Jueves, 2 de Febrero del 2023
turismo


Agricultura: una alternativa para mitigar la escasez de fertilizantes

Publicado el 27/12/22

La crisis de fertilizantes continúa impactando de manera negativa en la producción y el precio de diversos cultivos a nivel mundial. En Perú, una encuesta del Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (Midagri), indica que en la temporada de cosecha 2022-2023, que inició el pasado mes de agosto, dejarán de sembrarse 20 mil hectáreas de arroz, papa y cebolla; que afectará a pequeños y medianos agricultores, que según la Encuesta Nacional Agropecuaria 2019, son 2 millones 244 mil. Y de ellos, casi la mitad (46,7%) utiliza fertilizantes químicos.

 

Asimismo, debido a la alta demanda de fertilizantes a nivel mundial, el Perú no ha podido importar los volúmenes que cubran las necesidades de los productos. Esta situación solo ha contribuido a aumentar la incertidumbre de los agricultores que han anunciado paralizaciones en varias regiones del país. De acuerdo con Davy Palomino, jefe de la línea Agro de Manuchar Perú, el costo de la gran mayoría de fertilizantes se ha triplicado y esto podría afectar el 50% de la producción agrícola, lo que trae consigo el aumento del costo de los alimentos.

 

A estas cifras se suma otra problemática, según la Autoridad Nacional del Agua (ANA), el 80% del agua se utiliza en el sector agrario, pero existe un alto desperdicio, donde se muestra que solo el 30% de este líquido se distribuye correctamente. En la mayoría de casos, esto se debe a la falta de tecnificación de riego en los campos de cultivo, por lo que es importante tomar conciencia para aprovechar adecuadamente este recurso.

 

Fertirrigación, una alternativa a la fertilización convencional

 

Frente a los desafíos que enfrenta el sector agrario y la economía peruana, es necesario encontrar otras soluciones para mitigar estas problemáticas. Para Palomino, la escasez de fertilizantes pone en riesgo la temporada de cosecha 2023 y una alternativa para mitigar esta situación es la fertirrigación, una práctica agrícola ampliamente utilizada que permite a los productores ahorrar tiempo, recursos y esfuerzos al realizar dos tareas a la vez: fertilización e irrigación.

 

“La fertirrigación es una técnica que permite la aplicación simultánea de agua y fertilizantes a través del sistema de riego. Por ejemplo, empresas privadas como Manuchar presentan esta alternativa a la fertilización convencional que es aplicable a todo tipo de cultivos regados a través de goteo, microaspersión, aspersión, pivote, etc., se trata de Solumax, nuestra primera gama de fertilizantes solubles”, comentó el ejecutivo.

 

Esta solución es una línea de fertilizantes solubles NPK + EM, de reacción ácida, a base de sulfato de potasio, que aporta elementos mayores y menores quelatos. Asimismo, está diseñado para el uso en sistemas de fertirrigación a campo abierto recomendado para diferentes etapas de crecimiento de los cultivos.

 

El experto señala que este fertilizante es necesario en todos los cultivos para incrementar la calidad y rendimiento. Además, países como México y Colombia ya utilizan este fertilizante. Entre los principales beneficios de este producto se encuentran: optimiza el uso del agua y fertilizantes, óptima nutrición del cultivo y mejora la rentabilidad.

 

Es preciso indicar que la fertirrigación implica el suministro de fertilizantes líquidos a través de un sistema de riego; sin embargo, los agrónomos deben tener en cuenta varias propiedades fundamentales que incluyen solubilidad, compatibilidad, acidez y salinidad.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *







Carros Hyundai