Lunes, 10 de Mayo del 2021
turismo


Recuperación de la historia social del desarrollo de la civilización más antigua de América.

Publicado el 01/05/21

CONMEMORAN DIECISÉIS AÑOS DE INVESTIGACIONES EN ÁSPERO, ERA DE PANDO, PIEDRA PARADA Y EL MOLINO

Recuperación de la historia social del desarrollo de la civilización más antigua de América.

La directora de la Zona Arqueológica Caral (ZAC), Unidad Ejecutora 003 del Ministerio de Cultura, Ruth Shady Solís, y el equipo multidisciplinario de esta institución presentaron en conferencia los resultados del trabajo de investigación y conservación en cuatro centros urbanos de la Civilización Caral (3000 – 1800 a.C.), ubicados entre el litoral y la sección baja del valle de Supe, provincia de Barranca: Áspero, ciudad pesquera; Piedra Parada, Era de Pando y El Molino.

En la actividad, organizada para conmemorar el décimo sexto aniversario de Áspero, se detalló el trabajo multidisciplinario que se ha realizado en estos sitios arqueológicos desde el 2005, para la recuperación de la historia social desde su formación, los conocimientos que produjeron en ciencia y tecnología, su organización social y política, su relación con otros centros urbanos, entre otros aspectos que permite conocer cómo habría sido la sociedad andina hace cinco mil años.

Asimismo, la doctora Shady Solís sostuvo que aún se continúa con la transmisión de la información obtenida a la población en general; y, en especial, a los habitantes que viven alrededor de los sitios arqueológicos para que se identifiquen con su patrimonio cultural, mejoren su autoestima, se sientan orgullos de formar parte de una historia milenaria, y contribuyan en la protección y defensa de los centros urbanos de Caral.

Del mismo modo, indicó que se han creado talleres de artesanía y de música para el beneficio de los pobladores del valle de Supe y del litoral. También, gracias al programa Caral en la Escuela de la ZAC, los niños y jóvenes de los diversos colegios de la provincia de Barranca, han recibido clases especiales sobre la civilización Caral y visitaron los sitios arqueológicos, donde realizaron actividades para conocer más de cerca el trabajo arqueológico.

Cabe resaltar que estos trabajos contribuyen a la protección y defensa de los sitios arqueológicos, no solo de los investigados por la Zona Arqueológica Caral; sino, también, de otros 100 existentes en el valle de Supe, que abarcan todos los períodos de nuestra historia.

Investigación en centros urbanos

La doctora Ruth Shady sostuvo que la Zona Arqueológica Caral, desde el 1994, ha estado realizando los trabajos de investigación en doce antiguos centros urbanos de la Civilización Caral, ubicados entre el valle de Supe y de Huaura, para conocer su historia desde sus inicios, y cómo fue desarrollándose a través del tiempo, su organización social, económica, política, entre otros aspectos.

“Y entre estos centros urbanos buscamos comparar los asentamientos para una mejor comprensión de la historia de la civilización. En este caso presentamos los sitios Áspero, en el litoral, y El Molino, Piedra Parada y Era de Pando, en la sección baja del valle de Supe”, señaló.

Áspero

El centro urbano Áspero, está ubicado en el actual distrito de Supe Puerto, provincia de Barranca, a cuatro horas de Lima. Tiene una extensión de 18.80 hectáreas y se han identificado 22 conjuntos arquitectónicos, de los que se infieren la diferenciación social y las actividades especializadas de sus habitantes.

El arqueólogo David Palomino, jefe de campo de Áspero, indicó que en un principio sus habitantes habrían sido itinerantes, y con el tiempo formaron aldeas de pescadores y marisqueros. Construyeron sus edificios piramidales después que en la Ciudad Sagrada de Caral y otros asentamientos del valle.

La población se centró en la actividad pesquera. Obtuvieron peces y moluscos para realizar intercambios de productos con otros de centros urbanos de Supe. Desarrollaron tecnologías como redes de pesca elaboradas de fibra de algodón o cabuya, anzuelos, flotadores de mate, pesas líticas, entre otros objetos. En este asentamiento se hallaron objetos como el denominado “ojo de Dios”, que evidencian la interacción e intercambio que hubo entre los pueblos del litoral, la sierra y la Amazonía, en condiciones de paz para beneficio compartido.

En este asentamiento se encontró hace cinco años, el entierro de una mujer “la dama de los cuatro tupus” que, según los objetos que portaba, habría formado parte de la élite de la sociedad de Áspero. Demostrando que en la civilización Caral, hubo una complementariedad de género, pues tanto varones como mujeres podían ocupar altos cargos.

El Molino

Este asentamiento se ubica en la margen derecha de la sección baja del valle de Supe, a 500 metros del río, en una zona rodeada de campos de cultivo, con una extensión de 7.88 hectáreas. El Molino presenta edificios monumentales, similares a otros centros de Caral, en cuya cima se han identificado algunos recintos con esquinas curvas y con fogones asociados a ductos de ventilación. En las construcciones emplearon cantos rodados, unidos con mortero de arcilla.

El hallazgo más relevante en este centro urbano es el diseño de una maqueta elaborada a detalle, en la que se visualiza edificios piramidales, plazas, residencias, entre otros aspectos que evidencian que los antiguos habitantes de El Molino y de la civilización Caral, llevaron a cabo un plan de ordenamiento territorial.

El arqueólogo Miguel Valqui, jefe de campo de El Molino, señaló que la cima de los edificios públicos fueron afectados por construcciones modernas, por lo que el trabajo que viene realizando la Zona Arqueológica Caral se centra en la recuperación de la historia de este sitio, con personal de excavación y conservación.

Adicionalmente, se ha elaborado un plan de trabajo con la sociedad actual, a quienes se ha informado y capacitado sobre la importancia del sitio arqueológico y se hicieron labores en conjunto para mejorar el ornato de la comunidad. También se realizan actividades culturales con la Institución Educativa Inicial N° 20536.

Era de Pando

Este centro urbano tiene una extensión de 58 ha, y presenta edificios públicos mayores, menores, unidades residenciales; además de una plaza central y plazas menores, altares de fuego y espacios abiertos donde donde se concretaban las relaciones de intercambio y comercio entre las diferentes poblaciones del valle de Supe.

Destaca el Edificio Público Piramidal Mayor del asentamiento que presenta una plaza circular hundida, inscrita por muros perimetrales en una forma cuadrangular. En el centro se observa una escalera central que conduce a una antesala, salón ceremonial, y salones secundarios, donde se dieron diferentes actividades por parte de la autoridad.

El jefe de campo de Era de Pando, arqueólogo José Tumbalobos, detalló que se ha realizado una excelente relación con las poblaciones aledañas al centro urbano, como; por ejemplo, con el centro poblado de Limán, donde se ha dictado charlas sobre la importancia del patrimonio, su preservación e identidad, con el objetivo que se identifiquen y conozcan su patrimonio. Este centro poblado será uno de los primeros beneficiados cuando el sitio se aperture al turismo.

Asimismo, con la Institución Educativa N° 20859, se ha realizado talleres de conservación, dibujo y pintura, talleres de modelado de arcilla no cocida, replicando figurinas encontradas en Era de Pando y otros centro urbanos de la civilización Caral, para que los niños y jóvenes conozcan de cerca en qué consiste el trabajo arqueológico.

Piedra Parada

Finalmente, el arqueólogo Eduardo Postigo, jefe de campo de Piedra Parada, sostuvo que este centro urbano, ubicado en la margen izquierda del río Supe, tiene una extensión de 37.5 ha. y se caracteriza, especialmente, por el uso extensivo del canto rodado en sus edificaciones. Destaca el edificio público mayor “A1”, que posee una plaza circular hundida, similar a la de otros asentamientos de Caral, y edificios residenciales.

La Zona Arqueológica Caral ha desarrollado reuniones de sensibilización con los habitantes del Centro Poblado El Porvenir, para lograr la identificación con su patrimonio cultural, se sientan orgullosos de su herencia, y defiendan y protejan el sitio arqueológico.

Del mismo modo, se organizaron clases especiales sobre Caral, concursos y visitas guiadas con alumnos del colegio Víctor Pineda Tagle, para formar valores y mejorar su autoestima.

DATO

En la actividad participaron los subdirectores de la Zona Arqueológica Caral (ZAC): Lic. Marco Machacuay, subdirector de investigación y conservación de sitios arqueológicos; Lic. Pedro Novoa, subdirector de investigación y conservación de materiales arqueológicos; Lic. Edna Quispe, subdirectora de Proyección del Patrimonio Cultural; y el subdirector de Relaciones Comunitarias, Magister Carlos Leyva, quienes presentaron los avances de sus labores en las diferentes áreas.

Asimismo, se tuvieron los saludos de las autoridades: Ministros de Cultura, Alejandro Neyra; alcalde provincial de Barranca, Ricardo Zender; y el director de la UGEL 16 de Barranca, Lic. Alaín Solís.

En el evento se compartió un video sobre el exitoso trabajo que ha estado realizando la ZAC, en los centros urbanos, Áspero, El Molino, Era de Pando y Piedra Parada, y el trabajo con la sociedad del entorno. Te invitamos ver el evento completo aquí: https://bit.ly/3vlvgN8



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *






Carros Hyundai