Viernes, 23 de Febrero del 2024
turismo



Expansión Minera promueve “Los Metales Verdes” El futuro de la Minería en Latam

Publicado el 22/01/24

Lima, 22 de Enero del 2024.- Se denomina metales “verdes”, a los que jugarán un rol muy importante en la transición hacia las energías ecológicas, limpias y digitales para lograr un futuro por debajo de los 2°C del calentamiento global. Los metales que serán necesarios para desplegar la energía eólica, solar y geotérmica, así como el almacenamiento de energía para la electromovilidad. Estos son el cobre, níquel, cobalto y litio, cuya creciente demanda será desde el 100% hasta 500% hasta el 2050 dependiendo del metal según los expertos.

La electromovilidad que ya es una real tendencia a nivel global genera una alta demanda por metales verdes para la elaboración de las requeridas baterías para los nuevos móviles eléctricos y celulares.

Siendo conscientes que la demanda mundial de litio llegaría a unas 3.8 millones de toneladas al 2035, mientras se espera que un déficit del metal entregue un significativo impulso a los precios. Este déficit se comenzará a gestar a partir del 2031 y con esos balances debiera esperar que los precios aumenten significativamente.

Según estudios se espera que la demanda mundial de litio llegaría a 3.8 millones de toneladas al 2035.

Asimismo, se proyectó un crecimiento de la demanda de 455% desde las 690,000 toneladas requeridas en 2022, empujada en buena parte por la industria de baterías para vehículos eléctricos.

En tanto, la producción mundial de mina subiría a 2.46 millones de toneladas de carbonato de litio equivalente (LCE) para 2035, desde las 468,000 toneladas producidas en 2021, lo que conllevaría problemas en el balance global del mercado.

Los vehículos eléctricos pueden ser más limpios que los que usan gasolina o diésel, pero su producción sigue requiriendo una gran cantidad de recursos de la tierra. El litio, por ejemplo, es un metal esencial para la fabricación de las baterías de los automóviles eléctricos y celulares.

El crecimiento esperado de la demanda de litio depende fundamentalmente del crecimiento de la electromovilidad.

Según el Servicio Geológico de Estados Unidos, las minas de litio produjeron un total mundial estimado de 100.000 toneladas en 2021, lo que representó un pico de producción. Con la fabricación de vehículos eléctricos creciendo a un ritmo cada vez mayor, este pico va a tener que ser superado por un margen considerable en los próximos años.

En el informe “El mercado de litio¨. Desarrollo reciente y proyecciones al 2030”, la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco) ya estimó que la demanda de carbonato de litio equivalente en 2021 ascendió a las 465.000 toneladas. De cara a 2030, con el cese de la producción de vehículos de gasolina y diésel que se avecina en varios mercados clave, se prevé que este alcance los 2,1 millones de toneladas. Para entonces, se espera que los vehículos eléctricos sean los principales impulsores de la demanda de litio.

Argentina, Bolivia y Chile representan el 85% de las reservas de litio en el mundo ;por lo tanto estos 3 paises de Sud America concentran la mayor cantidad de recursos de litio en sus territorios, por eso se conoce como el “Triángulo del Litio” a los depósitos de litio ubicados en estos tres países. En la lista, le siguen Australia, Estados Unidos y China.

En su mayoría la fabricación (76% baterías de iones de litio) y comercialización (con alrededor de un tercio del consumo mundial ) de baterías de litio lo domina mundialmente la China; sin embargo es una gran oportunidad para Latinoamérica de industrializar los metales verdes y crear plantas de fabricación de baterias y pasar de ser meramente comercializadores de materias primas a agregarle valor y lograr producir productos finales como baterías ; ya existe una primera iniciativa de planta en Argentina.

El aumento del precio de litio viene en crecimiento exponencial por la gran demanda habiendo pasado del 2021 al 2022 de un precio por TN de 10,000$ a 70,000$.

Para Bolivia su objetivo principal es industrializar su cadena productiva de sus salares yacimientos de litio en convenio con empresas de China ; sin embargo la producción de Bolivia aún es muy pequeña y no aparece en los registros de información en los que están países como Chile y Argentina. Los yacimientos de litio boliviano más grandes se encuentran en el salar de Uyuni, perteneciente al departamento de Potosí.

Otro caso particular es en Perú que esta fuera del triángulo de Litio; pero con gran potencial y proyección a futuro; donde recientemente se ha descubierto un importante yacimiento de Litio en Puno (Macusani ); que podría convertirse en uno de los más grandes del planeta.

Guillermo Quintana comenta que hace unos días se acaba de descubrir reservas de litio en el Salar Salinas en Arequipa, el Salar Chilicolpa y Salar Laguna Blanca en Tacna y el distrito de Carumas en Moquegua, aunque las leyes son menores que en Puno.

Otro mineral verde que está cada vez tomando mayor protagonismo es el Cobalto; también denominada oro azul, es indispensable para la fabricación de baterías de ion litio en vehículos eléctricos, pues prolonga su duración, permite reducir su tamaño y evita que se sobrecalienten. Actualmente, el principal productor mundial de cobalto es la República Democrática del Congo, con 145.000 toneladas métricas producidas en 2022, según el Cobalt Institute. Le sigue a gran distancia Indonesia, con una cifra cercana a 9.500 toneladas métricas

Para los fabricantes de automóviles, el vaivén del cobalto tendrá un impacto menor en el coste de las baterías, si se compara con otros materiales como el litio.

El caso peculiar de Chile es que busca recuperar cobalto del procesamiento de sus relaves; pudiendo convertirse en el segundo productor a nivel mundial; teniendo el potencial de producir 15.000 toneladas anuales de cobalto desde sus relaves (biolixiviación), con la ventaja adicional de poder obtenerlo en forma más limpia, con menor impacto ambiental y costos de producción más bajos.

Por otro lado, Guillermo Quintana Director Expansion Minera comenta que Perú se encuentra en estudios para ver si alberga yacimientos de níquel y cobalto en la cordillera oriental de los Andes entre Huánuco y Puno; aunque estos descubrimientos podrían implicar desafíos de carácter socioambientales pues se trata de una zona de selva alta.

Algunos grupos de geólogos afirman que en un futuro cercano; se podría encontrar cobalto en diversas zonas de la costa del Perú o ser recuperado de relaves (correspondientes a yacimientos del tipo IOCG (óxidos hierro-cobre-oro) y Niquel en Cerro de Pasco y Cuzco.

El desafío está proyectado para que Sud América pueda convertirse en la dispensa de minerales verdes para el planeta en la era de la electromovilidad.

 



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *