Sábado, 25 de Mayo del 2024
turismo



Protestas en Machu Picchu generan crisis en el turismo: ¿Cómo manejar el conflicto y preservar nuestro patrimonio?

Publicado el 26/01/24
  • El turismo en Machu Picchu se ve amenazado por protestas contra la venta virtual de boletos, generando pérdidas económicas y afectando la empleabilidad en el sector, mientras la desconfianza turística crece.

 

  • Frente a la crisis, se enfatiza la importancia de una legislación clara, la mediación sostenible y la descentralización de rutas turísticas como estrategias clave para preservar el patrimonio cultural y mitigar los impactos negativos en la economía local.

Lima, 26 de Enero del 2024.- Machu Picchu, joya del turismo peruano, enfrenta una crisis sin precedentes debido a las recientes protestas originadas por el lanzamiento exclusivamente virtual de la venta de boletos de ingreso a través de la plataforma www.tuboleto.cultura.pe. Este cambio ha desencadenado desconfianza y tensiones, impactando tanto en la economía del país como en la reputación del destino turístico.

En el epicentro de la polémica, diversos sectores se ven directamente afectados. En ese sentido, Lily Valderrama, jefa del área de Relaciones Sociales y Gubernamentales del Estudio Miguel Mur & Abogados, destaca las consecuencias negativas que abarcan:

Comercio local en crisis: La cancelación y disminución de visitas afectan directamente a hoteles, tiendas, restaurantes, guías de turismo, agencias de viaje, artesanos y otros servicios locales, generando pérdidas significativas de ingresos, señala Valderrama.

Impacto en el empleo: Asimismo, la falta de visitantes resulta en la cancelación de itinerarios programados, llevando a la inestabilidad laboral en el sector turismo, afectando a aquellos que dependen económicamente de esta actividad.

Desconfianza turística: La imagen del país como destino turístico se ve afectada, ya que los turistas temen cambios en itinerarios, cancelación de tours y pérdida de inversión sin llegar a su destino deseado.

Causas y Soluciones

Por otro lado, Valderrama menciona que la falta de socialización sobre los cambios legales y/o administrativos sobre el uso de los bienes patrimoniales ha generado conflictos, cierres de vías y daños estructurales. Muchas veces afectando la integridad física de las personas, así como las zonas arqueológicas y/o turísticas.

En ese sentido, la solución radica en una comunicación abierta y una regulación clara para evitar perjuicios a la integridad física y al patrimonio, destaca la líder del área de Relaciones Sociales y Gubernamentales del Estudio Miguel Mur & Abogados.

Asimismo, menciona que la mediación y negociación deben ser sostenibles, priorizando la conservación del patrimonio. “La sensibilización de pobladores y autoridades sobre la importancia cultural es esencial para evitar afectaciones a las actividades turísticas”, agrega.

Además, Valderrama sugiere que se debería integrar a los actores locales, que se encuentran directa o indirectamente involucrados, en la toma de decisiones y fomentar su participación en la generación de estrategias.

“Para que no se vean afectadas las actividades turísticas y se puedan implementar nuevas estrategias de promoción de turismo sostenible, es fundamental sensibilizar a las autoridades y ciudadanos respecto a la importancia de proteger el patrimonio cultural, así como informar la magnitud del daño que se le hace a nuestro país cuando se generan conflictos sociales. Las pérdidas económicas y el daño a la imagen del país son muy graves”, subraya Valderrama.

Por último, considera que las autoridades del Ministerio de Cultura y la Dirección de Turismo deberían implementar nuevas rutas turísticas que permitan descentralizar un solo destino y poder ofrecer otras opciones, así como actualizar e implementar nuevos sistemas y estrategias tecnológicas para un mejor control administrativo, tanto en lo económico como en lo turístico, en el ingreso a la Llaqta de Machu Picchu

“No olvidemos que una adecuada gestión del patrimonio cultural con confianza y sostenibilidad puede mejorar la calidad de vida de los pobladores, además de concertar una planificación basados en los potenciales bienes materiales e inmateriales con los que cuentan. Esto, adicionalmente, de buscar la solución a los conflictos identificados por parte de las colectividades e instituciones”, subraya Valderrama.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *