Sábado, 13 de Abril del 2024
turismo



Universitario celebra hoy 50 años del Sub-Campeonato de la Copa Libertadores

Publicado el 24/05/22

Un 24 de Mayo de 1972 los cremas estuvieron cerca de tocar la gloria del torneo de clubes más importantes

Lima, 24 de Mayo del 2022.- La actuación de los equipos peruanos en la Copa Libertadores en la actualidad es para lamentarse, pero hubo una época donde los clubes nacionales fueron rivales de temer y estuvieron cerca de tocar la gloria como lo hizo Universitario un 24 de mayo de 1972 cuando quedó subcampeón tras perder la final ante Independiente de Avellaneda en Buenos Aires (Argentina).

En 1972, Universitario contaba con un plantel plagado de estrellas liderado por Héctor Chumpitaz, quien era el capitán. Junto a él, destacaba Percy Rojas, Cachito Ramirez y Humberto Ballesteros.

Todos dirigidos por el técnico uruguayo Roberto Scarone, quien conformó un plantel de primer nivel, con una excelente preparación, con velocidad, potencia, reacción, flexibilidad y con una motivación insuperable, tanto que a partir de este torneo se enarbola la famosa “garra crema”.

El equipo de nivel

En el arco se encontraba Horacio Ballesteros, un golero de primer nivel, con orden y gran dominio en su zona de trabajo, además con gran habilidad para habilitar con buenos servicios (pases) a sus compañeros de ataque.

Encargados de la defensa se encontraban Héctor Chumpitaz, Fernando Cuellar, Félix Salinas y Eleazar Soria, buenos defensas destacados por la marca, anticipación a las jugadas y sobre todo por el temperamento y esfuerzo en cada jugada.

En el mediocampo, el equipo tenía a Luis Cruzado, un volante mixto con capacidad para defender y atacar, su estilo de juego era diferente ya que como pocos sabía desplazarse por el terreno de juego de manera eficiente.

A su costado, se encontraba Hernán “cachorro” Castañeda, un complemento de Cruzado, tirado a las labores de ataque con un futbol punzante y agresivo.

En el ataque, Universitario de Deportes tenía a grandes exponentes del fútbol peruano, goleadores innatos como Oswaldo “cachito” Ramírez y Percy Rojas, los cuales fueron los goleadores del torneo con seis anotaciones cada uno, además de estos atacantes, estaba Juan Muñante, un jugador con una característica en particular: su velocidad.

La gran velocidad que ostentaban cada uno de los atacantes no es exageración, ya que tanto “cachito” Ramírez como Muñante, siendo futbolistas profesionales también eran velocistas por excelencia en la prueba de los cien metros planos.

La campaña

La “U” se instalaba en aquella edición de la Copa Libertadores como campeón peruano; Alianza Lima era subcampeón. Ambos equipos nacionales se enfrentaron a los chilenos: Union San Felipe y Universidad de Chile.

El primer partido de los “merengues” fue contra Alianza Lima, logrando una victoria por 2-1, los siguientes se disputaron en Santiago contra la Universidad de Chile siendo derrotado 1-0 y contra Unión San Felipe con el que empató 0-0.

Luego la “U” regresó al Perú para enfrentarse al Alianza Lima, obteniendo un empate por 2-2. En los dos últimos cotejos recibió en Lima a la Unión San Felipe y a la Universidad de Chile, donde consiguió dos victorias por 3-1 y 2-1 respectivamente, obteniendo 8 puntos, lo cual le permitió avanzar a la siguiente ronda como primero del grupo.

Rivales potentes

Los clasificados a la semifinal de la Copa fueron: Independiente de Argentina, Barcelona de Ecuador, Sao Paulo de Brasil, Peñarol de Uruguay, Universitario de Peru y el Nacional de Uruguay.

El sorteo determino que la “U” debía enfrentarse en las semifinales a Peñarol y Nacional de Uruguay, que venía de ganar, en 1971, la Copa Libertadores y la Copa Intercontinental ante el Panathinaikos de Grecia.

En el primer encuentro, la “U” cayó 3-2 con Peñarol en Lima, pero luego se recuperó venciendo al Nacional por marcador de 3-0.

Los “cremas” viajaron a Uruguay, donde obtuvo dos empates: 3-3 contra Nacional y 1-1 contra Peñarol.

La “U” había acumulado 4 puntos y solo quedaba un encuentro por disputar entre Peñarol y Nacional, que tenían 4 y 2 puntos respectivamente. Los tres equipos tenían oportunidad de pasar a la final.

En el ultimo partido se enfrentarían ambos equipos uruguayos. Un empate le bastaba a Peñarol para clasificar. Nacional debía golear por 5-0.

A la “U” solo le quedaba esperar. En el vestuario del Estadio Nacional, los jugadores de Universitario se concentraban para jugar frente a Sporting Cristal por el torneo Metropolitano.

En ese vestuario había una radio. Nadie de la “U” pensaba en el partido ante Cristal. Solo iban escuchando, uno a uno los goles del Nacional. Este equipo gano 3-0 y permitió la clasificación de Universitario. Era la primera vez en la historia que un club peruano llegaba a una final

Cuando la “U” salió a la cancha para jugar por Cristal fue saludado por haber logrado su pase a la final de la Copa. Incluso Percy Vilchez recibió un ramo de flores. Fue tal la desconcentración de los cremas que la “U” perdió 2-1 ante los “celestes”.

Los jugadores solo pensaban en la final que debían jugar ante Independiente de Avellaneda.

La finalísima

La primera final se jugó en Lima el 17 de mayo. Scarone mantuvo el 4-3-3. Hizo jugar a Ballesteros, Soria, Cuellar, Chumpitaz, Luna; Techera, Carbonell, Castañeda, Bailetti, Rojas y Ramirez.

Como se aprecia, los jugadores de la selección que se encontraban en gira volvieron al equipo estudiantil: Chumpitaz, Bailetti y Rojas. Vilchez estaba imposibilitado de jugar por estar suspendido.

En ese primer partido entre Universitario e Independiente de Avellaneda llegaron al Estadio Nacional un total de 45, 473 espectadores, quienes fueron testigos del empate a cero goles.

El choque de vuelta se jugo el 24 de mayo en el Estadio La Doble Visera de Avellaneda (hoy Estadio Libertadores de América-Ricardo Enrique Bochini)

En ese ultimo partido la “U” formó con Humberto Ballesteros, Eleazar Soria, Fernando Cuellar, Héctor Chumpitaz, Julio César Luna, Rubén Techera, Luis Cruzado, Hernán Castañeda, Juan José Muñante, Percy Rojas y Oswaldo Ramirez.

Eduardo Maglioni anotó dos goles para los locales y Percy Rojas descontó cuando faltaban once minutos para que concluya el encuentro. Independiente ganó y obtuvó el titulo.

Algunos argentinos dieron la vuelta olimpica con la camiseta de la “U” puesta, que acababan de intercambiar por la suya.

En esa final, los cremas se enfrentaron a un gran equipo que no solo gano la Libertadores de 1972 sino tambien la del 73, 74 y 75.

Lo que la “U” mostró en la decimotercera edición del torneo de clubes más importante de América del Sur fue garra, habilidad y entereza para superar situaciones difíciles.

Al final no Universitario pudo dar la vuelta olímpica, pero este episodio quedó grabado entre los momentos más sublimes e históricos del fútbol peruano.

 



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *