Lunes, 27 de Junio del 2022
turismo


La Responsabilidad y Sostenibilidad Empresarial son más necesarias que nunca

Publicado el 02/06/22

Hay herramientas que pueden implementar las organizaciones como la ISO 2600 en materia de Sostenibilidad y Responsabilidad Social Empresarial.

Lima, 2 de Junio de 2022.- La Universidad Internacional de Valencia continúa con sus espacios online de aprendizaje en temas coyunturales, y con el objetivo de seguir educando a la comunidad en temáticas de actualidad, desarrolló un conversatorio, en cual se debatió sobre el compromiso de las Empresas con la Sostenibilidad y el trabajo en materia de Responsabilidad Social Empresarial, donde además se ha entendido que este tema tiene que ver directamente con otro componente sumamente importante para la sociedad como lo son los Derechos Humanos.

Sobre el asunto, José Lluch, director del Máster Universitario en Economía Circular y Desarrollo Sostenible en VIU, explicó que el mundo se ha globalizado y la actividad humana sigue ejerciendo una “enorme presión” al seguir el modelo económico actual (lineal) que se basa en extraer, producir y desechar, sin tener en cuenta en muchas ocasiones los aspectos más básicos sobre el respeto al medioambiente y a las personas.

A ello, se debe sumar que la población mundial sigue creciendo y demandando más recursos, lo que supone que la extracción global de recursos sigue siendo insostenible, y provocando pérdida de la biodiversidad; y este hecho ha sido advertido por expertos y organizaciones en todo el mundo como muy preocupante. Además, existen otros temas sociales donde aún queda mucho por hacer como por ejemplo la equidad laboral o la lucha contra la explotación infantil.

“Hay que iniciar la ruta hacia la Sostenibilidad, respetando el medioambiente y los aspectos sociales que, junto a lo económico, constituyen el denominado triple impacto de las empresas; asimismo, se deben gestionar proyectos de forma adecuada en el entorno volátil y de incertidumbre en el que nos encontramos, donde los marcos regulatorios sobre sostenibilidad y desarrollo de proyectos pueden suponer muchas oportunidades para mejorar sus resultados y seguir generando riqueza y empleo”, planteó Lluch.

Uno de los expertos en tomar la palabra fue el reconocido jurista Víctor Rodríguez, presidente y director general del Instituto Internacional de Responsabilidad Social y Derechos Humanos, además de ser ex miembro del Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas.

Él, indicó que hay aspectos que deben tener en cuenta las organizaciones para que su actividad empresarial respete el marco jurídico internacional de Naciones Unidas y los Derechos Humanos en busca del bienestar de la sociedad y la Sostenibilidad.

En esa línea, aseguró que la Sostenibilidad de una empresa tiene que ser vista de una manera progresiva, en otras palabras, que las compañías visualicen el antes, el ahora y el futuro para ser sostenibles, fuertes y potentes; adaptándose a las necesidades coyunturales.

“En ese punto entra el escenario de los Derechos Humanos progresivos, aquellos exigibles y verificables a través de los tratados, en este punto la Sostenibilidad, desde la mirada empresarial, implica que las compañías tendrán retos y desafíos distintos que tienen que ver con la Responsabilidad Social Empresarial, la cual era vista como un cheque de facilitación de ciertas obras sociales para ayudar a la reputación de una organización, pero eso cambió”, exclamó Rodríguez.

Los avances

En su intervención, el jurista dio luces del por qué se han logrado evolucionar y cómo las compañías pueden guiarse en el camino de la sostenibilidad. Lo primero, es que antes existía un esquema sin control y sin un estándar internacional, lo que daba como resultado un concepto mal entendido y que se tomara la responsabilidad empresarial como una manera de vender imagen, pero eso cambió con la norma ISO 26000, que sirve como referente para abordar la Responsabilidad Social Empresarial y Responsabilidad Institucional por medio de indicadores que también tienen que ver con sostenibilidad.

De igual manera, desde las mismas Naciones Unidas, se dieron pasos cuando modificó el esquema de responsabilidad de las empresas, ya que en el pasado solo los Estados eran responsables de violación de los Derechos Humanos, entonces cuando una compañía contaminaba o afectaba al medioambiente, no se le condenaba internacionalmente sino que la culpa recaía en el Estado, por su falta de vigilancia o supervisión, dejando a las grandes trasnacionales en impunidad y sin ninguna obligación, afectando la sostenibilidad.

“Naciones Unidas tomó cartas en el asunto; creó reglas de responsabilidad social con sostenibilidad, dio obligación para que las empresas trasnacionales cumplan con cuatro ejes fundamentales para garantizar los derechos humanos, la responsabilidad y la sostenibilidad”, agregó Rodríguez.

Un trabajo por la sostenibilidad

Fidel Vaca Reyes, director de programas de Interiores Norteamérica para Faurecia, empresa del Grupo FORVIA, también habló sobre la importancia de las empresas por crear un impacto positivo en la sociedad.

Faurecia sabe que los problemas ambientales plantean un serio desafío para la humanidad y la lucha contra estos retos requiere de un compromiso global, en el que la industria automotriz cumple un rol esencial. Por eso, los fabricantes y armadoras de vehículos se han enfocado en desarrollar soluciones para transformar sus procesos industriales y estrategias de negocios para seguir siendo competitivos.

En los diferentes países, las diversas empresas del sector automotriz están invirtiendo para garantizar un mundo sustentable, impulsado por la movilidad de cero emisiones, y apegándose a las normativas de cada uno de ellos.

“Se centralizó toda la estrategia y administración de asuntos de sostenibilidad en nuestra sede principal y desde allí se avocan a investigar y para entender las normativas de cómo debe ser el proceder y operar en cada nación donde hay fábricas o centros de desarrollo. Asimismo, hacemos el trabajo de contar con plantas certificadas para cumplir con las normativas ambientales que se exigen a nivel internacional en diferentes asuntos como el manejo de desechos, todo ese enfoque está en nuestro ADN”, analizó Vaca.

Sumado a ello, aseguró que, desde el trabajo en la industria automotriz, una de las más legisladas a nivel global para alcanzar un respeto por el medioambiente, siguen la normatividad y los reglamentos de cada nación, pero sus clientes, las principales marcas automotrices, les han dado reglas e indicaciones de cómo quieren que desarrollen sus productos, buscando ser más favorables con el medioambiente

“Por ejemplo, antes las pinturas eran solventes, ahora son base agua. El uso de PVC se ha reducido en gran medida y hemos iniciado a trabajar con más medios naturales, dejando los derivados del petróleo. Desde hace dos años se puso como objetivo para 2025 disminuir la huella de CO2 en todos los procesos de manufactura, otro paso relevante es que las plantas y oficinas nuevas se realizan bajo con normativas ambientales, estamos enfocados en una estrategia muy clara”, concluyó el director de programas de Faurecia.

 



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *







Carros Hyundai