Viernes, 2 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Colombia está en la lucha pero su juego mantiene las alarmas encendidas

Publicado el 11/11/16

Colombia sigue dependiendo de sí misma para clasificarse a Rusia-2018, pero las alarmas están encendidas tras el empate 0-0 ante Chile en Barranquilla, donde volvió a sobresalir la ausencia de buen juego y volumen ofensivo.

El elenco que dirige el argentino José Pekerman igualó sin goles el jueves con el combinado austral, con un desempeño en el campo que generó críticas de los colombianos y de los sectores especializados.
“Sigo creyendo que Pekerman, sin lucidez, armó un equipo que no encuentra la forma de aprovechar a los goleadores, que lo son en sus equipos, pero se pierden en la selección”, escribió el analista Hernán Peláez en su columna en el diario AS Colombia.
La última vez que un delantero colombiano anotó en la eliminatoria fue en la sexta fecha -hace cinco partidos- cuando la escuadra venció 3-1 a Ecuador en Barranquilla con un doblete de Carlos Bacca.
En los casi cien minutos de juego frente a los chilenos, entre el tiempo reglamentario y el añadido, los cafeteros tuvieron dos opciones de gol: un remate del delantero debutante Miguel Borja y un cabezazo del defensor Óscar Murillo, ambos producto de pelota quieta y despejados por Claudio Bravo.
La esperanza de un cambio ofensivo para la tricolor, que con la igualdad subió al tercer puesto del clasificatorio sudamericano con 18 puntos, uno más que Ecuador y Chile, estaba en el anunciado regreso de Radamel Falcao García.
El atacante del AS Mónaco volvió a vestirse de amarillo luego de más de un año de ausencia por lesiones, pero su suplencia y la falta de producción adelante impidió que el goleador histórico del equipo nacional retornara por lo alto.
 
“Incapaz de romper cerrojos”
“Colombia tiene un mal sobrediagnosticado: se ha vuelto un equipo incapaz de crear opciones de gol, incapaz de generar juego ofensivo con volumen y real peligro, incapaz de romper cerrojos defensivos, incapaz de mantener una intensidad de ataque”, escribió Gabriel Meluk, editor de deportes del diario El Tiempo.
Los focos comienzan a posarse sobre el capitán James Rodríguez, uno de los artilleros del combinado con tres anotaciones, quien con su talento en los partidos anteriores reclamaba a gritos a Zinedine Zidane un espacio en el once titular del Real Madrid.
“La verdad muy poco, pero muy poco, está aportando James en la creación y generación del juego y hasta su frecuencia goleadora se volvió nula (…) No pesa, no hace la diferencia”, escribió el comentarista Hugo Illera en Win Sports.
Colombia se mantiene dentro de los cuatro puestos que dan pase directo al siguiente Mundial -en Sudamérica el quinto va a un repechaje con un cuadro de Oceanía- y su clasificación dependerá de sacar el 100% de los puntos en el estadio Metropolitano Roberto Meléndez frente a Bolivia, Brasil y Paraguay.
En el camino a Brasil-2014, a estas alturas los hombres de Pekerman habían conseguido 13 puntos de local, dos más que los actuales. En las últimas dos salidas, contra Uruguay y Chile, se pactaron empates.
“Lo positivo es que los jugadores siempre quieren ganar. Lo negativo es las pausas que hay que tener para encontrar otra vez el buen fútbol”, afirmó el DT.
Obligados a “sumar” en Argentina
Por los puntos perdidos en casa, para asegurarse Colombia está obligada a raspar unidades a sus rivales. El martes visitará en San Juan a una Argentina dolida tras caer goleada 3-0 con Brasil y estar parcialmente fuera de las opciones de clasificación al Mundial.
Para ese encuentro vital, que en caso de triunfo compromete la aspiración mundialista de los locales, los cafeteros no podrán contar con la dupla defensiva que viene consolidándose: Óscar Murillo por sanción y Yerri Mina en duda por lesión.
Los colombianos no ganan en territorio argentino en un clasificatorio desde el épico 5-0 en 1993. Aunque a su favor está que su juego como visitante rumbo a Rusia, con más variantes defensivas y vocación al contragolpe, le ha resultado provechoso al reportar un rendimiento del 46,6%.
No obstante, si la tricolor cae el martes podría cerrar el 2016 por fuera de la Copa del Mundo.
“Ahora estamos en una situación en la que nos obliga a ir a Argentina a sumar”, sostuvo Falcao, cuyo olfato goleador despegó en el River Plate argentino.