Viernes, 19 de Abril del 2024
turismo



Misa del Papa Francisco: Vigilia Pascual del Sábado Santo en el Vaticano

Publicado el 16/04/22
Ciudad del Vaticano, 16 de Abril del 2022.-Tras dos años marcados por la pandemia del coronavirus, la Semana Santa ha recuperado la normalidad y podemos volver a disfrutar de todas las celebraciones religiosas sin casi restricciones. A pesar de ello, siempre existe la opción de seguir las diferentes misas desde casa para aquellos que no puedan asistir en persona.Todas las misas anunciadas por el Papa Francisco y, entre ellas, la Vigilia Pascual del sábado 16 de abril a las 19:30 horas, podrá seguirse en directo desde la página oficial de la Santa Sede, desde el canal de YouTube Vatican News-Español.

Liturgia bautismal y eucarística

Finalizada la homilía, tiene lugar la liturgia bautismal en la que se da el bautismo a los nuevos fieles de ese año o personas que no se hayan bautizado con anterioridad. De manera previa, se bendice el agua de la pila bautismal y se cantan las Letanías de los Santos. Además, los fieles allí presentes renuevan sus promesas bautismales.

Para acabar la vigilia pascual, se continúa con la liturgia eucarística de la manera acostumbrada. En ella se lee la Plegaria Eucarística o Canon Romano. En este momento tiene lugar la comunión con cantos jubilosos.

Al final se canta la Regina Coeli (Reina del Cielo) en honor a la Virgen María por la resurrección de su hijo.

Liturgia bautismal y eucarística

Finalizada la homilía, tiene lugar la liturgia bautismal en la que se da el bautismo a los nuevos fieles de ese año o personas que no se hayan bautizado con anterioridad. De manera previa, se bendice el agua de la pila bautismal y se cantan las Letanías de los Santos. Además, los fieles allí presentes renuevan sus promesas bautismales.

Para acabar la vigilia pascual, se continúa con la liturgia eucarística de la manera acostumbrada. En ella se lee la Plegaria Eucarística o Canon Romano. En este momento tiene lugar la comunión con cantos jubilosos.

Al final se canta la Regina Coeli (Reina del Cielo) en honor a la Virgen María por la resurrección de su hijo.

Liturgia de la palabra

Comenzada la misa, los seminaristas leen siete relatos del Antiguo Testamento que se intercalan con sus salmos correspondientes o cánticos.

En ocasiones, se puede reducir al tres el número de lecturas, siendo estas la 1ª, 3ª y 7ª con sus respectivos salmos. A continuación, se entona el Gloria con el repique de las campanas del templo mientras los monaguillos encienden las velas con la luz del Cirio Pascual.

Acto seguido se encienden las luces del tempo y el Papa se dispone a leer el Evangelio correspondiente, que en este caso es la Resurrección del señor: según San Mateo en ciclo A, según San Marcos en ciclo B, y según San Lucas en ciclo C.

La luz y la oscuridad como centro de la ceremonia

La vigilia pascual comienza con el templo a oscuras hasta que se enciende el cirio pascual, una enorme vela que representa a Cristo Resucitado. Acto seguido, el Papa y los sacerdotes y los diáconos entran en la Iglesia cantando “Luz de Cristo” a la vez que los asistentes encienden las velas para iluminar el interior.

Una vez llegado al altar mayor, se coloca el cirio y se encienden algunas luces, quedando el templo a media luz. En este momento el Papa inciensa tres veces y comienza la liturgia.

La importancia del color blanco

El Vaticano se inunda de color blanco en la decoraciones y vestimentas de los sacerdotes que acompañan al Papa en la ceremonia. El uso de este color es una forma de mostrar la alegría por la resurrección de Cristo en los últimos días de la Semana Santa.

Esta celebración tiene lugar en el centro del año litúrgico, por lo que el encargado de oficiar la misa, en este caso el Papa Francisco, vestirá una túnica dorada debido a la gran solemnidad de la ceremonia.

Qué es la vigilia pascual

La celebración de la vigilia pascual es una de las más importantes de la semana Santa. En ella se conmemora la resurrección de Jesús en una misa que tiene lugar en la noche del Sábado Santo a la madrugada del Domingo de Resurrección.

Realmente, esta celebración pertenece al Domingo de Pascua, ya que el Sábado Santo se rinde culto a Nuestra Señora de la Soledad.

El Papa Francisco es el encargado de oficiar la ceremonia en la que la luz y el agua son los elementos protagonistas.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *