Domingo, 21 de Abril del 2024
turismo



Estudio liderado por Cleveland Clinic descubre vínculo entre altos niveles de Niacina – una Vitamina B común – y Enfermedades Cardíacas

Publicado el 29/02/24

El exceso de Niacina alimenta la inflamación y enfermedades cardiovasculares a través de una nueva vía recientemente identificada

Cleveland, 29 de Febrero del 2024.- Investigadores de Cleveland Clinic han identificado una nueva vía que contribuye a enfermedades cardiovasculares asociadas con altos niveles de niacina, una vitamina B común anteriormente recomendada para reducir el colesterol.

El equipo, liderado por Stanley Hazen, M.D., Ph.D., descubrió un vínculo entre el 4PY, un producto de descomposición del exceso de niacina, y enfermedades cardíacas. Niveles más altos de 4PY circulantes se asociaron fuertemente con el desarrollo de ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares y otros eventos cardíacos adversos en estudios clínicos a gran escala. Los investigadores también demostraron en estudios preclínicos que el 4PY desencadena directamente la inflamación vascular, dañando los vasos sanguíneos, lo que puede provocar aterosclerosis con el tiempo.

El estudio, publicado en Nature Medicine, también detalla vínculos genéticos entre el 4PY y la inflamación vascular. Los hallazgos proporcionan bases para posibles nuevas intervenciones y terapias para reducir o prevenir esa inflamación.

“Lo emocionante de estos resultados es que esta vía parece ser un contribuyente significativo, aunque antes no reconocido, en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares.”, dijo el Dr. Hazen, presidente de Ciencias Cardiovasculares y Metabólicas en el Instituto de Investigación Lerner de Cleveland Clinic y jefe co-sección de Cardiología Preventiva en el Instituto de Corazón, Vasos Sanguíneos y Tórax. “Además, podemos medirlo, lo que significa que hay potencial para pruebas diagnósticas. Estos conocimientos preparan el terreno para desarrollar nuevos enfoques que contrarresten los efectos de esta vía”.

Niacina (vitamina B-3) es muy común en la dieta occidental. “Durante décadas, Estados Unidos y más de 50 naciones han ordenado la fortificación del niacina en alimentos básicos como harina, cereales y avena para prevenir enfermedades relacionadas con la deficiencia nutricional”, dijo el Dr. Hazen. Sin embargo, en las cohortes de pacientes de los investigadores, uno de cada cuatro sujetos parece estar recibiendo en exceso y presenta niveles elevados de 4PY, lo que parece contribuir al desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

El Dr. Hazen compara nuestro consumo de niacina con varios grifos que vierten agua en un cubo. Una vez que ese cubo está lleno, comienza a derramarse. El cuerpo humano luego necesita procesar ese desbordamiento y producir otros metabolitos, incluido el 4PY.

“La conclusión principal no es que debamos eliminar por completo nuestro consumo de niacina, eso no es un enfoque realista”, dijo el Dr. Hazen. “Dado estos hallazgos, se podría considerar la discusión sobre si se justifica continuar con la fortificación de harina y cereales con niacina en los Estados Unidos”.

El Dr. Hazen señala que el uso más extendido de suplementos de venta libre hechos con diferentes formas de niacina también se ha vuelto popular debido a sus supuestos propósitos antienvejecimiento. Agrega que los pacientes deben consultar con sus médicos antes de tomar suplementos de venta libre y centrarse en una dieta rica en frutas y verduras, evitando el exceso de carbohidratos.

Los nuevos hallazgos también podrían ayudar a explicar por qué la niacina ya no se considera un tratamiento preferido para reducir el colesterol. La niacina fue uno de los primeros tratamientos recetados para reducir el LDL o colesterol “malo”. Sin embargo, eventualmente, se demostró que la niacina era menos efectiva que otros medicamentos para reducir el colesterol y estaba asociada con otros efectos negativos y tasas de mortalidad más altas en investigaciones previas.

“Los efectos del niacina siempre han sido algo paradójicos”, dijo el Dr. Hazen. “A pesar de reducir el colesterol, los beneficios clínicos siempre han sido menos de lo esperado en comparación con el grado de reducción del LDL. Esto llevó a la idea de que el exceso de niacina causa efectos adversos poco claros que contrarrestaron parcialmente los beneficios de la reducción del LDL. Creemos que nuestros hallazgos ayudan a explicar esta paradoja. Esto demuestra por qué investigar el riesgo cardiovascular residual es tan crítico; aprendemos mucho más de lo que nos proponemos encontrar”.

Los autores del estudio señalan que se necesitan investigaciones a largo plazo para evaluar el efecto de la elevación crónica de los niveles de 4PY en la aterosclerosis y otros fenotipos.

Esta investigación es parte del continuo trabajo del Dr. Hazen en la identificación de factores contribuyentes al riesgo cardiovascular residual. Su equipo realiza un seguimiento a largo plazo de los pacientes, recopilando muestras de sangre para identificar firmas químicas que puedan prever el desarrollo de enfermedades cardíacas. A lo largo de su carrera, ha logrado descubrimientos pioneros en la investigación de la aterosclerosis y las enfermedades inflamatorias, incluido el descubrimiento seminal que vincula las vías microbianas intestinales con enfermedades cardiovasculares y metabólicas.

El Dr. Hazen también dirige el Centro de Microbioma y Salud Humana de Cleveland Clinic y ocupa la Cátedra Jan Bleeksma en Biología Celular Vascular y Aterosclerosis.

Marc Ferrell, ex estudiante de M.D., Ph.D. en el laboratorio del Dr. Hazen y estudiante del Programa de Formación de Científicos Médicos de la Universidad de Case Western Reserve, es el primer autor del manuscrito. La investigación informada en esta publicación fue respaldada en parte por los Institutos Nacionales de Salud bajo los números de subvención R01HL103866, P01HL147823, R01HL133169, R01HL148110, R01HL168493 y U54HL170326.

 



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *