Martes, 28 de Mayo del 2024
turismo



¿Cómo gestionar los riesgos que genera el Cambio Climático en la Seguridad y la Salud de los Trabajadores?

Publicado el 25/04/24

28 de Abril: Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo

  • Katherine Castillo, experta de SGS, brinda recomendaciones para que las empresas puedan mitigar el impacto de la radiación UV, la exposición a productos químicos, el estrés térmico y la contaminación atmosférica.

Lima, 25 de Abril del 2024.- El 28 de Abril es el Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo (SST), fecha establecida en el 2003 por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en la que se reflexiona sobre la importancia de prevenir los accidentes y las enfermedades en el lugar de trabajo.

En la edición de este año, la OIT se ha enfocado en resaltar la necesidad de incluir las cuestiones climáticas en las prácticas de SST y estas en las políticas ambientales de los países, publicando un informe titulado Garantizar la seguridad y la salud en el trabajo en un clima cambiante.

“El cambio climático incrementa los riesgos a los que están expuestos los trabajadores. Esto ya lo estamos viviendo. Por ello, las empresas, de un lado, tienen que hacer lo posible para reducir su impacto ambiental y, del otro, llevar a cabo las acciones de control que correspondan para eliminar o como mínimo mitigar los nuevos riesgos laborales derivados del calentamiento global”, comenta Katherine Castillo, experta en SST de SGS Perú.

En tal sentido, Castillo brinda una serie de recomendaciones para que las empresas puedan gestionar adecuadamente los riesgos laborales relacionados con el cambio climático a los que actualmente están expuestos los trabajadores.

· Radiación UV. Los niveles de radiación se han incrementado en los últimos años. Hay lugares en el Perú donde dicha radiación es alta y los trabajadores que laboran al aire libre están expuestos a ella. Se debe identificar las épocas y las horas en las que la radiación es mayor y realizar un monitoreo a los trabajadores que tienen una exposición alta a la misma. Se debe tomar medidas para minimizar dicha exposición, a través de protección estructural (techos, sombrillas, etc.), el uso de indumentaria adecuada y lentes oscuros, ambos con protección UV, y la provisión de bloqueador, además de labores de sensibilización y capacitación.

· Exposición a químicos. El cambio climático genera una mayor aridez en el suelo, entre otros factores que alteran la gestión de los cultivos. Ello lleva a los productores a utilizar más fertilizantes, plaguicidas, entre otros productos químicos, que pueden causar diversos daños a la salud, desde una simple dermatitis hasta cáncer. Cada uno de estos productos tiene un límite máximo permitido, a partir de los cuales se deben establecer los controles, siendo la primera medida realizar ajustes en los procesos para reducir la exposición de los trabajadores, así como utilizar maquinarias y equipos adecuados, productos que sean más amigables con el ambiente y accesorios de protección, como respiradores.

· Estrés térmico. Las altas temperaturas generan una serie de complicaciones en los trabajadores: incomodidad, excesiva sudoración, falta de concentración e inclusive desmayos. Los controles primero se deben centrar en la ingeniería, mediante sistemas de ventilación, y en los procesos, estableciendo jornadas más breves para los colaboradores.

· Contaminación atmosférica. Se refiere principalmente a la contaminación por gases, vapores o material particulado. Las empresas deben monitorear y medir no solo la emisión de estos agentes en sus operaciones sino la exposición de sus trabajadores a cada uno de ellos. Mientras mayor sea la exposición, mayores deben ser las medidas que se deben implementar, como, por ejemplo, reducir la exposición de los trabajadores a la contaminación, contar con plantas más sofisticadas y menos contaminantes y con materiales de seguridad adecuados, como filtros y cartuchos.

Castillo agrega que la legislación peruana contempla multas por no cumplir con estas disposiciones. “Las autoridades fiscalizan no solo que la exposición a estos agentes haya sido medida (monitoreos ocupacionales), sino también que, en los casos en los que se supere los límites máximos de exposición, existan controles para mitigarlos. Más allá de las multas, las empresas deben cuidar por principio la salud y la seguridad de sus trabajadores”, dijo.

Informe de la OIT

El informe de la OIT publicado esta semana y titulado Garantizar la Seguridad y la Salud en el Trabajo en un clima cambiante revela que en el mundo hay anualmente al menos 2,400 millones de trabajadores expuestos al calor excesivo; 1,600 millones, a la radiación UV; 1,600 millones, a una mayor contaminación atmosférica; y un número significativo de los 873 millones de trabajadores empleados en la agricultura que están expuestos a un mayor riesgo generado por el uso de agroquímicos.

 



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *