Jueves, 22 de Febrero del 2024
turismo



El nuevo Volvo EX30 está diseñado para tener la menor huella de carbono jamás vista en un automóvil Volvo

Publicado el 30/05/23
  • El nuevo Volvo EX30 es una destilación de todas las grandes cosas de Volvo Cars: un SUV compacto y totalmente eléctrico para la era moderna, diseñado para ser seguro y tener una huella de CO₂ más pequeña que cualquier automóvil Volvo jamás visto.

Lima, 30 de Mayo del 2023.-Al abordar las emisiones a lo largo de la producción y el ciclo de vida del Volvo EX30, hemos podido reducir su huella de carbono total de más de 200,000 km de conducción a menos de 30 toneladas, según el uso de electricidad de carga por parte de la Unión Europea. Esta es una reducción de 25% en comparación con nuestros modelos totalmente eléctricos C40 y XC40, un buen paso hacia nuestro objetivo de reducir nuestras emisiones generales de CO₂ por automóvil en 40% entre 2018 y 2025.

Cómo automóvil totalmente eléctrico, el Volvo EX30 tiene cero emisiones de escape, lo que no solo contribuye a una menor huella de CO₂, sino que también afecta la calidad del aire de manera significativa. Una nueva investigación de la Universidad del Sur de California ha encontrado que incluso un pequeño aumento en los automóviles eléctricos en un área estrecha tiene un efecto positivo directo en la cantidad de visitas a emergencias debido al asma.

Pero para reducir la huella de carbono general de un automóvil, la electrificación no es suficiente. Un automóvil no solo se conduce, sino que también se diseña, desarrolla, construye y transporta, y todos estos pasos ofrecen oportunidades para reducir aún más las emisiones de gases de efecto invernadero.

“Nuestro nuevo EX30 es un gran paso en la dirección correcta para nuestras ambiciones de sostenibilidad”, dijo Anders Kärrberg, nuestro director global de sostenibilidad. “Para 2025, nuestro objetivo es reducir nuestras emisiones totales de CO por automóvil en un 40% en comparación con los niveles de 2018, a través de una reducción de 50% en las emisiones totales de escape y una reducción del 25% en las emisiones de nuestras operaciones, suministro de materias primas y cadena de suministro, todo en camino de nuestra ambición de ser una empresa climáticamente neutra para 2040”.

 

Materiales reciclados en todas partes

Entonces, ¿cómo reducimos la huella de CO₂ del Volvo EX30 al 75% de nuestros modelos eléctricos actuales? En primer lugar, diseñar un automóvil más compacto significa que necesita menos material para producirlo. Dado que el aluminio y el acero son dos de los mayores contribuyentes a las emisiones de CO₂ relacionadas con la producción, aquí es donde nosotros y usted como cliente podemos hacer una gran diferencia.

Además, si bien usamos menos acero y aluminio al construir nuestro nuevo SUV, también tiene otros materiales que se reciclan. Alrededor de un cuarto de todo el aluminio utilizado en la construcción del automóvil se recicla, al igual que aproximadamente el 17% de todo el acero utilizado en la producción de un Volvo EX30, lo que reduce aún más el impacto ambiental de estos materiales.

Este enfoque continúa dentro del coche, porque el componente más sostenible es uno que no existe. Al utilizar la optimización como principio rector del diseño sostenible, nuestros diseñadores han podido combinar múltiples funciones dentro del Volvo EX30 en un solo componente. Esto reduce el número de piezas necesarias en el interior sin comprometer la funcionalidad.

El material utilizado para el Volvo EX30 es otra contribución a una forma más sostenible de crear automóviles. Alrededor del 17% de todos los plásticos de los automóviles, desde componentes internos hasta parachoques externos, se reciclan, el porcentaje más alto en cualquier automóvil Volvo hasta la fecha.

Un paso más hacia la neutralidad climática

Otra área crucial para reducir las emisiones es la cadena de producción y abastecimiento, por ejemplo, a través de la distribución de energía limpia. El Volvo EX30 se construirá en una fábrica alimentada por altos niveles de energía climáticamente neutra, incluida la electricidad.

En cuanto a la cadena de suministro, trabajamos con nuestros proveedores de nivel 1 para este automóvil y el 95% de ellos se han comprometido a usar energía 100% renovable  en su producción para 2025, y algunos ya han alcanzado este objetivo. Esto refleja nuestra ambición no solo de reducir las emisiones en nuestras propias operaciones, sino también de alentar a los socios en nuestra cadena de suministro más amplia a hacerlo.

El proceso de producción del Volvo EX30 también se ha simplificado de varias maneras. Esto significa que el automóvil representa una de nuestras tasas más altas de utilización de material en piezas de carrocería estampadas durante la fabricación.

Y a medida que continuamos enfrentando el desafío de la trazabilidad del material, especialmente al producir las baterías para el Volvo EX30, contamos con la tecnología blockchain para ayudar a rastrear materias primas críticas que ahora incluyen litio, manganeso, cobalto, grafito y níquel.

Materiales más inteligentes y sostenibles

En el interior, utilizamos una amplia gama de materiales reciclados y renovables para asientos, salpicaderos y puertas, incluidos materiales como jeans, lino y una mezcla de lana que también contiene aproximadamente 70% de poliéster reciclado. Los jeans, en particular, son un buen ejemplo de cómo usar los materiales de manera más inteligente y sostenible.

Para crear el interior de los jeans, aprovechamos fibras que serían desechos del proceso de reciclaje del jeans. Cuando se reciclan los jeans, las fibras trituradas se retuercen en un hilo y las fibras largas se conectan entre sí. Sin embargo, las fibras cortas a menudo se caen como desechos, y rescatamos estas fibras cortas aplicándolas en nuestra nueva opción interior.

Todo esto suma un automóvil, con el llamado cradle-to-gate, estimado en 18 toneladas. Cradle-to-gate describe el impacto del CO₂ desde la extracción de materias primas hasta el automóvil terminado que llega al concesionario, por lo tanto, antes de que sea conducido.

Al final de su vida útil, el EX30 está diseñado para ser recuperado en un 95%, reciclando materiales y recuperando energía.

En resumen, el Volvo EX30 ofrece al cliente más posibilidades de reducir el tamaño y su impacto personal de CO₂, sin tener que comprometer la seguridad o la comodidad de conducción. Esto es bueno para el conductor y menos perjudicial para el medio ambiente.

El nuevo Volvo EX30 se dará a conocer el 7 de junio, prepárate.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *