Sábado, 24 de Febrero del 2024
turismo



Presentarán el Carnaval Jaujino, el carnaval más elegante y alegre del Perú

Publicado el 02/02/24

 

 

  • Una de las expresiones culturales artísticas más importantes de la provincia de Jauja, que fue reconocida como Patrimonio Cultural de la Nación desde noviembre del 2018.

 

  • La conferencia de prensa se realizará este lunes 5 de febrero a las 11 a.m. en el auditorio del Ministerio de Cultura (Av. Javier Prado Este N° 2465 – San Borja).

 

  • Autoridades del Gore Junín encabezado por el gobernador Zósimo Cárdenas Muje, la Dirección Regional de Comercio Exterior y Turismo (Dircetur Junín), municipalidad provincial de Jauja, distritos, y sociedad civil, cultural y artística se unen para la gran fiesta carnavalesca y para su despegue económico turístico.

 

En el marco de las celebraciones por el Bicentenario de la Batalla de Junín, el gobierno regional de Junín a través de la dirección regional de comercio exterior y turismo (Dircetur Junín); la Municipalidad Provincial de Jauja, así como destacadas instituciones de la sociedad civil del centro del país, presentarán en la sede del Ministerio de Cultura este lunes 5 de febrero de 2024 a las 11 a.m. el Carnaval Jaujino 2023, el más elegante del Perú, cuyas actividades se iniciarán el 9 de febrero y durará hasta el 5 de marzo

El Carnaval Jaujino es una de las expresiones culturales artísticas más importantes de la región Junín. Por su significado, historia, y la manera como está involucrada en la forma de entender la vida de los jaujinos, fue reconocida como Patrimonio Cultural de la Nación por el Ministerio de Cultura desde noviembre del 2018.

Este festejo tiene rituales que lo distinguen como la traída del ‘monte’, es decir la búsqueda del árbol más alto y grueso de las campiñas. La celebración del cortamonte distingue a Jauja de otros carnavales en el Perú. Es caracterizado por su elegancia, alegría y algarabía, donde las parejas bailan al son de una sinfonía o banda de músicos que usan trompetas, clarinetes, platillos, tarolas y un bombo, entre otros.

La festividad resguarda las expresiones musicales, así como el arte textil y arte culinario tradicional de Jauja, gracias a la organización barrial y a la continuidad de las redes de parentesco y paisanaje que afianzan la identidad y cohesión social entre los lugareños.

Historia

El Carnaval Jaujino, una de las manifestaciones culturales artísticas más representativas de la provincia, se celebra anualmente en cada uno de los 12 barrios de la ciudad de Jauja, entre el miércoles de ceniza y el inicio de la cuaresma; y puede extenderse hasta el inicio de la Semana Santa.

Los carnavales se organizan a través de instituciones barriales, cuyos miembros son vecinos e “hijos residentes” en otras localidades; es decir, aquellas personas que migraron en busca de mejores oportunidades laborales y de estudios, pero mantienen estrecha relación con el pueblo y sus instituciones.

 

Cada uno de estos barrios cuenta con una capilla que guarda una cruz, a la que se rinde honores durante el carnaval, una muestra del sincretismo religioso y cultural.

El Carnaval Jaujino implica una serie de actividades sociales culturales y rituales siendo las principales: la traída de monte, que consiste en recoger un árbol del bosque para su posterior uso ritual y su colocación en la plaza o lugar abierto; y el popular cortamonte, que radica en el corte colectivo del árbol extraído.

Cada barrio organiza la fiesta en dos fechas diferentes, con una diferencia de dos días entre la primera y la segunda fecha; es decir entre la traída de monte y el cortamonte.

Hacha en mano, los danzantes bailan alrededor de los árboles que son decorados con regalos para los asistentes, al compás de la música de las orquestas.

Como se puede ver, la festividad se ha adaptado a procesos de cambio como el fenómeno migratorio, por lo que actualmente muchos aspectos de la organización son asumidos por los “hijos residentes”.

Respecto a las danzas, se transmiten de generación en generación, por lo que se aprende a bailar en el hogar y las plazas de los barrios, desde la infancia, de la mano de los padres. Los ponchos, las mantas y llicllas con las que bailan son heredados de padres a hijos.

Algunos barrios suelen organizar cortamontes infantiles, en los que participan niños de diferentes edades, que incluso son padrinos de pequeños árboles.

Todos estos detalles y el programa de actividades se darán a conocer durante la presentación en el auditorio del Ministerio de Cultura con la presencia de las autoridades de la región y del ministerio.

 

 



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *