Martes, 16 de Abril del 2024
turismo



Un Madrid muy opaco

Publicado el 12/03/24

El de esta noche del Bernabeu no solo no era el Madrid de Champions sino que por el contrario parecía una caricatura de este.

Es verdad que había conseguido un importante triunfo en Leipzig, gracias a una espectacular jugada personal de Brahim Diaz pero que no pudo expresar sobre el terreno de juego la superioridad que logró en el marcador.

Nadie entendió el planteamiento que quiso hacer Carletto poniendo esa inédita alineación que desde el primer momento no supo que hacer en el campo.

Pero lo mas claro de esa primera etapa infame la tuvo el Leipzig que si no fuera por los errores en definición de Openda que tuvo tres claras se iban al descanso en desventaja.

El Madrid no solo no llevó peligro sino que prácticamente no llegó al área rival algo realmente insólito jugando en casa y en Champions.

Tanto el público presente en el estadio como los millones de seguidores del conjunto blanco en todo el mundo no entendían que estaba sucediendo y a que estaba jugando su equipo, era necesario llegar lo mas pronto al descanso manteniendo el cero en su arco para buscar un replanteo urgente.

El técnico Italiano y los propios jugadores fueron notificados por una afición que luego de muchos años pitó a su propio equipo en el templo blanco.

Ancelotti que muy rara vez mueve el equipo en el intermedio saca del campo a Camavinga para permitir el ingreso de Rodrygo que debía buscar cambiar la dinámica.

El equipo mejora en algo porque empieza a tomar el control del partido algo que no pudo hacer ni por asomo en la primera mitad.

A pesar de ello el primer ataque peligroso del equipo merengue se da cuando estaba a punto de cumplirse la media hora de juego y minutos mas tarde fue Rodrygo quien tuvo el primer remate franco al arco que desvía el portero.

Sobre el minuto 64 finalmente se rompe el score luego de una recuperación de Kroos que habilita a Bellingham quien en una carrera espectacular termina dando un pase maestro que deja a Vinicius solo entrando al área para definir como crack, 1-0.

La alegría del Bernabeu duró muy poco ya que el Leipzig iguala las acciones 3 minutos después por intermedio de Orbán.

Los siguientes minutos fueron de mucha tensión en la casa blanca pero al final se logró el objetivo que es al final lo mas importante.

Sin embargo esta debe ser una lección para los blancos ya que otra noche así los podría dejar fuera de Europa ya que además los rivales a partir de cuartos no perdonan como Openda.

Escrito por: Alejandro Rozas / Foto: Efe.

 



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *