Viernes, 1 de Marzo del 2024
turismo



¿Qué debes considerar al escoger una fórmula infantil?

Publicado el 04/12/23

o   Según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), en Perú, más de 50% de niños y niñas recién nacidos no consumen leche materna. 

 Lima, 4 de diciembre del 2023. La leche materna es el alimento ideal para un bebé, sin embargo, existen ciertas condiciones de salud materna en las cuales se debe considerar la sustitución total o parcial de este tipo de alimentación.

En estas situaciones especiales y en otros no justificados desde el punto de vista nutricional (motivos laborales o ansiedad) la alimentación infantil basada en las fórmulas busca reemplazar la leche materna, sustituyéndola por preparados adecuados que se asemejen a la leche de la madre del recién nacido.

“Las fórmulas infantiles sólo deben usarse si su médico lo recomienda. Éstas, producto de investigaciones y pruebas constantes, buscan igualar el perfil nutricional de la leche materna para potenciar el estado inmunológico, la función digestiva y el desarrollo del niño y niña”, afirma el Dr. Javier Gonzales, médico pediatra y docente de la EAP de Medicina de la Univ. Norbert Wiener.

 Según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), en Perú, más de 50% de niños y niñas recién nacidos no consumen leche materna, por lo que las fórmulas se convierten en una opción alternativa para la alimentación de un bebé.

Teniendo en cuenta ello, el especialista brinda algunas pautas fundamentales para tener en cuenta al seleccionar la fórmula infantil adecuada.

  1. Consulta con un profesional de la salud: las fórmulas lácteas infantiles deberán ser siempre indicadas por un profesional médico, por lo que antes de optar por una, debes conversar con su pediatra. Cada bebé es único y puede tener necesidades nutricionales específicas.

  1. Opte por las fórmulas a base de leche de vaca: no se recomiendan fórmulas a base de soja, excepto para bebés con una condición médica particular. Asimismo, no use fórmulas lácteas caseras y leche de vaca natural u otras leches de animales diferentes. Estas no tienen la cantidad adecuada de nutrientes y pueden ser perjudiciales para el recién nacido.

  1. Hay tres tipos de fórmulas: lista para alimentar: no necesita agua. Concentrado líquido: debe ser mezclado con agua esterilizada. Polvo: debe mezclarse con agua esterilizada. Hay que tener en cuenta que las fórmulas concentradas líquidas y listas para consumir son estériles hasta que se abre la lata, mientras que las de polvo no son estériles, por lo que pueden contaminarse con sustancias nocivas. Para ello, realiza procedimientos de higiene, limpieza y esterilización a los materiales que usarás para la preparación.

  1. Infórmate: los padres deben conocer los riesgos y las desventajas de las fórmulas lácteas para la salud de su niño o niña, pues el médico tratante valora y comunica los pro y contras de la indicación de una fórmula láctea para cubrir las necesidades del paciente.

  1. Adaptabilidad y aceptación: si existen indicaciones que justifiquen las fórmulas lácteas, no se sienta culpable, cada caso es distinto. Es un proceso de adaptabilidad para usted y su bebé. Lo más importante es brindarle los nutrientes que necesita para que se desarrolle exitosamente.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *