Viernes, 19 de Abril del 2024
turismo



Arzobispo de Lima ofició Misa y Tedeum por Fiestas Patrias

Publicado el 28/07/22

Lima, 28 de Julio del 2022.- Con motivo de conmemorarse hoy, 28 de Julio, los 201 años de la Independencia de Perú, el Arzobispo de Lima, monseñor Carlos Castillo, encabezó la misa y tedeum en la Catedral de Lima.

Durante la ceremonia religiosa, a la que asisten el presidente Pedro Castillo y autoridades políticas, militares y policiales, el primado de la Iglesia católica en Perú pronunció la homilía, en la cual habló de una serie de valores que deben ser rescatados como el desprendimiento y la abnegación de servicio.

En esa línea, el cardenal Castillo habló de los durísimos años que le han tocado vivir a Perú, y durante los cuales recordó la amplísima comunidad de peruanos y peruanas que arriesgaron sus vidas para salvar la nuestra.

“Solo podremos corresponderles con nuestra vida donada. Se asoma, así, el nuevo proyecto nacional de la vida peruana regenerada por la generosidad servidora, lejana de toda ambición estrecha”, manifestó.

Citando al historiador Jorge Basadre, Castillo recordó en otro momento el gesto de desprendimiento que tuvo el libertador don José de San Martín en favor del nacimiento de la República de Perú.

“Felizmente, algunas bases sólidas quedan, pero siempre existe el riesgo de corroerlas y perderlas si la ambición desmedida no se supera. Necesitamos la grandeza humana del servicio desprendido y abnegado. Así hemos ido llegando al año 201”, enfatizó Castillo Mattasoglio.

Agregó que este tipo de actitudes y este modo de actuar mariano y samaritano urge hoy en nuestra Patria, y que ya lo practica diariamente la gran mayoría de los más de 30 millones de peruanos, quienes saben autoorganizarse solidariamente, especialmente los jóvenes y las mujeres, y de quienes hemos de aprender todos.

Puso como ejemplo las imágenes de Ricardo Gareca y de Kimberly García, de quienes destacó su desbordante generosidad y alentadores de nuestra esperanza.

Manifestó que los peruanos somos herederos de modos de ser humanos, muy lejanos a los que nos inducen la ambición y la corrupción, y que Perú se ha ido construyendo con valores.

“Cualquier otra teoría sobre Perú, como la del terrorismo destructor del Estado, o la corrosión egoísta de la corrupción y la ganancia absoluta, destruye nuestro Estado, nuestra Patria y nuestra historia, y nos desprecia como peruanos”, aseveró.

Por último, instó a los peruanos a seguir el camino que Jesús anticipó mediante signos tangibles del Reino del Dios bueno, que permita generar o quizás regenerar a Perú como “una partecita del cielo”, sueño preciado de nuestra Rosa de Lima.

 



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *