Domingo, 21 de Abril del 2024
turismo



El nuevo Mister Champions

Publicado el 08/03/24

Lima, 8 de Marzo del 2024.- Estamos ante la presencia de un merecido sucesor de Cristiano Ronaldo como jugador diferencial de la Champions League.

La noche de Anoeta era el marco ideal para poder ver en acción al equipo Parisino por primera vez en Champions luego del anuncio de Kylian Mbappé de no seguir en el PSG después del 30 de junio.

Bastaron solo unos cuántos minutos para demostrar que el jugador de Bondy es hoy en día y con mucha diferencia sobre su mas cercano perseguidor el mejor jugador del mundo.

Un doblete de Mbappé dejó sin ninguna chance al cuadro Donostiarra que llegó a esta noche con la esperanza de adelantarse en el marcador y empezar a meter nerviosismo al cuadro de Luis Enrique que todavía es un equipo en formación pero en el que ya se puede ver claramente los brotes verdes que vienen de la mano del técnico Asturiano.

Basta ver la reconversión de un jugador desordenado como Dembelé que hoy juega en una posición diferente a la que tuvo durante toda su carrera.

Sobre los quince minutos de juego el propio Mbappé empieza a definir una serie que podía complicarse si los Vascos lograban adelantar el marcador.

Con una jugada completamente espectacular literalmente rompe la cintura de su marcador para clavar la pelota en el ángulo superior izquierdo del conjunto local.

La serie se ponía imposible para remontar, en solo un cuarto de hora ya había tres goles separando los equipos para clasificar a la siguiente etapa y esto se reflejaba claramente en el campo.

El control del juego se mantuvo durante el resto del primer tiempo y en ningun momento estuvo en peligro la llave para el conjunto Parisino.

La segunda parte fue la continuidad de lo visto previamente hasta que sobre los 56 minutos el mismo Kylian pone la estocada final a la eliminatoria con una de sus definiciones favoritas.

Un pase en profundidad de Lee Kang In deja al nacido en Bondy solo frente al portero Remiro y amagando definir al segundo palo lo hace al primero desconcertando a todo el mundo.

Lo que vino de ahí en mas para el PSG dejar que transcurran los minutos sin arriesgar cediendo el balón al local que buscó de manera continua el gol de honor.

Ante tanta insistencia este llega por intermedio de Merino cuando estaba a punto de completarse el tiempo reglamentario.

El cuadro de Luis Enrique supera la llave con relativa facilidad y se prepara para continuar su camino en la próxima instancia que nos permitirá quizá ver los últimos minutos de Mbappé con el equipo Parisino en Champions.

Escrito por: Alejandro Rozas / Foto: Efe.

 



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *