premio como la mejor folclorista en el primer Festival y Seminario Latinoamericano de Televisión por la Universidad Católica de Chile en 1970.

Entre 1973 y 1982, dirigió el Conjunto Nacional de Folclore del Instituto Nacional de Cultura, realizando una exitosa gira por Estados Unidos, Canadá, El Salvador, Guatemala, Francia, Bélgica, Suiza y el principado de Mónaco. Cuando finalizó su cargo, se desempeñó como profesora invitada, asistente y vitalicia en la Universidad Carnegie Mellon. Ha dirigido talleres en países como Rusia, Israel, Canadá, Dinamarca, España, Italia y Argentina.

Entre sus creaciones podemosmencionar  A que muevan la cola, Con el ritmo del tambor,  Chismorreos del callejón, Del callejón a la quinta, Dios creó el mundo, Las lavanderas, Landó, Ilusiones vanas, Callejón de un solo caño (en coautoría con su hermano Nicomedes) y Ven a mi encuentro.

 

“ Me gritaron negra”

Poema rítmico de Victoria Santa Cruz

Nota: el coro va en cursiva

Tenia siete años apenas,
apenas siete años,
¡Que siete años!
¡No llegaba a cinco siquiera!

(palmas)

De pronto unas voces en la calle
me gritaron ¡Negra!

¡Negra! ¡Negra! ¡Negra! ¡Negra! ¡Negra! ¡Negra! ¡Negra!

“¿ Soy acaso negra?”- me dije

¡ SI ! 

“¿Qué cosa es ser negra?”

¡Negra!

Y yo no sabía la triste verdad que aquello escondía.

¡Negra!

Y me sentí negra,

¡Negra!

Como ellos decían

¡Negra!

Y retrocedí

¡Negra!

Como ellos querían

¡Negra!

Y odie mis cabellos y mis labios gruesos
y mire apenada mi carne tostada
Y retrocedí

¡Negra!

Y retrocedí . . .

¡Negra! ¡Negra! ¡Negra! ¡Negra! 

¡Negra! ¡Negra! ¡Neeegra!

¡Negra! ¡Negra! ¡Negra! ¡Negra! 

¡Negra! ¡Negra! ¡Negra! ¡Negra! 

Y pasaba el tiempo,
y siempre amargada
Seguía llevando a mi espalda
mi pesada carga

(palmas)

¡ Y como pesaba ¡ . . .
Me alacié el cabello,
me polveé la cara,
y entre mis cabellos siempre resonaba
la misma palabra

¡Negra! ¡Negra! ¡Negra! ¡Negra! 

¡Negra! ¡Negra! ¡Neeegra!

Hasta que un día que retrocedía , retrocedía y que iba a caer

¡Negra! ¡Negra! ¡Negra! ¡Negra! 

¡Negra! ¡Negra! ¡Negra! ¡Negra! 

¡Negra! ¡Negra! ¡Negra! ¡Negra! 

¡Negra! ¡Negra! ¡Negra!

¿Y qué?

(palmas)

¿Y qué?

¡Negra!

Si

¡Negra! 

Soy

¡Negra!

Negra

¡Negra!

Negra soy

¡Negra!

Si

¡Negra!

Soy

¡Negra!

Negra

¡Negra!

Negra soy

De hoy en adelante no quiero 
laciar mi cabello
No quiero ( al decirlo arrojan sus antifaces )
Y voy a reírme de aquellos,
que por evitar – según ellos –
que por evitarnos algún sinsabor
Llaman a los negros gente de color

¡ Y de que color ¡
NEGRO

¡ Y que lindo suena ¡
NEGRO

¡ Y que ritmo tiene ¡
NEGRO NEGRO NEGRO NEGRO 

NEGRO NEGRO NEGRO NEGRO

NEGRO NEGRO NEGRO NEGRO 

NEGRO NEGRO NEGRO

Al fin
Al fin comprendí

AL FIN 

Ya no retrocedo

AL FIN

Y avanzo segura

AL FIN 

Avanzo y espero

AL FIN

Y bendigo al cielo porque quiso Dios
que negro azabache fuese mi color
Y ya comprendí

AL FIN

Ya tengo la llave

NEGRO NEGRO NEGRO NEGRO 

NEGRO NEGRO NEGRO NEGRO

NEGRO NEGRO NEGRO NEGRO 

NEGRO NEGRO 

¡ Negra soy ¡