Miercoles, 17 de Abril del 2024
turismo



Piedras en los Riñones: ¿Por qué se forman y cómo se tratan?

Publicado el 14/03/24

Lima, 14 de Marzo del 2024.- Dolores intensos en la parte baja de la espalda que no desaparecen, sangre en la orina y fiebre son algunos de los síntomas de Piedras en los Riñones. Éstas pueden ser tan finas como un grano de arena o tan grandes como una alverja, muy pocas veces llegan a ser del tamaño de un limón. El nefrólogo Domingo Chang, de la Clínica Ricardo Palma, explica por qué se producen y cómo se tratan.

Las piedras en el riñón, o cálculos renales, se forman cuando hay un desbalance entre las sustancias que forman los cálculos (como calcio, oxalato, fósforo, ácido úrico), las sustancias que los evitan (potasio, citratos) y la cantidad de líquido que se elimina en la orina, que es igual a la cantidad de líquido que la persona consume. Algunos de estos elementos dependen de la dieta (como el líquido, los oxalatos, el potasio) y otros son defectos propios del riñón, algunas veces heredados o familiares.

Aunque las medidas de prevención varían según el tipo de piedra, existen recomendaciones generales para reducir el riesgo de que se desarrollen. Por ejemplo, beber de 2.5 a 3 litros de agua al día, reducir el consumo de sal y gaseosas e incrementar la ingesta de frutas y verduras, especialmente, las cítricas.

En cuanto al tratamiento, depende de cada caso y puede incluir un procedimiento quirúrgico invasivo o litotricia, que es una técnica extracorpórea que demanda un corte milimétrico. Desde el punto de vista médico, muy pocas piedras pueden ser disueltas con fármacos debido a su dureza. Y los pocos que son susceptibles requieren mucho tiempo de tratamiento para alcanzar esta meta. 

Las complicaciones más comunes de los cálculos a los riñones son sangrado a través de la orina (hematuria) y dolor, que puede ser muy intenso. Otras molestias menos frecuentes, pero potencialmente graves son la obstrucción de la vía urinaria y las infecciones del tracto urinario. Estas últimas, si no son tratadas a tiempo y adecuadamente pueden generar la falla permanente del riñón afectado.

 



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *