Miercoles, 28 de Febrero del 2024
turismo



Xi Jinping y Vladimir Putin se reunirán en Moscú con la guerra en Ucrania como protagonista, este lunes 20 de Marzo

Publicado el 20/03/23
  • El líder chino confirmó su asistencia a una reunión con su homólogo ruso en un momento clave en el conflicto que Rusia mantiene en Ucrania. Beijing es un aliado estratégico clave para el Kremlin tras recibir numerosas sanciones occidentales. La reunión preocupa a los miembros de la OTAN, que temen que el acercamiento de China se traduzca en envío de armas a Moscú, algo negado por el gigante asiático.

China, 19 de Marzo del 2023.-Xi Jinping visitará este lunes Moscú para reunirse con el presidente ruso Vladimir Putin. Así lo han anunciado fuentes oficiales de los dos países este viernes. Una noticia de vital importancia para los intereses del Kremlin en un momento en el que necesita recopilar apoyos diplomáticos, económicos y militares que lo respalden en la guerra con Ucrania y que alivien el efecto de las sanciones impuestas hacia Moscú por parte de las naciones occidentales.

A Beijing y a Moscú les une, más que una relación cordial, tener a Estados Unidos y la Unión Europea como rivales geopolíticos y estratégicos para sus objetivos individuales en el panorama internacional. Una cuestión que ha preocupado a los aliados de la OTAN, que temen que China pueda comenzar a enviar armas a Rusia para fortalecerse en el frente de guerra ucraniano.

China ha negado cualquier plan de este tipo y ha criticado los suministros de armas occidentales a Ucrania, que pronto se ampliarán a aviones de combate después de que Polonia y Eslovaquia aprobaran esta semana las entregas.

Un funcionario ruso dijo que Xi y Putin discutirían el conflicto en Ucrania, así como la “cooperación técnico-militar”. El Kremlin dijo que se firmarían documentos bilaterales “importantes”, sin dar más detalles.

Por su parte, el portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores chino, Wang Wenbin, afirmó que la visita de Xi a Rusia -su primera en casi cuatro años- reforzaría las asociaciones económicas y promovería la “paz”, aunque no mencionó explícitamente la guerra de Ucrania

China es el aliado más importante de Rusia y ha estado comprando petróleo ruso y otros productos rechazados por los países occidentales. Sin embargo, también es un gran comprador de grano ucraniano.

El portavoz de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Kirby, declaró que a Estados Unidos le preocupaba profundamente que China pudiera intentar posicionarse como pacificador en la guerra promoviendo un alto el fuego, al afirmar que este “no conduciría a una paz justa y verdadera”.

La exportación de grano desde Ucrania, uno de los temas clave

El sábado expira un acuerdo internacional que permite la exportación segura de grano desde varios puertos ucranianos del Mar Negro. Rusia ha aceptado prorrogar el acuerdo durante 60 días, mientras que Ucrania, junto con las Naciones Unidas y Turquía, que negociaron el acuerdo original, han pedido una prórroga de 120 días.

Rusia no ha especificado por qué insiste en un periodo más corto, aunque se ha quejado de que sus propias exportaciones de alimentos y fertilizantes se ven obstaculizadas por las sanciones occidentales.

La Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra dijo el viernes que continuaban las conversaciones sobre la renovación del acuerdo, necesario para evitar la escasez mundial de alimentos, ya que Ucrania es un gran exportador. Una prórroga más corta restringiría aún más las exportaciones de Ucrania, que siguen estando muy por debajo de los niveles anteriores a la invasión.

China, que no ha condenado la invasión rusa, expresó su preocupación por el recrudecimiento de la guerra después de que un dron no tripulado de vigilancia estadounidense interceptado por aviones rusos se estrellara el martes en el mar Negro, en el primer incidente directo conocido entre Estados Unidos y Rusia.

El ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, condecoró el viernes a los pilotos de los aviones, según informó la agencia de noticias estatal rusa RIA, en respuesta a los comentarios de la Casa Blanca de que el incidente había sido una imprudencia y quizás una muestra de incompetencia.

Beijing ha pedido conversaciones de paz entre Moscú y Kiev, pero Rusia sostiene que Ucrania debe aceptar la pérdida de cuatro regiones junto con Crimea, que se anexionó por la fuerza en 2014. Exigencias intolerables para Kiev y sus aliados occidentales.

Algunos medios informaron que Xi mantendría una llamada telefónica con el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, después de su visita a Rusia, pero Beijing no ha confirmado una llamada y un portavoz de Zelenski dijo a los medios ucranianos que aún no se había acordado.

Fuente: France 24 y  Reuters

Foto: Reuters



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *