Domingo, 3 de Marzo del 2024
turismo



Si estoy pagando un préstamo, ¿Cómo equilibrar el pago de deuda con los ingresos?

Publicado el 10/01/24

Lima, 10 de Enero del 2024.-Si tienes un préstamo, es importante analizar qué porcentaje de tus ingresos se destinan al pago de las cuotas, si supera el 40% y estás ajustado, es mejor buscar opciones para reducir el monto de la cuota. Una compra de deuda es una alternativa a evaluar, acceder a mayor plazo automáticamente baja la cuota, incluso manteniendo la misma tasa de interés, pero pueda que te quedes pagando por más tiempo, es cuestión de evaluar qué conviene más según la necesidad actual, mencionó Alfredo Marín, Sub Gerente de Pasivos Minoristas de BanBif.

“Una vez estabilizado ese porcentaje de deuda e ingreso, es viable pensar en ahorrar. Muchas personas que tienen deudas deciden prepagar con sus ahorros, lo que técnicamente puede servir para bajar la carga de deuda, pero no es conveniente para todos, se debe evaluar cada caso” dijo.

Explicó que una opción importante es que se debería decidir prepagar una deuda, solo cuando ya tiene su “fondo de reserva”, es decir, lo necesario para cubrir sus gastos algunos meses en caso se quede sin trabajo. Esto es importante, pues si prepaga, luego se queda sin trabajo y además no tiene ahorros, pasará momentos muy complicados, antes que la solvencia en términos de menor deuda, es mejor la liquidez, que le permitirá capear la situación con menor estrés financiero.

De otro lado, señaló que conviene unificar deudas si lo que buscas es acomodar a tu presupuesto a una cuota menor, sin importar de momento el plazo por el que estarás endeudado.

“Depende de cada situación, por ejemplo si una persona destina a deudas un alto porcentaje de sus ingresos, por ejemplo más del 50% y busca unificar deudas con una cuota equivalente al 30% de su ingreso, se libera liquidez y se acomodará mejor a su situación personal y familiar, sin embargo el precio a pagar probablemente sea una mayor tasa (mas costo financiero) y mayor plazo (más meses o años pagando), pero esto es secundario si lo que necesita ahora es más liquidez” refirió.

El análisis de la situación personal y familiar es muy importante. Además, prepagar siempre es una posibilidad cuando se tenga liquidez, es decir, puedes extender el plazo de tu deuda pero cuando tengas recursos puedes prepagar y es un acto permitido.

Cuando se prepaga una deuda, se puede decidir alternativamente, entre bajar el valor de la cuota que usualmente pagas (se baja capital sin modificar el plazo final del crédito) o mantener el mismo valor de la cuota (bajas capital reduciendo el plazo del crédito).



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *