Martes, 21 de Mayo del 2024
turismo



Estudios Ambientales: ¿Qué tan relevantes para las industrias, la población y el medio ambiente?

Publicado el 30/05/23

A lo largo de los años, se ha tomado más conciencia acerca de la preservación del medio ambiente, así como la de los recursos naturales que como bien sabemos, podrían llegar a escasear en unos años o incluso, dejar de existir. Es así como, por parte de las empresas, en la actualidad existe un creciente interés por crear o emplear estrategias que las hagan verse como empresas socialmente responsables.

Es importante con todos estos cambios e implementaciones, que los ciudadanos estén debidamente informados acerca de algunos temas que finalmente, nos involucran a todos. Dentro de estos están los estudios ambientales, que son fundamentales y beneficiosos tanto para la población, como para las empresas. En esa línea, Luis Andrés Barba, Gerente General de WES, empresa especializada en la consultoría de recursos hídricos y soluciones tecnológicas, nos cuenta mediante una entrevista, qué es un estudio ambiental, en qué consiste y demás.

 

  1. ¿Qué es un estudio ambiental, en qué consiste? ¿Qué tipos de estudios hay?

Un estudio ambiental es una evaluación sistemática y exhaustiva de los factores ambientales que pueden verse afectados por un proyecto o actividad específica. Se llevan a cabo para comprender el impacto potencial de una acción en el medio ambiente y para proporcionar información relevante para la toma de decisiones. El objetivo principal es identificar los posibles efectos negativos o positivos de un proyecto en el entorno y proponer medidas para prevenir, mitigar o compensar los impactos negativos.

Son considerados como requisito legal para el inicio de un proyecto de desarrollo importante como: construcción de infraestructuras, explotación de recursos naturales, implementación de actividades industriales, entre otros.

 

Los estudios ambientales consisten en una variedad de actividades para recopilar información de un proyecto. Estas actividades contemplan: recopilación de datos científicos, investigaciones de campo, análisis de riesgos, identificación de medidas de mitigación, consultas públicas y participación ciudadana, evaluación económica y social, elaboración de informes y recomendaciones.

 

Existen varios tipos de estudios ambientales, entre los más comunes se encuentran:

  • Evaluación de Impacto Ambiental (EIA)
  • Estudio de Impacto Ambiental Regional (EIAR)
  • Estudio de Impacto Ambiental Estratégico (EAE)
  • Estudio de Impacto Ambiental Social (ESIA)
  • Auditoría ambiental
  • Estudio de Riesgo Ambiental
  • Estudio de Monitoreo Ambiental
  • Estudio de Biodiversidad

 

Es importante mencionar que las actividades específicas, así como la selección y alcance de un estudio ambiental pueden variar según el proyecto, la legislación aplicable y los requisitos de las autoridades ambientales correspondientes.

 

  1. ¿Qué tipos de empresas requieren de estudios ambientales?

Diversas empresas y sectores requieren realizar estudios ambientales para evaluar y gestionar sus actividades. A continuación mencionamos algunos sectores que requieren dichos estudios:  Minería, explotación de petróleo y gas, extracción de recursos naturales, industria, energía, construcción, infraestructura, proyectos residenciales y/o comerciales, transporte, agricultura, entre otros.

 

  1. ¿Para qué sirven los estudios ambientales? Mencionar 6 beneficios.

Los estudios ambientales sirven para distintos propósitos relacionados con la gestión ambiental y su protección.

  1. Identificar los efectos potenciales de la calidad del aire, agua, suelo, biodiversidad, ecosistemas y otros componentes del entorno a través de la evaluación de los posibles impactos ambientales de un proyecto o actividad antes de su implementación.
  2. Respaldar la toma de decisiones del desarrollo de un proyecto con información y datos científicos.
  3. Cumplir con las regulaciones y normativas ambientales nacionales e internacionales, evitando así sanciones legales y daños reputacionales.
  4. Identificar medidas de mitigación a través de estrategias para prevenir impactos ambientales negativos como cambios en diseño del proyecto o implementación de tecnologías.
  5. Facilitar la participación pública y la consulta de partes interesadas mediantes expresión de opiniones, inquietudes y sugerencias respecto a un proyecto o actividad. Con ello se contribuirá a una toma de decisión más inclusiva y equitativa.
  6. Proteger el medio ambiente previniendo o minimizando los daños, así como preservar la biodiversidad manteniendo la calidad de agua, aire y suelo, y promover prácticas sostenibles en el desarrollo humano.

 

 

  1. ¿Qué beneficios trae para las comunidades aledañas, el hecho de realizar estudios ambientales?

Los estudios ambientales pueden proporcionar una serie de beneficios para las comunidades aledañas como: la protección de la salud, la participación comunitaria, la mitigación de impactos negativos, la protección de recursos naturales, el desarrollo económico local y la promoción del desarrollo sostenible. Sin duda, todo ello contribuirá al bienestar de las comunidades.

               

  1. ¿Cada cuánto tiempo es necesario realizar un estudio ambiental?

La frecuencia con la que se debe realizar un estudio ambiental puede variar dependiendo del proyecto, la legislación aplicable y las condiciones locales. No existe un intervalo de tiempo estándar establecido para todos los casos. Sin embargo, algunas pautas generales a considerar son las siguientes:

  1. Antes de la implementación del proyecto: Los estudios ambientales, como la Evaluación de Impacto Ambiental (EIA), generalmente se realizan antes de la implementación de un proyecto. Esto permite evaluar los impactos ambientales previstos y desarrollar medidas de mitigación adecuadas.
  2. Durante la fase de construcción: En proyectos de construcción de larga duración, puede ser necesario realizar estudios ambientales periódicos durante la fase de construcción para monitorear y gestionar los impactos ambientales en curso. Esto permite ajustar las medidas de mitigación según sea necesario.
  3. Durante la fase operativa: Algunos proyectos, como plantas industriales o minas a cielo abierto, pueden requerir estudios ambientales continuos durante la fase operativa. Esto ayuda a monitorear y evaluar los impactos ambientales en curso, así como a implementar medidas de seguimiento y control.
  4. Ante modificaciones o ampliaciones: Si se realizan modificaciones significativas o se amplía un proyecto existente, puede ser necesario realizar un nuevo estudio ambiental para evaluar los impactos adicionales o modificados y determinar si se requieren medidas de mitigación adicionales.
  5. Cambios en la normativa o condiciones locales: Si se producen cambios importantes en la legislación ambiental aplicable o en las condiciones ambientales locales, es posible que se requiera una revisión o actualización del estudio ambiental existente para evaluar los nuevos requisitos o circunstancias.

Es importante destacar que la legislación y las regulaciones ambientales de cada país o región específica pueden establecer requisitos específicos sobre la frecuencia y el alcance de los estudios ambientales para determinados tipos de proyectos. Por lo tanto, es fundamental consultar la normativa aplicable y las autoridades ambientales correspondientes para determinar los requisitos específicos para un proyecto en particular.

 

  1. ¿Cuáles son los motivos por los que una empresa requiere de este tipo de estudios?

Existen varios motivos por los cuales una empresa puede requerir un estudio ambiental. Algunos de los más comunes son: cumplimiento legal, evaluación del impacto, licenciamiento y permisos, gestión de riesgos, mejora de la imagen corporativa, participación y consulta pública, planificación y gestión ambiental.

Cabe destacar que cada caso puede ser único y dependerá del tipo de actividad, la ubicación del proyecto, la legislación aplicable y los requisitos específicos de las autoridades ambientales.

 

  1. ¿Qué ISO’s abarcan los estudios ambientales?

Un estudio ambiental puede abarcar varias normas de la serie ISO 14000, que se centran en la gestión ambiental. Las normas más relevantes para un estudio ambiental son las siguientes:

  • ISO 14001: establece los requisitos para un sistema de gestión ambiental (SGA) efectivo. Proporciona un marco para que las organizaciones identifiquen y gestionen sus impactos ambientales, establezcan objetivos y metas ambientales, implementen programas de gestión ambiental y realicen evaluaciones periódicas para mejorar continuamente su desempeño ambiental.
  • ISO 14004: Ofrece orientación sobre la interpretación y aplicación de los requisitos de la norma sobre la ISO 14001, así como las prácticas recomendadas para la gestión ambiental.
  • ISO 14006: se centra en el diseño ecológico y tiene como objetivo ayudar a las organizaciones a integrar consideraciones ambientales en el diseño y desarrollo de productos y servicios. Proporciona directrices para evaluar y mejorar el desempeño ambiental de los productos a lo largo de su ciclo de vida.
  • ISO 14015: proporciona directrices para realizar evaluaciones ambientales de sitios y organizaciones. Se utiliza para identificar y evaluar impactos ambientales en áreas específicas y establecer medidas de mitigación y remediación adecuadas.

Estas normas de la serie ISO 14000 son ampliamente reconocidas a nivel internacional y se utilizan como marco para la gestión ambiental en diversas organizaciones. Si una empresa busca obtener certificaciones o implementar un sistema de gestión ambiental, estas normas son relevantes para respaldar un estudio ambiental integral y efectivo.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *