Sábado, 20 de Abril del 2024
turismo



Número de peruanas en nivel óptimo de inclusión financiera aumentó a 14% en el 2022, pero brecha de género se mantuvo en 7%

Publicado el 07/03/23

Lima, 7 de marzo de 2023.- El 14% de las mujeres peruanas alcanzó un nivel óptimo de inclusión financiera, 2 puntos porcentuales más que el año anterior (12%), reporta el estudio Brechas de Género en la Inclusión Financiera 2022 de Credicorp. Según la investigación, la brecha de género en inclusión financiera en el Perú se mantuvo en 7 puntos porcentuales por segundo año consecutivo, pues en esta oportunidad el 21% de los hombres registraron un nivel logrado de inclusión financiera, frente al 19% alcanzado en la evaluación anterior.

A nivel regional, el Perú se ubica en el penúltimo puesto del ranking con mayor porcentaje de mujeres incluidas adecuadamente al sistema financiero. Panamá (37%), Chile (36%), Argentina (28%), Ecuador (25%), Colombia (23%) y México (22%) le anteceden, y solo supera a Bolivia (11%). Una persona que alcanza el nivel logrado de inclusión financiera tiene acceso a diversos productos y servicios del sistema financiero formal, los usa de manera eficiente y genera una relación informada, sana y positiva con el sistema financiero. Adicionalmente, existe un grado aceptable de confianza en el mismo.

El estudio de brechas de género nace del Índice de Inclusión Financiera de Credicorp, realizado por Ipsos, para medir este frente desde tres dimensiones, el acceso, el uso y la calidad percibida del sistema financiero formal. La investigación se realiza en ocho países de la región y, adicionalmente, considera un análisis interseccional para identificar las diferencias que se registran entre las mujeres según variables demográficas, como edad, ocupación y nivel socioeconómico, entre otros.

Brechas en el Perú

Silvia Noriega, gerente de Sostenibilidad de Credicorp, destaca que el estudio ha permitido identificar que en el Perú se registran brechas de género en casi todos los indicadores de inclusión financiera, tanto en acceso, como en uso y calidad percibida.

En la dimensión de Acceso, el 29% de los hombres peruanos tiene una cuenta de ahorros no vinculada a una tarjeta de débito, mientras que el 24% de las mujeres posee alguna. Asimismo, la diferencia es más grande al ver la tenencia de tarjetas de débito (37% de los hombres y 28% de las mujeres), billeteras móviles (hombres 36% y mujeres 31%) y tarjeta de crédito (hombres 17% y las mujeres 13%). Respecto al Uso, los hombres peruanos realizan, en promedio, 5 transacciones financieras al mes, mientras que las peruanas solo realizan 3.5 transacciones. Asimismo, en Calidad Percibida, los peruanos señalan tener una mayor confianza en el sistema financiero que las mujeres: 29% vs 25%.

Según el análisis interseccional del estudio, las mujeres peruanas más incluidas en el sistema financiero son las menores de 43 años, habitantes de zonas urbanas, que tienen acceso a internet y cuentan con estudios superiores. De esa manera, las peruanas que viven en zonas urbanas (31%) tienen tarjeta de débito, mientras que aquellas que viven en zonas rurales llegan a la mitad: 16%. La diferencia es mucho más marcada en cuanto al uso, pues las peruanas que viven en zonas urbanas realizan en promedio 4,23 transacciones al mes y las que viven en zonas rurales apenas alcanzan un promedio de 0.55 transacciones mensuales en promedio.

“Estos resultados nos recuerdan la necesidad de sumar esfuerzos entre el Estado, la industria financiera y la academia para seguir impulsando la inclusión financiera en el Perú. Hoy tenemos más claro que un camino eficiente para amplificar los servicios financieros es apostar por los productos digitales, ya que la facilidad para descentralizarlos es enorme”, sostiene Noriega. Destaca, además, que las billeteras digitales son cada vez más adoptadas por las personas y se han convertido en el segundo canal usado para pagar compras básicas (alimentos, productos personales y del hogar, entre otros). Según el estudio, una de cada tres peruanas tiene y usa una billetera móvil, y comparado al 2021, el número de mujeres con un producto de este tipo se duplicó, al pasar de 16% a 31%.

De otro lado, el 29% de las peruanas 26 a 42 años tiene una cuenta de ahorros y solo el 18% de las mayores a 43 años tienen una. Por su parte, las mujeres de 18 a 25 años realizan en promedio 5.40 transacciones al mes, en tanto que las mayores de 43 años solo realizan 1.84 transacciones al mes.

Del mismo modo, el nivel educativo y el acceso a internet resultan claves para la inclusión financiera. Las peruanas que cuentan con post grado (17,12 transacciones) y educación universitaria (8.50) utilizan muchos más los productos financieros al mes que aquellas que no tienen educación (0 productos) o tienen educación primaria (0,28 productos). Las que tienen internet usan estos productos 4.73 veces al mes, en tanto que las que no están conectadas a internet, apenas, realizan en promedio 0.33 transacciones al mes. Una muestra de la relación positiva de la digitalización con la inclusión financiera de las mujeres se refleja en que, de los dos millones de personas incluidos al sistema financiero en los últimos dos años a través de Yape, la billetera móvil más importante del Perú, el 46% son mujeres.

Sin brechas en crédito

En el Perú, tanto hombres como mujeres tienen casi el mismo nivel de acceso a créditos en el sistema formal: el 28% de los hombres afirma tener un crédito formal, mientras que el 27% de las mujeres señala contar con alguno. Esto podría explicarse por el gran número de emprendimientos femeninos y el rol de la mujer en las microfinanzas.

Noriega refiere que el Grupo trabaja para contribuir a crear economías más inclusivas y sostenibles. Recuerda que, en los últimos años, desde Credicorp se han ofrecido productos dirigidos a mujeres a más de 190 mil emprendedoras a través de Crédito Mujer de Mibanco Perú y Mujeres Pa’lante de Mibanco Colombia. Asimismo, se ha capacitado a más de 80 mil emprendedoras con herramientas para que administren mejor sus negocios.

Inclusión financiera en la región

En Latinoamérica, la inclusión financiera de las mujeres aumentó más del doble en un año, pasando de 11% de mujeres con nivel logrado de inclusión financiera en 2021 a 23% en 2022. En el caso de los hombres, 28% alcanzó este nivel, en comparación con 21% en 2021. En ese sentido, la brecha de género se redujo de 10% a 5% en un año. Si bien la reducción de brechas representa un avance a destacar, solo 2 de 10 mujeres en la región están plenamente incluidas en el sistema financiero. Uno de los grandes retos de la región es el uso de productos y servicios financieros, dimensión en la que las mujeres de la región tienen peores resultados frente a 2021.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *