Jueves, 8 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Cinco beneficios de lubricantes sintéticos y/o de tecnología sintética para el motor de tu auto

Publicado el 11/03/16

Durante este verano se están registrando los más altos niveles de temperatura en el país, alcanzando más de 30 grados, lo que origina que las exigencias del motor sean mayores.

En estas condiciones también la exigencia del lubricante son mayores y por ende  es indispensable usar el lubricante correcto,  que permita que las partes móviles  de los vehículos se muevan libremente entre ellas, reduciendo la fricción y, en consecuencia, el desgaste y calor. Sin embargo ¿Qué tipo de lubricante será el ideal en estos casos?

Bajo esta premisa, TOTAL, cuarto grupo energético a nivel mundial,  proporciona cinco beneficios de usar lubricantes sintéticos y/o de tecnología sintética para el motor del auto a comparación de los lubricantes de motor convencional.

  • Mayor resistencia a la temperatura. Los lubricantes sintéticos y/o de tecnología sintética pueden manejar, temperaturas mayores de funcionamiento en forma segura, sin deteriorarse. Es por eso que para los climas cálidos se recomiendan este tipo de lubricantes, así como también para las aplicaciones de trabajos pesados, turbocargadas y de uso pesado.
  • Mejor desempeño en temperaturas bajas. Mayor facilidad del arranque en frío. Los lubricantes sintéticos y/o de tecnología sintética fluyen con mayor libertad a temperaturas extremadamente bajas (-30 °/- 40° C).
  • Mejor protección del motor. El lubricante sintético y/o de tecnología sintética ayuda a conservar su grado de viscosidad, con lo que brindan una mejor protección para el motor y soportan condiciones de funcionamiento más extremas.
  • Menor consumo del lubricante. Los lubricantes sintéticos y/o de tecnología sintética presentan menos evaporación que los aceites de motor convencionales. Un buen lubricante sintético y/o de tecnología sintética perderá solamente un 4% de su peso si funciona a 400 grados durante seis horas, comparado con la pérdida de un 30% de un aceite convencional basado en hidrocarburos. Un índice menor de evaporación hace que se produzca un menor consumo entre cada cambio.
  • Motores más limpios. Los lubricantes sintéticos y/o de tecnología sintética no se degradan, ni sedimentan tan rápidamente como los lubricantes comunes basados en minerales. Esto significa que cuando se realiza un viaje corto de ida y vuelta para hacer las compras o cuando se maneja mucho por la ciudad en invierno, no se acumulan sedimentos en el motor de manera tan rápida y se conserva la eficacia de la lubricación.